Jueves, 13 de Agosto 2020
La Guardia Nacional, la nueva apuesta del Gobierno federal para reducir los indicadores de inseguridad, ya resguarda el Centro de Guadalajara. EL INFORMADOR / F. Atilano
Jalisco

Federación recorta gasto a policías municipales 

El monto de este año es el mínimo que se ha asignado a las labores de seguridad en el país en la última década

El Informador

Con poco más de 239 mil millones de pesos, el gasto público destinado a labores de Seguridad para 2019 es el más bajo que se ha visto desde 2008, señala el documento “Gasto Público en Seguridad: Una mirada a la Ruta de los Recursos”, realizado por el Observatorio Nacional Ciudadano (ONC).  

Los fondos que México tiene asignados para seguridad en todos sus aspectos son 14.3% inferiores a los de 2018. Belem Barrera González, investigadora de Causa en Común, señaló que sólo los apoyos de Fortaseg, que los municipios reciben de la Federación para fortalecerse y mejorar sus labores de seguridad, se redujeron 22% en términos reales para este año.  

"En los últimos años, quienes han sido los grandes receptores de los recursos en materia de seguridad son, precisamente, las Fuerzas Armadas. Si volteamos a ver, a partir del sexenio de Enrique Peña Nieto las fuerzas armadas han recibido más y más recursos" Francisco Rivas, director general del Observatorio Nacional Ciudadano. 

“¿Eso qué nos dice? Que se está descuidando mucho la seguridad dentro de los municipios”, y explicó que estos recursos son utilizados por las corporaciones para adquirir equipo, capacitar a sus elementos y mejorar su infraestructura.  

Aunque hay más de dos mil municipios en el país, regularmente sólo 300 recibían el apoyo. Y para este año serán apenas 255 localidades las que se repartirán tres mil 930 millones de pesos.

Francisco Rivas, director general del ONC, explicó que este recorte histórico es un síntoma de que se están tomando decisiones “sin sustento” en el Gobierno federal.

“La mayor parte de los recortes realmente no tiene una razón de ser. No obedecen a las necesidades del país, sino a una lógica de ahorro que, por un lado, no está dirigida a mejorar las condiciones de infraestructura o a mejorar los recursos, sino más bien a transferirlos a los programas sociales que el Presidente ha impulsado”, mencionó.

El gasto en seguridad para 2019 equivale a 0.97% del Producto Interno Bruto (PIB) del país; éste siempre había estado arriba de 1% desde 2009. La cifra, además, se encuentra por debajo de otros países latinoamericanos, que en promedio destinan 1.5% de su PIB a este tema.  

Esta baja histórica en el gasto público se registra en un año que, según las estadísticas, se perfila para ser el más violento desde 1997.

En los primeros seis meses del año se registraron 17 mil 138 víctimas de homicidio doloso a nivel nacional. Esa es la cantidad más alta en el mismo periodo que se ha registrado, según los datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP). 

LEER TAMBIÉN: Durazo toma protesta a mandos de la Guardia Nacional

La capacitación para el personal de la Guardia Nacional dura siete semanas. EL INFORMADOR / F. Atilano

Gobierno apuesta por combate; olvida la prevención del delito

La estrategia de seguridad nacional ha enfocado sus esfuerzos y presupuesto en constituir un cuerpo policiaco de alto nivel, con la capacidad para hacer frente a la delincuencia organizada, pero a lo largo de los años se ha olvidado de lograr avances en la prevención de los delitos y en la procuración de justicia. La creación de la Guardia Nacional, del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, continúa esta tendencia.

Esa es una de las conclusiones del documento “Gasto Público en Seguridad: Una mirada a la Ruta de los Recursos”, realizado por el Observatorio Nacional Ciudadano (ONC)”.

La investigación señala que, con 33 mil millones de pesos aprobados para este año, los programas enfocados a la prevención del delito, que incluyen servicios de protección y custodia de personas en riesgo o la realización de investigaciones a partir de denuncias ciudadanas, tuvieron una disminución de 27 por ciento.  

Por otra parte, los montos aprobados para investigar y perseguir delitos ya cometidos (16 mil millones de pesos), para la reclusión y readaptación de delincuentes (86 mil millones) y la defensa de los derechos humanos (mil millones) sufrieron, cada uno, una reducción de 13 por ciento.  

