Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 10 de Diciembre 2018
Entretenimiento | El proceso que cambió la historia, dándole un nuevo giro, fue el nacimiento de Jesús

Se trata de mirar al cielo

En el momento de la ascensión, Jesús dice a sus discípulos: “Yo estaré con ustedes todos los días hasta el fin del mundo…”

Por: EL INFORMADOR

LAS COSAS QUE NOS RODEAN

El proceso que cambió la historia, dándole un nuevo giro, fue el nacimiento de Jesús; pero cuando verdaderamente adquirió fuerza y se hizo universal, fue después de su muerte y resurrección.
Entonces se desencadenó un dinamismo sorprendente, que ha dado miles de veces la vuelta al mundo y sigue presente y actual hasta nuestros días.
En el momento de la ascensión, Jesús dice a sus discípulos: “Yo estaré con ustedes todos los días hasta el fin del mundo…”, y no obstante, se elevó a los cielos y desapareció entre nubes, para ir a ocupar su lugar a la derecha del Padre Dios, donde nos espera siempre para cumplir la promesa eterna de vida eterna que nos dejó, para que en ella pudiéramos apoyar nuestra esperanza.
Por eso cada día podemos contemplar el firmamento azul, y cuando vemos que cruzan las nubes, podemos recordar que a pesar de todo sigue presente y viva para todos y cada uno la Palabra de Cristo Jesús: “No teman, yo estaré con ustedes”.
No obstante, lo verdaderamente importante es que también nosotros queramos estar con Él, que escuchemos sus palabras, sigamos sus enseñanzas y cumplamos cada día su voluntad.
Se trata de mirar al cielo, de avivar la esperanza y tener la certeza de que no todo acaba con esta vida terrena, sino que desde hoy, vamos construyendo nuestra felicidad futura.

LA ORACION DE LAS NUBES

Aunque no siempre soy nube blanca,
aunque a veces amenazo tormentas,
aunque frecuentemente oculto el sol,
aquí estoy, Señor, para darte gracias
y para recordar a los que pasan por la vida,
que hay algo superior y trascendente;
y no precisamente en el firmamento azul,
sino que en el corazón de cada ser humano
se da la verdad de lo que llaman cielo…

Estar contigo para siempre, Padre,
gozando de tu luz y tu gracia,
de tu amor y tu presencia,
eso es lo que a todos debiera
llenar para siempre de alegría,
y eso es lo que quiero recordar
con mi ser de nube
y que más bien pudieran darme
el nombre de “esperanza”.

Ir caminando por la vida y preparando nuestro final feliz, incluye, sin duda, dar razón de lo que creemos y de lo que esperamos, y hablar a todos de que Jesús vive, que va con nosotros, sufre con nosotros, se alegra con nosotros y nos lleva de la mano a vivir en el presente lo que promete para el futuro, donde todos compartiremos su gloria y su resurrección.

María Belén Sánchez

Temas

Lee También

Comentarios