Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 23 de Mayo 2019
null
Jalisco

En tres años roban o vandalizan 164 estatuas en Guadalajara

Las afectaciones van desde el robo de piezas, letras o placas, hasta la desaparición por completo de alguna escultura, además del grafiti

El Informador

El Ayuntamiento de Guadalajara registró 164 estatuas que han sido robadas o dañadas en los últimos tres años. Las afectaciones van desde el robo de piezas, como las letras o sus placas, hasta la desaparición por completo de alguna escultura.

Tal es el caso de la estatua en homenaje al general José Antonio el “Amo” Torres, la cual solía mostrar al caudillo (que tomó Guadalajara en nombre de Miguel Hidalgo en 1810) con un machete en actitud de batalla. Una mañana de abril de 2017, la ciudad despertó con la figura despojada de su machete.

Otro caso se puede encontrar a unas cuadras, en el jardín del Carmen, frente al ex convento del mismo nombre. En el fondo del jardín se encuentra la estatua en honor al padre Roberto Cuéllar, fundador de la Ciudad de los Niños. Debajo de la estatua falta la placa que explica el motivo de la obra.

Tras una solicitud de información, la Dirección de Mantenimiento Urbano es la que tiene registradas las afectaciones. Luis Manuel Cueva, director de esta dependencia, señala que lo más común es que se trate de obras cuyo material es de bronce, por lo que se hurtan con fines comerciales.

David Mendoza, director administrativo del Ayuntamiento de Guadalajara, menciona que es muy difícil dar con el paradero de las piezas robadas porque, por lo general, el objetivo es vender los materiales, lo que dificulta su localización. Reconoce que, de todos los casos registrados, no se ha logrado una sola recuperación.

La alcaldía brinda mantenimiento básico a los monumentos, pero no se realizan acciones de reposición de las piezas extraviadas.

Mendoza también aclara que, cuando el municipio adquiere esta clase de esculturas, no están aseguradas, pues con lo único que se cuenta es con una cláusula que pide a quien la hizo que realice las reparaciones o se cubran los gastos en caso de que la pieza tenga desperfectos.

Durante la pasada administración tapatía se determinó que no se tenía el presupuesto necesario para intervenir los monumentos dañados propiedad del municipio, más allá del proceso de restauración al que fueron sometidos “La Sala de los Magos” y “Los Magos Universales”, de Alejandro Colunga. Las esculturas restauradas, que habían sufrido estragos por la corrosión, incluso mutilaciones vandálicas, fueron entregadas en septiembre del año pasado y costaron más de tres millones de pesos.

Parque Morelos. Es de las zonas más afectadas por delincuentes y vándalos. También han desaparecido las letras de los monumentos. EL INFORMADOR/A. Camacho

Numeralia

164 esculturas propiedad del Ayuntamiento de Guadalajara han sido vandalizadas o robadas en los últimos tres años.

22 carpetas de investigación han sido abiertas tras las denuncias del municipio.

48 personas han sido detenidas por grafiti en el municipio desde 2015.

5 personas han sido detenidas por robo a esculturas propiedad del municipio.

TELÓN DE FONDO

Sin dinero etiquetado

A mediados del año pasado, este medio dio a conocer que el Ayuntamiento no tenía presupuesto para restaurar las obras de arte de su propiedad, que habían sido dañadas. Afirmó que se encontraba en una fase de evaluación de daños, pero no tenía un presupuesto asignado para las restauraciones. En una solicitud de Transparencia respondida en abril de este año, reiteró que “no cuenta con un presupuesto etiquetado para los trabajos de mantenimiento de esculturas o similares, ya que se lleva a cabo con recurso general ordinario de la Dirección de Mantenimiento Urbano".

Presupuesto de la Dirección de Mantenimiento Urbano de Guadalajara
Año Monto
2013   12’071,376
2014  62’912,303
2015 24’009,316
2016 33’069,186
2017 17’134,203
2018 13’421,294
2019   21’974,999

Fuente: Ayuntamiento de Guadalajara.

Hidalgo y Santa Mónica. A José Antonio “El Amo” Torres le robaron el machete. EL INFORMADOR/A. Camacho

Faltan piezas en el Parque Morelos

En el parque que lleva su nombre, la estatua en honor a José María Morelos y Pavón monta un caballo con dos de sus patas al aire. Bajo él, en la plataforma que explica el motivo del homenaje para el “Siervo de la Nación”, faltan 29 letras en el mensaje, el cual aún se puede leer gracias a los agujeros blancos que quedaron luego de que las piezas fueran arrancadas.

A unos metros de distancia de Morelos, en el andador donde descansan los bustos de quienes participaron en la Guerra de Independencia, se encuentra un monolito que indica que ahí debería estar el busto de Francisco Primo de Verdad y Ramos (uno de los precursores de la Independencia). Sin embargo, el busto brilla por su ausencia desde 2017, cuando se abrió una carpeta de investigación por el robo de la escultura.

