Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 12 de Diciembre 2018
null
Economía

Empresarios locales exigen bonificación de altos cobros de luz

La Coparmex reporta incrementos en las tarifas de sus agremiados que van del 30% al 100%
 

El Informador

Apenas en diciembre, el recibo de luz del empresario Alfredo Ascencio marcaba 49 mil 562 pesos. Un mes después, la cifra creció a 74 mil 326: un 50% más. Los nuevos tabuladores de cobro que autorizó la Comisión Reguladora de Energía (CRE) complicaron su arranque de año y, adicionalmente, encarecieron sus costos de producción.

No es el único caso. La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) reporta incrementos en las tarifas de sus agremiados que van del 30% al 100%, respecto a lo que pagaban el año pasado; antes de que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) aplicara nuevas tarifas para el suministro básico.

Mauro Garza, presidente de Coparmex Jalisco, dice que muchos de sus agremiados ya se acercaron. El sector pretende no sólo que se revierta el daño, sino que la CRE bonifique a las empresas la diferencia de los cobros excesivos.

Por otra parte, Daniel Curiel Rodríguez, coordinador del Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco, indica que a él le han informado de empresas que fueron afectadas con hasta un 400% de aumento en sus pagos.

A nivel nacional, la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) también llamó a resarcir el daño a los empresarios. Manuel Herrera Vega, su presidente, expone que es “a todas luces un incremento desproporcionado”.

Este medio solicitó una entrevista con la CFE, pero la empresa no accedió.

Alza en tarifas de la CFE afecta a pequeñas y medianas empresas

La Comisión Reguladora de Energía aprobó modificaciones en el cobro ante los reclamos, pero no abordó el tema de la bonificación solicitada. EL INFORMADOR/E. Barrera

Aunque los organismos empresariales de Jalisco no tienen un padrón de las empresas afectadas por la nueva metodología aprobada en noviembre pasado por la Comisión Reguladora de Energía para calcular las tarifas para el suministro básico, la Coparmex y el Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco aseguran que todos los sectores se vieron afectados. Sin embargo, la mayoría de las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) reportaron en las últimas semanas impactos considerables, con incrementos que van desde el 30% hasta el 100% en el precio de las tarifas respecto al año anterior.

“La gran mayoría de las mipymes tuvo una afectación, nos manifestaron que oscilaba entre el 30%, pero tuvimos casos en los que nos reportaron incrementos del 100%”, asegura Mauro Garza, presidente de la Coparmex en Jalisco.

El organismo se dio a la tarea de pedir información a las empresas agremiadas. La evidencia de los aumentos en el costo de la luz fue contundente: “La gran mayoría nos dijo que sí (tuvo aumentos), afectando de manera significativa su condición y rentabilidad”.

El nuevo esquema de cobro para el sector comercial e industrial tuvo un mayor impacto, ya que la tarifa del suministro se determinaba con base en el consumo máximo, “había empresas que en estos periodos tienen un mayor consumo y esto les iba a repercutir en su consumo anual”.

La nueva metodología utiliza una fórmula que les cobra a las empresas el uso de las líneas de suministro de manera general, así como el costo de producción de la misma, lo cual hace que al momento de facturar a las empresas se les incremente el monto a pagar.

A nivel nacional, la Coparmex denunció que los cobros excesivos por la Comisión Federal de Electricidad en las tarifas podrían significar entre 600 a 700 millones de pesos de costo adicional en la operación anual de los principales empleadores del país.

Gustavo de Hoyos Walther, presidente nacional de organismo, detalla que encontraron casos de empresas afectadas por incrementos de hasta 160% en el cobro, lo que juega en contra de la competitividad de los sectores.

Desde el Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco, Daniel Curiel Rodríguez, explica que las empresas tienen periodos que son de mayor demanda, pero hay meses en que baja la producción, por ello es injusto que la CFE utilice como medida el mes más alto de consumo, pues eso hace que las empresas tengan que pagar un consumo que no tuvieron realmente.

“Los sectores afectados fueron diversos y donde hubo más quejas fue en la pequeña y mediana empresa”.
Además del costo regulado por la CRE, las tarifas finales del suministro básico dependen del costo de la energía de los contratos establecidos por la Secretaría de Energía y del subsidio que aplica la Secretaría de Hacienda para determinados grupos de usuarios.

Por su parte, la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo, indica que muchas pequeñas y medianas empresas en el país recibieron consumos elevados de hasta 300% correspondientes al mes de enero.

