Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 16 de Noviembre 2018
Entretenimiento | Entre las obras que se incluyen en la obra están Doscientas ballenas azules

Margo Glantz hace más de 20 años

Da un vistazo la pasado de las novelas que publicó en la década de los 80

Por: EL INFORMADOR

GUADALAJARA, JALISCO.- Margo Glantz se echó un clavado en las novelas que publicó en la década de los 80 e hizo una selección para el nuevo ejemplar editado por el Fondo de Cultura Económica Obra reunida II.

Si bien no se trata de un libro de bolsillo, sí es un ejemplar digno de tener en la biblioteca personal, pero ante todo en el escritorio o el buró de lectura, pues significa trasladarse a través del tiempo para conocer otra cara de Glantz, especialmente en el caso de aquellos lectores que recientemente han tenido la fortuna de encontrarse con la autora y su obra.

"Es una edición de obra que son inéditas prácticamente, porque llevan muchos años de haberse agotado y que se reúnen en un nuevo volumen, lo cual les da otra dimensión, otro sentido. Es una edición de obras fundamentalmente de la década de los 80", explica la autora, aunque añade que en el libro se ha incluido también una novela de los 90.

Entre las obras que se incluyen en la obra están Doscientas ballenas azules, lo que Margo Glantz califica como una especie de prólogo a Síndrome de naufragios, "una especie de autobiografía, pero a partir de lecturas, en donde el naufragio y las ballenas son los personajes principales. En Doscientas ballenas azules, son las ballenas como un elemento fundamental de la historia, de la zoología, de la historia del mundo y de la literatura, porque uno de los libros más impactantes que se han escrito es Moby-Dick, de Melville. Son una especie de homenaje a Moby-Dick y es un trabajo bastante extenso sobre el tema de la ballena".

A estas novelas se suman obras como Las genealogías, El día de tu boda (entre la narrativa y el ensayo), De la amorosa inclinación a enredarse en cabellos y Apariciones, entre otros.

Glantz explica que "hay veces que me cuesta trabajo leerme, es un poco difícil porque una ha escrito ciertas cosas y cuando se dejan atrás ya no tienes ganas de volverlas a ver. Pero lo que me doy cuenta es que hay una intensidad y una obsesión que se ha ido dirimiendo de manera muy diversa; ahora estoy en otros caminos, pero hay ciertas formas de escritura que sigo cultivando y que ahí están presentes totalmente en esa textualidad".

El segundo tomo de Obras reunidas puede adquirirse en el stand del Fondo de Cultura Guadalajara.

INFORMADOR REDACCIÓN / AIMEÉ MUÑIZ

Temas

Lee También

Comentarios