“Está volviendo la visión reactiva, militar y alejada de la ciudadanía de administraciones anteriores”, indicó Belem Barrera González, investigadora de Causa en Común.

Desde que se encontraba en campaña, Andrés Manuel López Obrador puso al combate a la corrupción como uno de los ejes principales en los que sustentaría su Gobierno. Sin embargo, esto no se ha reflejado en el presupuesto que dedica a este tema.

En su primer año al frente del Ejecutivo federal, López Obrador ha destinado poco más de cuatro mil millones de pesos específicamente a combatir la corrupción. Esta cifra es la mitad de lo que el Gobierno Felipe Calderón aprobó, con el mismo propósito, hace una década.

El ex presidente Enrique Peña Nieto, por su parte, dedicó seis mil millones de pesos al combate a la corrupción en 2013.

Pese a acciones, muertes sin freno

  • Fallo: La estrategia nacional de seguridad no ha logrado disminuir la incidencia delictiva. A pesar de que se prometieron cambios, las acciones de Andrés Manuel López Obrador siguen la misma línea que sus predecesores, aunque con un recorte generalizado de presupuesto.
  • Impunidad: En el sistema de justicia mexicano, sólo dos estados tienen grados de impunidad media o baja: Campeche y Ciudad de México. En el resto del país la impunidad es alta, según las mediciones del Observatorio Nacional Ciudadano (ONC).
  • Armas: La mayor parte del presupuesto para seguridad está destinado a cuerpos armados como la Marina o el Ejército. En 2019, 84 mil millones de pesos se aprobaron para usarse en el fortalecimiento de las Fuerzas Armadas. 

Monto histórico en armas durante 2018 

A inicios de julio, este medio reveló que, en 2018, México desembolsó más de 126 mil millones de pesos en gastos militares, según datos del Instituto de Estudios para la Paz de Estocolmo. Fue el gasto más alto detectado en armas desde que comenzó sus registros, en 1949. Y a pesar de este gasto histórico, 2018 fue el año más violento que vivió el país hasta ahora, al registrar 34 mil 202 homicidios dolosos. 

LEER TAMBIÉN: Sin Tlaquepaque, alcaldes acuerdan creación de la Policía Metropolitana

Presupuestalmente, las Fuerzas Armadas han recibido un gran apoyo del Gobierno federal en los últimos años. EFE

La Guardia Nacional es otro reinicio

Francisco Rivas, director general del Observatorio Nacional Ciudadano (ONC), señaló que la Guardia Nacional (GN) no es tan diferente, en la práctica, a la Policía Federal que se creó durante el sexenio de Felipe Calderón. Sin embargo, el entrenamiento sí será complicado.

“Una de las cosas que nos preocupa es que, si toma tiempo enseñar a una persona a hacer algo, es más difícil re-enseñar a alguien. Es decir: le tengo que cambiar el ‘chip’ para que las cosas que hacía de una determinada manera, ahora las haga diferente”.  

Agregó que tiene dudas de que la Guardia esté capacitada para llevar a cabo sus labores de la forma en la que López Obrador sostiene que lo hará, pues la “reprogramación” de los elementos por lo general lleva el doble de tiempo que la capacitación de nuevo personal.

Si la Policía Federal solía ser capacitada en 14 meses, estimó que se requerirían al menos 28 meses para hacer lo propio con la Guardia. En cambio, los elementos del nuevo cuerpo de seguridad recibieron una capacitación de sólo siete semanas.

En los pre-criterios de política económica para 2020, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) plantea un presupuesto de 15 mil millones de pesos para la Guardia Nacional ese año. La cifra es inferior a lo que se destinaba en años anteriores a la Policía Federal. Los recursos del actual Gobierno aún favorecen que el Ejército y la Marina realicen labores de seguridad pública, pues entre ambos reciben más de 60 mil millones de pesos.  

Rivas acotó que esto revela una repetición de la misma estrategia de seguridad que se impulsaba desde Calderón, al poner énfasis en la el fortalecimiento de las Fuerzas Armadas para el combate al crimen y dejar de lado su prevención y la procuración de justicia. 

LEER TAMBIÉN: Con homenaje, la Fiscalía del Estado despide a Gonzalo Huitrón