Domingo, 28 de Noviembre 2021
Entretenimiento | Se cumplen 60 años del fallecimiento del ícono del cine

James Dean, la leyenda de sólo tres peliculas

Se cumplen 60 años del fallecimiento del ícono del cine

Por: EL INFORMADOR

James Dean falleció en un accidente automovilístico en 1955. ESPECIAL / Warner Bros. Pictures

James Dean falleció en un accidente automovilístico en 1955. ESPECIAL / Warner Bros. Pictures

GUADALAJARA, JALISCO (30/SEP/2015).- Tres películas, cuatro años de actuación y 60 años considerado como una de las leyendas del cine, un mito de la industria que falleció en un trágico accidente. James Dean falleció un día como hoy pero de 1955, a la edad de 24 años.

A pesar de haber participado en algunas películas, es conocido sólo por tres de ellas. Y es que participó como extra en algunos filmes, producciones en las que en ocasiones ni siquiera era reconocido en los créditos. También tuvo participaciones en algunas obras de teatro y comerciales para televisión. Además, apareció en algunos capítulos de series de televisión.

Su gran momento llegó en 1955 con la cinta “Al este del Edén”, dirigida por Elia Kazan, que le dio su primera nominación al Oscar, reconocimiento que llegó luego de su muerte, convirtiéndose así en el primer candidato póstumo a un Premio de la Academia. En ella interpretaba a Cal Trask.

                       

Uno de los papeles que lo convirtió en el sueño de las mujeres de la década de los 50 fue el de Jim Stark en “Rebelde sin causa”, en donde interpretaba a un joven problemático que se muda de ciudad en ciudad junto con sus padres, hasta que llega a Los Ángeles y conoce a su verdadero amor.

                       

Con “Gigante”, consiguió su segunda nominación al Oscar, también póstuma. En ella interpreta a Jett Rink, un joven solitario que comparte algunas similitudes con el carácter del actor. En ella compartió cuadro con Elizabeth Taylor.

                       

Durante el rodaje de sus películas participó también en algunas carreras de automóviles, siendo cuatro y una quinta que no alcanzó a realizar. El 30 de septiembre de 1955 se dirigía a su carrera número cinco con un Porsche Spyder 550.

Estando en Cholame, Dean comenzó a conducir su automóvil acompañado por su mecánico Rolf Wütherich durante la noche previa a la carrera. Mientras conducía, un Ford a gran velocidad conducido por un estudiante se atravesó un cruce, haciendo que el actor intentara esquivarlo sin éxito. Un fuerte choque con el estudiante hizo que el cuello de Dean se quebrara y perdiera la vida instantáneamente. Fue el único que falleció tras el incidente.

Así nació la leyenda, una joven y prometedora estrella perdió la vida con tan sólo tres increíbles papeles para los críticos y sus seguidores. Una vida que fue representada en tan sólo un trío de películas. El reconocimiento vendría después del estreno de sus películas y luego de su fallecimiento. La Academia le otorgaba la nominación a Mejor actor en 1955 y 1956 por sus papeles en “Al este del Edén” y “Gigante”.

Temas

Lee También