Lo mismo sucede en el otro extremo del parque: una columna informa de una figura en recuerdo del médico jalisciense Joaquín Baeza Alzaga, justo en el inicio de la calle que también lleva su nombre. El rostro del galeno no se encuentra en el espacio desde hace dos años.

Justo enfrente, a las afueras de la unidad de la Cruz Roja, también falta una estatua de Henry Dunant, el fundador de la institución médica, la cual fue sustraída en marzo pasado, a pesar de ser de fibra de vidrio y no tener valor comercial.

En 2016 se anunció un proyecto de rescate del Parque Morelos, con una inversión de 60 millones de pesos. Los trabajos incluyeron, entre otras cosas, la rehabilitación del kiosco, la instalación de bancas y la colocación de losas de concreto. Cuando se entregó la obra, dos años después, se mencionó que se hicieron trabajos de limpieza en los monumentos, pero no se habló de reponer los que fueron robados.

GUÍA

¿Quiénes son los personajes de algunas de las estatuas afectadas?

  • José Antonio el “Amo” Torres (1760-1812). Originario de lo que hoy es el Estado de Guanajuato. Le decían “El Amo” porque era administrador de una hacienda. Fue un militar que luchó del lado de Hidalgo durante la Guerra de Independencia y comandó a las fuerzas independentistas para tomar Guadalajara en 1811. Un año después fue ahorcado. El Municipio de Zacoalco de Torres lleva su apellido en su honor.
  • Joaquín Baeza Alzaga (1862-1949). Médico nacido en Guadalajara, se caracterizó por sus obras de caridad, como su participación en la fundación del Hospital de la Santísima Trinidad o la creación en 1910 del primer dispensario para la atención de niños pobres en el país.
  • Ramón Corona (1837-1889). Militar y político mexicano que luchó contra las fuerzas francesas durante los tiempos de Maximiliano de Habsburgo. Su logro militar más reconocido fue el haber expulsado al Ejército francés de Mazatlán en 1866. Fue gobernador de Jalisco. El municipio de Villa Corona lleva su nombre.
  • Padre Roberto Cuéllar García (1896-1970). Originario de Durango, llegó a Guadalajara en 1932 y, dos años después, comenzó a darle asilo a niños y adolescentes necesitados en el patio de una casa. Su proyecto se transformaría en la Ciudad de los Niños del Padre Cuéllar, la cual sigue activa.
Calzada Independencia. En el cruce con La Paz, al monumento de Ramón Corona le falta una de las águilas. EL INFORMADOR/A. Camacho

LA VOZ DEL EXPERTO

Mantenimiento, una vez al año…

Miriam Limón (profesora de la Escuela de Conservación y Restauración de Occidente)

Miriam Limón señala que lo ideal es que las obras de arte que están en la vía pública reciban trabajos de conservación dos veces al año, o por lo menos una. “Antes de restaurar es importantísimo hacer procesos de conservación preventiva”. Explica que, a largo plazo, esto resulta una ganancia económica, pues es más barato llevar a cabo labores preventivas que afrontar una restauración más compleja cuando los daños son severos. Para hacer labores de restauración recomienda acudir a todas las fuentes documentales posibles.

Hay pocas denuncias

De las 164 estatuas que han sido objeto de robos o vandalismo en los últimos tres años, el Ayuntamiento de Guadalajara solamente ha interpuesto 21 denuncias en los últimos tres años, lo que equivale a que sólo uno de cada ocho casos se denuncia ante el Ministerio Público.

En los archivos de la Comisaría de Guadalajara solamente hay registros de cinco personas que han sido detenidas por realizar robos a monumentos propiedad del municipio. Entre éstos se encuentran dos personas que, en noviembre de 2017, fueron capturadas por robar letras a la efigie de Francisco Rojas González, en la Rotonda de los Jaliscienses Ilustres, que fueron capturados en flagrancia.

El director administrativo de Guadalajara, David Mendoza, apunta que por lo general es la Unidad de Mantenimiento Urbano la que detecta los espacios que han sufrido daños intencionales, por lo que se notifica y se reúnen pruebas de los hechos para levantar una denuncia.

Luis Manuel Cueva, director de Mantenimiento Urbano del Ayuntamiento, observa que el Centro tapatío concentra aproximadamente la mitad de los casos de vandalismo, debido a que es el área que tiene una mayor cantidad de estatuas.

Destaca que la dependencia sólo está capacitada para hacer labores de mantenimiento, “que no implican cambios en la arquitectura” de las obras.

