Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 16 de Febrero 2019
null
Economía

El cilindro de gas tuvo alza de $195 durante el sexenio

Un tanque de 30 kilogramos que costaba 385 pesos en 2013, se vende ahora en 580 pesos

El Informador

Los jaliscienses también deben enfrentar los aumentos en el gas LP. Un tanque de 30 kilogramos que costaba 385 pesos en promedio en 2013, se vende ahora en 580 pesos.

Martín Romero, académico de la UdeG, plantea que el incremento se debe a la existencia de monopolios, pero no hay acciones contundentes del Gobierno federal para frenar los abusos.

El precio crece 50% en la ciudad

Cuando el repartidor de gas expide la factura del nuevo tanque,  los bolsillos de la trabajadora doméstica Gabriela Godínez se bajan hasta un 15%, debido a que ha tenido que pagar 600 pesos por un cilindro de 30 kilogramos teniendo ingresos de cuatro mil pesos mensuales.

“Es un poco frustrante que los precios de todo aumenten y el dinero nada más no alcanza. A mí me gustaría ahorrar gas, pero se necesita el gas para cocinar, bañarse con agua caliente o cosas muy importantes”.

El gas LP se suma a una serie de energéticos y combustibles que han tenido un aumento importante de precio durante la actual administración federal de Enrique Peña Nieto. A partir de diciembre de 2012, este energético ha tenido un incremento acumulado de precios de hasta 50.06% únicamente en la Zona Metropolitana de Guadalajara, de acuerdo al Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC).

Esto significa que un tanque de 30 kilogramos de gas LP que llegaba a costar 385 pesos o menos en 2013, actualmente vale 580 pesos. A nivel nacional, el incremento del cilindro fue de 63.75% aproximadamente: pasó de 367 a 600 pesos.

Lo anterior ha tenido un efecto en los ingresos de empresarios y ciudadanos, que han tenido que recurrir a opciones como los calentadores solares, reactores atómicos, el uso de estufas eléctricas o boiler de doble paso para ahorrarse unos pesos.

“Gastaba gas LP para un producto que hacíamos, y me representaba un gasto considerable al ser uno de los productos que más vendo, de unos mil 500 pesos al mes, por lo que decidí generar nuestro propio calor”, indica Alberto Garza, empresario local del sector alimenticio.

Desde la liberalización de los precios del gas doméstico en enero de 2017, el LP ha arrojado incrementos considerables. En Jalisco, el gas LP que se despacha por litros para autotanque aumentó su precio un 31%, mientras que el gas LP de cilindro (cuya capacidad se mide en kilogramos) se encareció un 24.4% en año y medio.

“En mi caso no me afecta tanto económicamente el incremento, pero sí veo que hay familias y amigos que le batallan porque ahorita cada cilindro está a más de 550 pesos al mes, cuando antes estaba mucho más barato. Claro que les pega”, menciona Martín Molina, empresario encargado de un centro de rehabilitación.

En los últimos 20 meses, un tanque de 30 kilos de gas LP pasó de costar 470 pesos a 585 pesos, sin que se haya presentado una reducción de costos importante producto de la liberalización de precios. Además, llenar un depósito de gas líquido de 120 litros pasó de 955 pesos a mil 250 pesos.

Duplican apoyos

A través del Fideicomiso para el Ahorro de Energía Eléctrica (Fide), el Gobierno federal ha otorgado 457 apoyos para la instalación de paneles solares en Jalisco, desde 2013 al año pasado, para viviendas de alto consumo de energía eléctrica y pequeñas y medianas empresas.

La liberalización de los precios no significó aumentar los competidores en toda la cadena de suministro de gas. EL INFORMADOR/Archivo

Tlaquepaque, con el gas LP más caro de la metrópoli

Una revisión a los precios actuales del gas LP en las cinco principales ciudades de la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG), arrojó que Tlaquepaque es el municipio cuyos permisionarios venden más caro el energético, mientras que Tonalá maneja los precios más bajos.

En promedio, adquirir un cilindro de gas LP de 30 kilogramos en la capital jalisciense cuesta entre 570 y 600 pesos, mientras que poner 50 litros de gas en el tanque estacionario de una casa tiene un precio promedio de 525 pesos.

Por ejemplo, un habitante de Tlaquepaque tendría que desembolsar 599 pesos al mes para adquirir un cilindro de 30 kilogramos, ya que el costo del kilo es de 19.97 pesos, mayor que el que tiene todo el Estado.
En contraste, un ciudadano de Tonalá invertiría 573 pesos por su cilindro, ya que el kilogramo cuesta en promedio 19.10 pesos.

