Viernes, 01 de Marzo 2024
null
Economía

El “superpeso” pega a las remesas en Jalisco

La apreciación de la moneda mexicana afecta a quienes reciben dinero de los Estados Unidos, pues ven disminuidos sus ingresos en el tipo de cambio

RubíBobadilla

Elizabeth Castañeda percibió que los dólares que le enviaba su esposo desde Estados Unidos (EU) le daban menos pesos mexicanos a finales de 2023. 

Ella revisaba a diario el precio del billete verde en el país y esperaba hasta que estuviera lo más alto para hacer el cambio. 

Aunque a nivel nacional las remesas tuvieron un indicador histórico, en Jalisco, según datos del Banco de México (Banxico), se registró una disminución en cuanto al ingreso recibido. 

Por ejemplo, mientras que en 2022 llegaron al Estado cinco mil 389 millones de dólares (MDD), para el cierre de 2023 fueron cinco mil 355 MDD. En el primer año referido la paridad estaba en 20.24 pesos por dólar. El siguiente bajó a 19.40. 

“A mí me afecta porque el dinero no me rinde igual. De un día a otro cambia el precio del dólar y si yo espero cierta cantidad, con eso ya llega menos de lo que esperaba”, dijo Ana Toledo. 

De acuerdo con Antonio Ruiz Porras, académico del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas (CUCEA) de la UdeG, esta disminución se debe en gran medida al “superpeso”, como se ha llamado a la baja del dólar respecto de su costo en pesos mexicanos, impactando directamente en el bolsillo de los jaliscienses. 

“Las remesas perdieron poder adquisitivo”, comentó el especialista.

Jalisco cae al tercer lugar nacional en recepción de remesas en 2023

La caída de las remesas en Jalisco ocasionó que la Entidad pasara del primer lugar nacional al tercero en la recepción de estos recursos. 

En el 2022, el Estado se ubicó, con cinco mil 389 millones de dólares recibidos, por encima de Guanajuato, quien recibió cinco mil 039 millones de dólares, y de Michoacán (cinco mil 340 millones de dólares).

Hoy, ambas entidades se encuentran por arriba de Jalisco. Guanajuato es el primer lugar nacional con cinco mil 413 millones de dólares, seguido de Michoacán con cinco mil 409 millones. 

Tania Montaño es una de las miles de jaliscienses que reciben remesas cada mes y a quien afectó esta baja. Su pareja le envía parte de su sueldo para que pueda solventar el pago de la renta de su casa y escuelas de sus hijos; sin embargo, notó que desde el último semestre del 2023 el dinero recibido era menor.  

“Siento que sí me perjudicó mucho que el dólar bajara, porque me llega menos, no me alcanza igual para la mensualidad de la escuela y la renta”, lamentó la joven.  

Para poder completar los gastos del hogar en Jalisco, Tania no sólo tiene su propio empleo, sino que además ha tenido que emprender un pequeño negocio de charcutería. 

El coordinador del Doctorado en Estudios Económicos del CUCEA, de la Universidad de Guadalajara, Antonio Ruiz Porras, explicó que, además de las afectaciones del “superpeso”, deben considerarse otros factores relacionados con la situación social y económica que se vive en Estados Unidos, pues si bien el país vecino tuvo un crecimiento económico en general, se tuvo un incremento en el alza de las rentas en distintas zonas, especialmente en estados como California, Texas y Chicago, los cuales albergan mayor número de jaliscienses. 

“Esto significa que la persona que está en Estados Unidos pagó más de lo que solía pagar por vivienda. Ese es un factor que es importante señalarlo, porque eso significa que, muy probablemente, las y los migrantes sufrieron esos incrementos directos a su ingreso y eso se reflejó en un menor flujo de remesas”.

También, dijo, es necesario considerar que Guanajuato y Michoacán han resentido mayormente la violencia del crimen organizado, lo cual habría derivado también en la migración de un mayor número de personas, factor que habría impactado en que ahora estas entidades se encuentren por arriba de Jalisco.

Jalisco es el tercer Estado de México con mayor recepción de remesas, sólo después de Guanajuato y Michoacán. EL INFORMADOR/Archivo

LE SIGUEN TEPATITLÁN Y VALLARTA

Ojuelos, primer lugar en Jalisco en ingreso por envíos 

Fuera de los municipios que integran la Zona Metropolitana de Guadalajara, Tepatitlán, Ojuelos y Puerto Vallarta fueron los que recibieron mayores recursos por el concepto de remesas en nuestra Entidad durante 2023. 