Cueva menciona que actualmente han realizado un “mantenimiento mayor” a 125 monumentos o estatuas. Estas labores se realizan principalmente cuando se acerca un aniversario o una celebración relacionados con la figura o con el acontecimiento al que la obra hace referencia. Puso como ejemplo la escultura de Miguel Hidalgo (en la Plaza de la Liberación), en la cual se trabajó la semana pasada para conmemorar el aniversario de su nacimiento.

Según la Encuesta Nacional de Seguridad Pública y Urbana (ENSU) 2018, seis de cada 10 habitantes de la Zona Metropolitana de Guadalajara atestiguaron el año pasado un acto de vandalismo en la vía pública. Un año antes, sólo cuatro de cada 10 personas fueron las que afirmaron haber observado cómo se cometía esta clase de delitos o faltas administrativas.

Inventario

En Guadalajara hay 619 “monumentos” propiedad del municipio, entre placas, fuentes y esculturas en sus diferentes tipos.

Cruz Roja. Hasta el busto de Henry Dunart se “perdió”. EL INFORMADOR/A. Camacho

¿Y el charro?

A cuatro años de que las obras de la construcción de la Línea 3 del Tren Ligero provocaran que la estatua de la glorieta del Charro fuera retirada, el Ayuntamiento de Guadalajara proyecta que la icónica escultura regrese a su sitio original.

Carlos Hernández, director de Proyectos del Espacio Público, adelantó que, de todas las piezas propiedad del Ayuntamiento tapatío que fueron retiradas por los trabajos de la Línea 3, el charro es el que regresará a su sitio original más pronto. “Buscamos que (el charro) se quede en la misma posición por la identidad que tiene con la colonia. Es un proyecto que está en proceso y va para adelante”.

Aunque no se tiene fecha determinada para la reinstalación, sostiene que actualmente se encuentran a la espera del recurso que les permita construir la plataforma en donde la escultura sería colocada.

La estatua fue retirada en 2015, junto con otras, como la de Federico Chopin, el monumento a “La Soldadera”, “El Garrotero del Ferrocarril”, “El Revolucionario” y el busto de Manuel Ávila Camacho. Hernández destaca que no todas las piezas regresarán exactamente a sus lugares originales, pues algunos serán reubicados en parques. Tal es el caso del busto de Ávila Camacho, que se buscará que regrese al parque del mismo nombre.

Van 48 detenidos por grafiti

La Policía de Guadalajara ha detenido a 48 personas por realizar grafiti en la vía pública  en los últimos cuatro años.

Entre los casos que reporta la Comisaría se encuentran los acontecidos en junio de 2017, cuando las columnas del Teatro Degollado fueron vandalizadas con grafiti y se detuvo a dos adolescentes, quienes también habían cometido actos ilícitos en la Plaza Tapatía.

En noviembre de ese año, otros dos jóvenes fueron detenidos. Y en noviembre de 2018, un sujeto fue detenido luego de realizar grafitis sobre la escultura “Sincretismo”, ubicada en Federalismo. A la persona se le aplicó un cobro de dos mil pesos por sus acciones.

El Reglamento de Policía y Buen Gobierno de Guadalajara contempla una sanción de entre 800 y dos mil 500 pesos,  o un arresto hasta por 36 horas a las personas que dañen estatuas, postes, jardines, plazas y parques públicos.

Los tapatíos perciben el grafiti como algo común de su entorno, pues una de cada 10 viviendas ha sido afectada.

Juárez y 8 de Julio. A la estatua del Padre Cuéllar le falta la placa. Cruz Roja. Hasta el busto de Henry Dunart se “perdió”. EL INFORMADOR/A. Camacho

“Lo importante es comunicar”

Además de los robos, el grafiti es la otra afectación más común que sufren las obras que se encuentran en la vía pública.

José Cristian “Secreto” Rebollo es un artista plástico egresado de la Universidad de Guadalajara que comenzó como artista callejero y posteriormente ha realizado grafiti de forma legal, tanto en la Zona Metropolitana de Guadalajara como en otros puntos del país y el extranjero.

“Creo mucho en el arte público. Si es necesario tomarlo desde un punto ilegal para comunicar un mensaje importante para la sociedad, es políticamente correcto por así decirlo”.

Pero acentúa que actualmente existen más oportunidades para realizar el grafiti de manera legal, con el apoyo de alguna institución pública o privada, pero que también por ello existe el riesgo de que se le pida al artista que evite plasmar ciertos temas, por lo que aún existen muchos artistas que prefieren la vía ilegal.

Esto provoca que los grafiteros perciban las iniciativas institucionales por promover el arte público como un intento de “domesticación”, por lo que evitan trabajar de manera legal. De la misma manera, menciona que hace falta información entre la población de que el grafiti puede ser una manifestación artística como cualquier otra.

Sigue: #DebateInformador

¿Qué opina del mantenimiento del Ayuntamiento en las plazas públicas?

Participa en Twitter en el debate del día @informador