Buscan diálogo permanente con la autoridad

Mientras que en otros países el costo de energía eléctrica ha disminuido, en México va en aumento en los últimos años. Las tarifas para la industria, por ejemplo, han aumentado 10.9% en términos nominales, en contraste con diciembre del 2012.

“Lejos de sumar a la competitividad, vamos retrocediendo al pagar una tarifa eléctrica cada vez más cara”, lamenta Mauro Garza, presidente de Coparmex en Jalisco, quien asegura que falta instalar una mesa de diálogo permanente para analizar la reducción tarifaria.

El pedido del sector empresarial es seguir el ejemplo de otros países que han abaratado los costos de la electricidad a través de inversiones para eficientar la generación, transmisión, distribución y suministro eléctrico.

Destaca que se debe asegurar que los cambios aprobados la semana pasada por la Comisión Regulatoria de Energía se lleven a la práctica y cesen las afectaciones a la industria; sin embargo, “con esos cambios no se dan por terminadas las tareas”, por lo que propone impulsar mecanismos para mejorar la eficiencia de la empresa paraestatal.

Para ser más productivos y competitivos piden al Gobierno tarifas más accesibles, ya que el costo que asumen las pequeñas y medianas empresas representa una parte importante de su facturación.

Por su parte, Daniel Curiel Rodríguez, al frente del Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco, coincide en que no existe una lógica que justifique el alza de tarifas, “lo único que están tapando son las ineficiencias de la empresa paraestatal y no tenemos por qué pagarla los mexicanos”.

En este contexto, se suma al llamado para eficientar la operación de la CFE al disminuir su burocracia, así como los gastos excesivos y prestaciones que reciben sus funcionarios y que solo encarecen el servicio.

El otro problema es la falta de transparencia en el mercado energético pues a decir del líder de los industriales no existen reglas claras en la determinación de las tarifas, “para nadie es claro cómo se miden las tarifas y los rubros que se tienen, si ves un recibo de cualquier industria hay muchísimos rubros, diferentes horarios, medidas y gastos que se cobran”.

“Lejos de sumar a la competitividad, vamos retrocediendo al pagar una tarifa eléctrica cada vez más cara”, lamenta Mauro Garza, presidente de Coparmex en Jalisco. EL INFORMADOR/Archivo

TESTIMONIO

“Mi recibo aumentó 50 por ciento”

La empresa de poliductos y mangueras para riego de Alfredo Ascencio, vicepresidente de la Cámara Regional de la Industria de Transformación del Estado (Careintra), incrementó el costo de su facturación eléctrica.

“En diciembre pagué 49 mil 562 pesos,y en enero mi recibo aumentó a 74 mil 326. Tuve que pagar el incremento porque no tenía opción y nos lo dieron en el día límite para que no tuviera opción de reclamar”, asegura el empresario tapatío.

Como él, muchos empresarios de la Careintra se vieron afectados por la nueva metodología de cobro: “Nos están cobrando todos los insumos que puede gastar la planta productora de energía: suministro, trasmisión, distribución, generación y capacidad. Los plasmaron para poder incrementar el costo de la energía”.

El problema es que, al subir el precio de la energía eléctrica, las empresas encarecen su producción. “De momento tuvimos que soportar el incremento y ver todos los insumos que están incrementando para ver qué medidas tomamos, porque si mi costo era de dos pesos ahora son 2.25 centavos”.

Alfredo pedirá a la CFE que resarza el daño y bonifique el cobro extra. “Haré un escrito para que CFE aplique el retroactivo”.

El cobro doméstico no tendrá incrementos 

De acuerdo con cifras de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), al cierre del pasado mes de diciembre, sumaron 36 meses acumulados sin incremento en las tarifas domésticas de bajo consumo. En términos reales, 36.7 millones de usuarios pagan 8.9% menos de lo que solía pagar hace tres años.

Y esa tendencia continuará este año, según la Comisión, pues la metodología aprobada en noviembre pasado (y que afectó a diversos sectores industriales en el país) no tuvo efectos sobre los sectores doméstico y agrícola.

“En el 2018 no se aplicarán aumentos en tarifas de luz para los usuarios domésticos de bajo consumo, rubro en el que se inscriben el 99% de los hogares en el país”, señaló Jaime Hernández Martínez, director general de la CFE.

