Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 25 de Abril 2018
Ana Luelmo, Erika Rivera y Dania Guzmán, contaron el proceso que llevaron para construir el espacio de FIL Niños 2017. EL INFORMADOR/ D. JIMÉNEZ
Cultura

FIL Niños, un espacio lleno de misterios

Las encargadas de construir este espacio nos contaron cómo fue el proceso para llevar a la vida su tema "Bajo Sospecha"

Dora María Jiménez Ramírez

Cada año FIL Niños nos sorprende con un nuevo tema con que se adornan los tres mil 800 metros cuadrados destinados para este espacio dentro de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. Este año, con “Bajo sospecha” los niños podrán develar misterios, seguir pistas y utilizar la ciencia para resolver sus preguntas.

Ana Luelmo, coordinadora de FIL Niños; Erika Rivera, asistente de diseño; y Dania Guzmán, coordinadora de diseño y edición de la Feria, contaron en entrevista cómo fue que desarrollaron el tema de este año y cómo, con esfuerzos coordinados, se logró construir un espacio de aprendizaje y diversión para pequeños y grandes.

EL INFORMADOR/ D. JIMÉNEZ

Nos decidimos por la figura del detective en la literatura; hacer como una especie de festival noir, de novela policíaca, pero para niños

Sobre cómo se eligió el tema de este año, Ana Luelmo explicó que cada año utilizan diferentes herramientas para conocer los intereses de los niños, entre ellas la aplicación de encuestas para conocer sus intereses. Fue así como llegaron al interés de los niños por el misterio. “El misterio es tan amplio que teníamos que acotarlo(...) y nos decidimos por la figura del detective en la literatura; hacer como una especie de festival noir, de novela policíaca, pero para niños. Luego nos dimos cuenta que hay mucha bibliografía y  muchas adaptaciones de clásicos de Agatha Christie o de Sherlock Holmes”, comentó Luelmo.

Luelmo comentó que durante la búsqueda de material descubrieron interesantes personajes no muy conocidos en nuestro país, como es el caso de Max Carrados un detective invidente cuya figura sirvió este año para dar forma a uno de los talleres que ofrece FIL Niños. Además, de acuerdo con ella cada año buscan la oportunidad de crear talleres incluyentes y diferentes experiencias para los niños que visitan la Feria.

“Los talleres se van construyendo también a partir de los talleristas, cada uno tiene una disciplina que domina. Por ejemplo, de la Universidad de Criminología tenemos tres forenses dando un taller para niños. Nos interesaba la parte científica de las historias, a partir de crímenes o historias de Sherlock Holmes (...) les enseñan cómo detectar huellas y qué hacer con ellas, por ejemplo, o cómo distinguir manchas hemáticas. Obviamente ellos son expertos y tenemos la total de que esos experimentos y esos espacios están cuidados”, dijo Ana Luelmo.

Por qué no tomar un tema que originalmente tenemos en tonos oscuros y darle un giro de colores

Sobre la construcción del espacio, Erika Rivera comentó que desde que conoce el concepto comienza a pensar en un estilo gráfico “ lo más sencillo era irnos por un estilo noir (...) y le dije que por qué no tomar un tema que originalmente tenemos en tonos oscuros y darle un giro de colores”. También comentó que de todo el trabajo que conlleva crear este espacio, una de las mejores cosas es crear el concepto a partir de las bases bibliográficas y crear las ilustraciones.

Para poder realizar este increíble trabajo, Erika cuenta cada año con el apoyo de 35 alumnos de varias licenciaturas del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño. Erika dijo que para el momento en que ellos llegan, ella ya tiene listo el cartel oficial de FIL Niños, así como el concepto y las ideas para los personajes, para poder darles bases sobre las que trabajar.

“Este año un gran cambio que hubo fue la puerta, lo que quisimos hacer es un espacio que fuera más sobrio por fuera y tuviera sólo el logo en color, que no rompiera con el paradigma del pabellón de FIL y una vez que ingresas, entras a un umbral en el que van a pasar muchas cosas”, comentó Erika Rivera.

EL INFORMADOR/ D. JIMÉNEZ

Ella también trata que el nuevo logo de FIL Niños, que tiene apenas un año y ella misma diseñó, esté presente lo más posible para construir su propia identidad y que la gente pueda identificarlo con FIL Niños y lo que pasa ahí, diferenciando el espacio de lo que pasa “del otro lado de la puerta”.

Para Erika lo que este logo puede representar en años siguientes es darle un lugar a este espacio en el corazón de la gente, consolidarlo y, como ella apuntó, poder “estar ahí para la gente” como FIL Niños.

El espacio también funciona como promotor de la lectura para quienes trabajan con ellos

Por otro lado, Dania Guzmán, coordinadora del diseño de la Feria, comentó que una de las dificultades que enfrentan al construir los espacios es que las ilustraciones se vean unificados aunque sean más de 30 personas las que están involucradas en su creación. Por ello, los estudiantes que llegan a trabajar con ellos reciben diversos talleres enfocados en poder lograrlo.

Además comentó que para ella es importante que el espacio funcione como promotor de la lectura para quienes trabajan con ellos. “Muchos de los estudiantes que llegan piensan que está ‘padre’ ilustrar, pero muchos no leen y nosotros les pedimos que lean los libros con los que van a trabajar (...) al final del semestre ellos ya leyeron todos los libros y salen muy motivados, es también como una labor de fomento a la lectura que Ana también siempre lo dice, no es sólo con los niños”.

También dijo que cada año intentan acercarse a un estilo de ilustración diferente para usar en el espacio, y que cada año intentan innovar y logran mejorar aunque el espacio no crezca. Además remarcó que una de sus mayores tareas es combatir el gris que domina el techo del recinto “este año hay muchos elementos que le dan luz a esa parte”, señaló Dania.

Este año uno de los espacios favoritos de Dania es el maletín de investigador que se encuentra en la entrada del espacio “hay un maletín gigante (...) y es muy impresionante porque mide como cuatro metros, y pues entras y es lo que te da la bienvenida”.

EL INFORMADOR/ D. JIMENEZ

Esta edición de FIL Niños tiene mucho que experimentar y ver, con sus talleres permanentes y las más de 30 sesiones de talleres espontáneos que tendrán lugar a lo largo de estos días. Este espacio además representa una oportunidad única para los tapatíos ya que muchas de las presentaciones que tendrán lugar en el espacio de FIL Niños no se encuentran normalmente en la ciudad, como es el caso del teatro negro, las obras de clown y adaptaciones escénicas de gran calidad, hechas especialmente para niños basadas en obras literarias.

Ana Luelmo dijo que uno de los mejores consejos que podría dar a quienes asisten a la Feria es consultar el programa y buscar el evento al que se quiere acudir en el Foro, para después pasar a los talleres permanentes que inician cada hora y así tener tiempo de darle una probadita a todo lo que ofrece este espacio.

 

 

DJ