Martes, 25 de Enero 2022
Entretenimiento | El elenco y director de la cinta habla sobre este personaje legendario

La marca de Tarzán

El elenco y director de la cinta habla sobre este personaje legendario que ha roto la barrera del tiempo

Por: EL INFORMADOR

Alexander Skargsgard interpreta a Tarzán. ESPECIAL /

Alexander Skargsgard interpreta a Tarzán. ESPECIAL /

GUADALAJARA, JALISCO (16/JUL/2016).- Un mito renacido. Un personaje a quien no le afecta el paso del tiempo y que sigue vigente entre las generaciones. Es Tarzán, el rey de los monos, el hombre indomable, quien acaba de regresar a la gran pantalla, donde se encuentra haciendo historia.

Pero no es nada más la audiencia la que se encuentra cautivada por esta puesta al día del mito. Los actores que tomaron parte en la cinta, así como el director David Yates, confiesan que su corazón quedó marcado al involucrarse en la historia del legendario personaje.

“Creo que hay algo tremendamente romántico en Tarzán. Su fortaleza va acompañada, invariablemente, con una enorme carga de inocencia. Es tan hombre como bestia, y eso es una mezcla que nos resulta irresistible en un mundo donde la tecnología tiende a invadirlo todo”, explica Alexander Skarsgård, el hombre que en esta ocasión asume el manto —o mejor dicho el taparrabo— del personaje.

Como él, el resto del elenco invita al público a descubrir un poco del irresistible encanto del legendario personaje en la gran pantalla.

—David, ¿cómo explicarías la fascinación que despierta Tarzán en diversas generaciones, y cómo reflejas en tu película?

—David Yates: Después de que trabajé en la saga de Harry Potter me llegaron muchas propuestas, hasta que me topé con Tarzán. Leí las primeras líneas y simplemente fue impresionante, muy por encima de mis expectativas.

Lo que es asombroso de Tarzán es cómo se conecta con sus dos raíces, tanto animales como humanas. Esto sigue siendo muy válido incluso en nuestra época, la búsqueda de quienes somos, de dónde venimos.

—Sin embargo este no es un Tarzán tan tradicional por muchas razones. Para el elenco, ¿cómo fue dotar al personaje y la trama de una sensibilidad moderna, sin olvidar que la trama tiene muchos elementos del Siglo XIX?

—Margot Robbie: Por ejemplo, ¡Jane no es una damisela en peligro! Y eso es importante, porque hace que la gente se sienta identificada con ella. La historia tiene romance, pero el amor que tiene Jane por Tarzán no es un elemento que los vuelva débiles, sino que los fortalece.

—Alexander, ¿qué tan duro fue el régimen al que te sometiste para poder representar a un tipo como Tarzán?

—Alexander Skarsgård: Fueron diferentes fases. Primero fueron tres meses de comer mucho, mucho en Los Ángeles, para incrementar masa muscular. ¡Eran 7 mil calorías por día!

Entonces me me fui a Londres durante un mes antes de comenzar la película a trabajar con un coreógrafo experto, donde vi los aspectos físicos del personaje. Era una cuestión de ganar músculo, pero al mismo tiempo ser muy atlético y ágil, como se movería en la jungla. La meta no era nada más  ser musculoso, sino correoso.

Y la dieta ¡fue horrible! Aunque tenía un gran chef. Nada de azúcar, nada de postres. Fueron tres meses así. Al terminar la película manejé directo a la casa de mi padre (que le encanta cocinar) y me pasé comiendo mozarella, pasta y tomando vino rojo. Fueron los mejores días de mi vida (risas).

—Samuel, ¿qué te atrajo de este proyecto? ¿Pesó que tu personaje estuviera basado en un hombre que realmente existió?

—Samuel L. Jackson: Cuando me reuní con David (Yates) me comentó so bre George Washington Williams, y fue la primera vez que escuché sobre él. Entonces me pregunté sobre su existencia y así comencé a documentarme.

Entendí que no era cuestión de interpretar a un tipo aventurero con un par de rifles. Era un hombre importante, con una vida llena de viajes y acción, y que no duda en cargar sobre sus hombros grandes responsabilidades.

—Margot, este año estás en “Tarzán” y también en “Escuadrón Suicida”. ¿Cómo fue trabajar en dos películas de alto presupuesto al mismo tiempo?

—Margot Robbie: Difícil, porque los personajes de ambas son muy diferentes y se mueven en mundos completamente opuestos. No puedo encontrar ninguna similitud entre Jane y Harley Quinn. Siempre tratas de conectarte como actor con tus papeles y en este caso vaya que fue difícil (risas).

Temas

Lee También