En contraste, los usuarios con tarifa doméstica de alto consumo sí registrarán un aumento mensual de 1.6% en el cargo fijo por su consumo de mínimo 250 kilowatts hora al mes, el cual será 5.7% superior, en términos nominales, al de diciembre del año pasado.

Para Mauro Garza, presidente de la Coparmex, es importante que el Gobierno mantenga las tarifas de energía para los hogares de bajo consumo, ya que ellos son los que menos ingresos reportan.

“Me parece importante que se les siga apoyando y puedan contar con eso para no afectar el bolsillo de los usuarios”, dice.

En el mismo tono, Daniel Curiel, al frente de CCIJ, explica que no se deben incrementar las tarifas domésticas hasta que el salario mínimo no tenga un aumento: “esas tarifas son para la gente más necesitada y mientras no haya un ajuste en los ingresos es importante que se mantengan estas políticas”.

Los usuarios con tarifa doméstica de alto consumo sí registrarán un aumento mensual de 1.6% en el cargo fijo por su consumo de mínimo 250 kilowatts hora al mes. EL INFORMADOR/Archivo

TELÓN DE FONDO

Aprueban modificaciones

Tras las afectaciones que sufrieron las empresas en el primer mes del año, al entrar en vigor la nueva metodología de cobro aprobada por la Comisión Reguladora de Energía (CRE), las cúpulas empresariales exigieron una revisión para que se modificara el esquema aprobado.

La demanda es que el cobro del uso de las líneas de suministro sea proporcional a lo que la empresa consume, y se aplique el mismo criterio para gastos de producción a fin de que las unidades de producción disminuyan su facturación mensual.

Ante esto, el órgano de Gobierno de la CRE aprobó modificaciones al cobro de distribución eléctrica. El primer acuerdo determina el criterio de aplicación para el cargo por distribución, y estipula que para calcularlo se utilizará el valor mínimo entre la demanda máxima registrada medida en kilowatts, dentro de los 12 meses anteriores, y la demanda máxima registrada en el mes al que corresponde la facturación.

El segundo acuerdo establece la transición gradual hacia el nuevo esquema tarifario, a cargo de la CFE, y se realizará con base en la facturación de cada usuario de servicio básico, y no con base en los cargos promedio, por lo que hay una mayor precisión.

La CRE reconoció que la aplicación del nuevo esquema no provocó alzas mensuales generalizadas para la industria, comercio y servicios, pero sí admitió casos atípicos de usuarios que reportaron alzas pronunciadas en su facturación eléctrica.

Mauro Garza, presidente de Coparmex, reconoció que el segundo acuerdo es importante porque la facturación se realizará con base en la facturación de cada usuario y no sobre un promedio.

“Lo correcto es que cada quien pague y se responsabilice de lo que consume, de esa manera las empresas se pueden beneficiar de los esfuerzos que realizan para ahorrar energía. Si nos hubiéramos quedado con el promedio, un usuario que consumía poca energía tendría que pagar el promedio de otros usuarios que consumen más energía”.

CRONOLOGÍA
Agosto del 2014
El Congreso aprobó la Ley de la Industria Eléctrica, que determina que la CRE aplicará las metodologías para determinar el cálculo y ajuste de las tarifas de la CFE.
Noviembre del 2017
La CRE aprobó la metodología para estos cálculos, con los costos desagregados de las distintas actividades que realiza la empresa.
Diciembre del 2017 
Las nuevas tarifas entraron en vigor para los sectores que no reciben subsidio, es decir, la industria, servicios, comercios y los usuarios domésticos de alto consumo.
Enero del 2018
Los organismos empresariales a nivel nacional denunciaron alzas en el renglón de media tensión para comercios de hasta 400% en sus tarifas. Al respecto, la CRE aseguró que los aumentos no son generalizados y se comprometió a revisar los casos atípicos de usuarios que reportaron alzas en su facturación eléctrica, luego de reconocer una falla en la formulación tarifaria.
Febrero del 2018
La CRE aprobó modificaciones al cobro de distribución eléctrica y para calcularlo se utilizará ahora el valor mínimo entre la demanda máxima, dentro de los 12 meses anteriores, y la demanda máxima registrada en el mes al que corresponde la facturación.
También estableció una transición gradual hacia el nuevo esquema tarifario, que se realizará con base en la facturación de cada uno de los usuarios de servicio básico y no con base sobre los cargos promedio.

Sigue: #DebateInformador

¿Sufrió algún incremento en su recibo de la CFE en este año?

Participa en Twitter en el debate del día  @informador@informador