Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 24 de Abril 2018
Entretenimiento | Las constructoras que ejecutan el proyecto son Los Cerezos, Antonio Cuevas Briseño, Grupo Constructor Felca, Pavimentos Industriales y Urbanizaciones (Pavindusa) y Epixa.

Ejecutan obras en El Ixtépete sin permiso del INAH

Sin contar con el permiso del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), el Ayuntamiento de Zapopan arrancó hace más de un mes la obra del parque lineal Arroyo Grande en la zona aledaña al sitio El Ixtépete, área protegida por la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicas.

Por: EL INFORMADOR

Sin contar con el permiso del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), el Ayuntamiento de Zapopan arrancó hace más de un mes la obra del parque lineal Arroyo Grande en la zona aledaña al sitio El Ixtépete, área protegida por la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicas.
El hecho fue denunciado ayer por la investigadora titular del Centro INAH Jalisco Lorenza López Mestas, quien arribó al lugar y encontró cientos de trabajadores y maquinaria que ha excavado más de tres metros de profundidad, a pesar de que una semana atrás se reunió con las autoridades municipales para reiterarles que era necesario entregar al INAH los planos del proyecto para formular las actividades de salvamento arqueológico.
“Los sondeos se están haciendo en el predio que todavía no compra el Ayuntamiento y en el cauce que es federal, pero la ley es muy clara: un sitio arqueológico no está solo conformado por los edificios monumentales, fuera de aquí hay muchos vestigios más sencillos que correspondían a unidades habitacionales, así que, aunque esté fuera (de El Ixtépete), el hecho de lindar con edificios monumentales los obliga a pedir permiso (al INAH)”, dijo López Mestas.
En la década de los 70, el arqueólogo Javier Galván descubrió en la orilla del río Arroyo Grande tumbas de caja y de tiro que corresponden del 400 al 900 después de Cristo. “Que sea un río no quiere decir que no haya vestigios. Cualquier obra que se haga en los márgenes de éste hacia la parte del sitio arqueológico, tiene que contar primero con exploración de salvamento para tomar los datos y, en base a lo que se encuentre, determinar si las obras son viables o no, y en un momento dado rescatar la información y liberar para hacer los trabajos”.
Después de la denuncia, lo que procede es detener la obra de inmediato para hacer un avalúo del daño y actividades de salvamento, “si es que ya no es de rescate porque hubieran dañado algo, si no hubo daño simplemente se hace una excavación sistemática, científica, con toda una metodología arqueológica propuesta para el sitio”, señaló.
Lorenza López explicó que, aunque no haya habido daños, hubo violaciones a la ley: “El problema es que en un sitio arqueológico, si no se hace una excavación previa no se puede saber si vas a dañar o no, a fin de cuentas el pasado no es renovable, es un fragmento que si se daña pues ya no vamos a tener manera de recuperar, así que no es muy válido echarse un volado, hacer una obra y ver si se dañó o no. Aquí, independiente de que haya vestigios o no, se viola la ley si no se lleva a cabo una excavación previa”.

“Todo fue una confusión”
Después de la denuncia interpuesta por la arqueóloga, el titular de la Subdirección de Estudios y Proyectos de Zapopan, Carlos Xavier Massimi Malo (ex delegado del Centro INAH Jalisco), ordenó el ayer la suspensión de las obras al constatar introducción de maquinaria y material de construcción dentro de la zona arqueológica El Ixtépete.
Massimi Malo aseguró que hubo descoordinación entre la autoridad municipal y la empresa constructora responsable de esa sección del proyecto. “Ellos (la constructora) pensaban que (el Ixtépete) era hasta donde estaba una malla y ya se les aclaró que no, que la zona arqueológica es un poco más grande y se indicó que detuvieran cualquier trabajo”, dijo.
La Subdirección de Estudios y Proyectos no ha hecho entrega al Centro del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Jalisco de los planos del proyecto referentes a la parte trasera de El Ixtépete, debido a que todavía se encuentran bajo revisión.
El parque lineal de Arroyo Grande es uno de los principales proyectos de la actual administración zapopana. Se considera su realización a todo lo largo de ese cauce natural, prácticamente desde la zona arqueológica hasta su origen, a las faldas del Cerro del Colli, en la colindancia con el Bosque La Primavera.
Massimi Malo confirmó que hoy tendrá una reunión con las autoridades del Centro INAH Jalisco para mostrarles los planos de la obra. “Espero que tengamos un acuerdo de cómo trabajarlos en conjunto. Estamos en la mejor disposición, estamos conscientes de lo que significa (El Ixtépete) y estamos tratando de respetarla lo más que se pueda, sólo que a veces surge este tipo de descoordinación”.

Una historia común
La historia de invasiones en El Ixtépete se remonta a más de 30 años, principalmente por los intereses inmobiliarios y el crecimiento de la mancha urbana, como la pavimentación de prolongación avenida Mariano Otero, que partió el sitio.
“No es la primera ocasión que intentan hacer obras dentro del sitio, porque desafortunadamente está dentro de la mancha urbana y hay mucha presión inmobiliaria, siempre hay alguien intentando hacer una construcción. Hace un año metimos una demanda contra quien resulte responsable porque un día por la noche intentaron construir algo. Al siguiente día se dieron cuenta que había pozos en una de las estructuras y se levantó la demanda”, destacó la arqueóloga.

Pasos a seguir
-Cualquier autoridad o particular que desee hacer una obra en inmediaciones o alrededor de un sitio arqueológico, tiene que presentar el proyecto al INAH.
-La dependencia federal analiza la superficie de posible afectación y realiza un proyecto de salvamento arqueológico.
-En la superficie del río Arroyo Grande, la primera etapa de excavación puede tardar de uno a varios meses, dependiendo los vestigios que se encuentren; en caso de no haber, el trámite se libera y la obra puede iniciarse.
-Cuando hay hallazgos, se hace una excavación detallada y un registro de los vestigios.
-Si hay entierros, “es más complicado porque se hace un trabajo más detallado y meticuloso en el registro y puede tardar tres o cuatro meses, dependiendo de la cantidad de entierros que se rescaten”.
-Después del rescate, se puede otorgar el permiso.


La obra
-Las constructoras que ejecutan el proyecto son Los Cerezos, Antonio Cuevas Briseño, Grupo Constructor Felca, Pavimentos Industriales y Urbanizaciones (Pavindusa) y Epixa.
-De acuerdo al ingeniero Roberto Duarte de la constructora Los Cerezos, se está canalizando el agua pluvial que baja por el cauce, para después revestir el parque lineal.
-La obra se inició hace más de un mes y está contemplado para concluirse antes de abril, antes del temporal de lluvias.
-Han excavado tres metros de profundidad y el área se ha ampliado siete metros “para hacer un vaso de captación de agua”.
-La ingeniera Karina Mitre González del Grupo FORMER señala que hay un avance del 50%, Se ha instalado la tubería y se levantó un muro, “después haremos el revestimiento para la ciclopista, el área de jardines para árboles y la colocación de bancas y alumbrado”.

EL INFORMADOR/ ALEJANDRA GUILLÉN Y LUIS HERRERA

Temas

Lee También

Comentarios