Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 14 de Diciembre 2018

Entretenimiento

Entretenimiento | Algunos malpensados ya sostienen en la red que puede que esta publicidad extra finalmente no le siente tan mal a ambas.

Las protagonistas de Sexo en Nueva York se desbocan

Kristin Davis y Sarah Jessica Parker demostraron en las últimas horas que poco o nada tienen que ver con sus personajes de Sexo en Nueva York.

Por: EL INFORMADOR

LOS ÁNGELES.- Ni Charlotte es tan mojigata ni Carrie tan segura de sí misma. Al menos en la vida real, ya que Kristin Davis y Sarah Jessica Parker demostraron en las últimas horas que poco o nada tienen que ver con sus personajes de "Sexo en Nueva York".
La realidad siempre supera a la ficción. En la tarde del martes, el portal TMZ.com, especializado en información de famosos, soltó la bomba al hacerse eco de unos rumores en internet en los que se aseguraba la existencia de un vídeo pornográfico de la actriz Kristin Davis.
Aunque nadie ha dado aún con ese supuesto material, la publicación sí dijo que existen alrededor de 20 fotografías comprometedoras de la intérprete en situaciones íntimas, tomadas por una ex pareja de Davis en 1992.
En las tres imágenes publicadas por el portal aparece una joven morena muy parecida a la actriz, totalmente al natural y al parecer, pasándolo en grande.
El portal sostiene, según fuentes no reveladas, que el ex novio de Davis por entonces, después de haberse enfadado con la intérprete, decidió vender las fotografías a una tercera persona, pero acabaron en internet después de que alguien las robó.
Una portavoz de la actriz se apresuró a contactar con la publicación y aseguró tras haber visto una de las imágenes: "Esta no es una fotografía de Kristin Davis. No existe ninguna cinta con sexo".
Tampoco corren buenos tiempos para Sarah Jessica Parker, la gran estrella y el rostro más popular de "Sexo en Nueva York", uno de los mayores fenómenos televisivos surgidos de EE.UU. en los últimos años.
La edición estadounidense de la revista Maxim escogió a Parker como la famosa menos sexy en su número de noviembre de 2007, dentro de una lista en la que también aparecían la cantante británica Amy Winehouse y su "piel translúcida" o la actriz Sandra Oh con su "figura de muchacho".
Incluso arremetían contra Madonna, a quien achacaban su "rápido deterioro pos-matrimonial", y Britney Spears, quien según la revista dejó de ser sexy al tener dos hijos, dos ex maridos, aumentar de peso y perder la habilidad para actuar en los escenarios.
Pero el número uno se lo llevó Parker. "¿Cómo diablos esta mujer con cara de bárbaro ha conseguido ser la mujer menos sexy dentro de un grupo de mujeres muy poco sexis y aún así protagonizar un 'show' con la palabra 'sexo' en el título?", se preguntaba Maxim.
En declaraciones a la revista británica Grazia, la intérprete entró en cólera ante ese artículo.
"De alguna manera, es tan brutal, está tan lleno de rabia e ira", dijo Parker al magazine, quien admitió que la noticia llegó a molestar incluso a su marido, el también actor Matthew Broderick.
"Le afectó, porque tiene que ver con su punto de vista también", aseguró la actriz, de 42 años.
En un principio Parker se lo tomó a la ligera, e incluso dio la razón a la publicación al afirmar que ella tampoco se veía sexy: "Un día me despertaré y estaré gorda, pero aún así seré feliz, como lo soy ahora", declaró al británico Sunday Express días después de la publicación del texto.
Pero ahora parece que su orgullo la ha delatado.
"¿Tengo tetas postizas, botox o grandes labios? No. ¿Correspondo a los ideales y estándares de algunos hombres que escriben en una publicación masculina? Puede que no", comentó enojada.
"¿Realmente soy la mujer menos sexy del mundo? ¡Guau! Es algo escandaloso... Es una condena, algo insensato. ¿Qué puedo hacer? Supongo que no puedes satisfacer a todos", agregó.
Cuanto menos resulta curioso que ambas anécdotas hayan surgido cuando apenas quedan dos meses para el estreno de la película basada en los personajes de "Sexo en Nueva York", que llegará a las salas estadounidenses el 30 de mayo.
Algunos malpensados ya sostienen en la red que puede que esta publicidad extra finalmente no le siente tan mal a ambas.

Redacción/El informador, 20-03-08, RNGZ.

Temas

Lee También

Comentarios