De ellos, destaca Ojuelos, donde, durante 2023, se recibieron 148 millones 177 mil 530 dólares durante todo el año, es decir, 12 millones 348 mil 127 dólares al mes, en promedio. 

La cifra llama la atención debido a que este municipio, que alberga a 33 mil 588 personas, recibió sólo 24 millones menos que Tepatitlán, municipio que percibió 172 millones 830 mil 315 dólares, pero con una población de 150 mil 190 personas.

El coordinador del Doctorado en Estudios Económicos del CUCEA de la Universidad de Guadalajara, Antonio Ruiz Porras, dijo: “Realmente sí hay que reconocer que es una cantidad relativamente elevada para las condiciones en las que se encuentra el municipio”. 

“En el caso del municipio de Ojuelos, esto sí llama la atención, porque efectivamente es un municipio relativamente pobre, es un municipio donde no se perciben en principio los beneficios de las remesas, que a lo mejor sí hay, pero no se perciben”, explicó el académico. 

LA VOZ DEL EXPERTO

Necesario, crear estrategias para maximizar ganancias

Antonio Ruiz Porras, coordinador del Doctorado en Estudios Económicos del Centro Universitario de Ciencias Económico-Administrativas de la Universidad de Guadalajara

De acuerdo con Antonio Ruiz Porras, coordinador del Doctorado en Estudios Económicos del Centro Universitario de Ciencias Económico-Administrativas de la Universidad de Guadalajara, se estima que, en general, Estados Unidos, país del cual proviene la mayoría de las remesas que llegan a México, tenga un crecimiento económico del 2.5% al cierre de 2024, lo cual puede beneficiar a que México tenga nuevamente un incremento de ingresos por concepto de remesas enviadas por los paisanos en el extranjero. 

“Se estima que Estados Unidos se va a mantener en su tasa de crecimiento, lo cual sugeriría que en México las remesas podrían crecer hasta alcanzar los 68 mil millones de dólares, es decir, unos cinco mil millones más que en 2023. En el caso particular de Jalisco, si se mantienen las tendencias que estamos viendo, esto significaría más o menos unos seis mil millones de dólares más para el cierre de este año en cuanto a remesas”, detalló el especialista. 

Sin embargo, dijo, es necesario que se creen las estrategias financieras que permitan maximizar los beneficios de las remesas; por ejemplo, desde lo personal y familiar, transformando el consumo, al menos una fracción de este, en ahorro e inversión. 

También, dijo, podría impulsarse una estrategia en la cual, por alguna fracción del ingreso de las remesas, los gobiernos puedan impulsar obras de infraestructura, servicios públicos, drenajes, o en materia de agua, lo cual represente beneficios para los ciudadanos. 

“Estas cosas son muy importantes para la vida municipal, y podría impulsarlo. Lo que deberíamos hacer serían políticas para aprovechar los flujos de remesas para incrementar el potencial productivo en el Estado, porque, al final de cuentas, el hecho de que recibamos remesas implica que hay jaliscienses que están trabajando y que, si se dan las condiciones adecuadas, se puede generar riqueza”, finalizó.

En 2023 llegaron a México 63 mil 312 millones de dólares como remesas. AP/Archivo

TELÓN DE FONDO

Tienen nuevo récord histórico

El pasado 1 de febrero, este medio de comunicación dio a conocer que México registró un nuevo récord respecto de la recepción de remesas del extranjero, principalmente provenientes de Estados Unidos. 

El Banco de México (Banxico) informó que durante todo el año pasado se captaron 63 mil 312 millones de dólares por este concepto, sobre todo a través de transferencias electrónicas. 

Esto, indicó, representó un aumento de 7.55% en comparación a lo que llegó en el 2022, cuando ascendió a 58 mil 867 millones de dólares. 

Por cada envío, el Banco Central registró un monto promedio de 393 dólares, es decir tres dólares más respecto al 2022, lo que significó un incremento de 0.93%. 

Banxico también informó que, con el objetivo de mejorar las estadísticas mensuales en la materia, se trabajó de manera conjunta con las instituciones que prestan el servicio de transferencias internacionales de fondos para hacer una revisión histórica de los reportes que entregan mensualmente a este instituto. 

Indicó que entre los trabajos emprendidos se realizó una asignación más precisa del origen de los ingresos por remesas, además de que los informantes involucrados adaptaron sus sistemas.