Tlaquepaque también vende los litros de gas LP para tanque estacionario más caros de la zona metropolitana, al ofertarse a 10.6 pesos en promedio; es decir, si alguien quiere abastecer de 50 litros su tanque estacionario, tendría que desembolsar 530 pesos, 15 pesos más que un habitante en Tonalá, municipio con el gas más barato.

Después de Tlaquepaque, Zapopan y Tlajomulco son los municipios que venden los cilindros de gas LP más caros, mientras que Guadalajara y Tlajomulco tienen los costos más altos en cuanto a tanques estacionarios luego del municipio tlaquepaquense.

La liberalización de los precios del gas LP por parte del Gobierno federal de Enrique Peña Nieto, más los incrementos generales de los energéticos en el sexenio, han generado un alza de 195 pesos en el cilindro de gas desde diciembre de 2012.

De acuerdo con el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (Inegi), y con los datos de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), un cilindro de 30 kilogramos pasó de costar 385 pesos a inicios del actual sexenio a los 580 pesos que actualmente vale en promedio en el Área Metropolitana de Guadalajara.

A nivel nacional, la inflación acumulada es de más de 63%, por lo que un cilindro de gas pasó de los 367 a los 600 pesos.

Los empresarios de Jalisco calculan que se ha incrementado en 30% el gas LP en el último año, por lo que ya implementan estrategias de ahorro, como la adopción de energía solar o la sustitución de cilindros de gas por tanques estacionarios que, aparentemente, gastan menos combustible.

“Para ahorrar gas y otros tipos de energía, como la luz, estoy contemplando el uso de paneles solares. Además, de los cuatro mil pesos mensuales en gas LP que gasto, se suman otros ocho mil pesos en energía eléctrica”, señala Martín Molina, empresario local.

En la Zona Metropolitana de Guadalajara, el costo del cilindro de gas de 30 kilogramos oscila entre los 575 y 590 pesos, mientras que llenar un auto-tanque de 100 litros de gas doméstico sale entre los mil 030 y los mil 060 pesos.

LA VOZ DEL EXPERTO

Monopolios encarecen el producto

Martín Romero Morett (académico del CUCEA)

El incremento del gas LP de 50% en el sexenio de Enrique Peña Nieto, y el aumento del 24% al 31% del precio de gas LP a partir de la liberalización de precios del energético en enero de 2017 se debe principalmente a la existencia de monopolios en este sector económico, algo ya denunciado por organismos como la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece).

Para el titular del Departamento de Economía del Centro Universitario de Ciencias Económico-Administrativas (CUCEA), Martín Romero Morett, los distribuidores de gas LP llevan tiempo sin tener los mecanismos justos de competencia económica que deriven en un decremento de los precios.

“Está operando como un monopolio esta industria, y no hay una autoridad que le ponga límites, entonces operan libremente, sin ningún control, y los monopolios deben regularse. Al no tenerse un Gobierno fuerte que esté regulando eso, ellos abusan de esto”.

Otros factores como la importación de gas LP realizada por algunas empresas, y las condiciones de adquisición de este energético, podrían estar jugando un papel fundamental para su encarecimiento. Sin embargo, para Romero Morett el principal asunto tiene que ver con una fallida liberalización que ha disparado los precios del gas.

“La verdadera liberalización se da cuando hay muchas empresas que compiten en toda la cadena, desde la producción hasta la distribución. Si no hay una verdadera competencia, no puede haber libre mercado y no puede haber precios competitivos”.

CLAVES

Piden más competencia en el mercado

  • La Comisión Federal para la Competencia Económica (Cofece), recomendó a la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y otros organismos públicos mayor competencia mediante el incremento de distribuidores de gas licuado o gas LP en las regiones del país. Lo anterior conllevaría a reducciones relevantes en el precio promedio del gas LP.
  • “Cuando en una región se incrementa de uno a dos el número de distribuidores, los precios pueden ser menores hasta en 6.5%”, aseveró el organismo en su documento “Transición hacia mercados competidos de energía: gas LP”.
  • La Cofece considera que, en México, existe un número reducido de grupos que participan simultáneamente en todas las actividades de la cadena del gas LP, desde su importación hasta la venta al usuario final.
  • “Si bien dicha integración vertical puede ser benéfica por las eficiencias que estas empresas generan en su operación, también es una condición que inhibe la entrada de nuevos participantes. Por ejemplo, con la liberalización de las importaciones en 2016, el mercado se concentró aún más, muy probablemente porque sólo unos cuantos grupos económicos tienen la capacidad de internar y almacenar dicho producto para luego comercializarlo”.
  • El organismo también sugirió a la CRE, entre otras cosas, la recopilación y publicación de datos sobre el movimiento de precios de gas LP basadas en los datos de las aduanas mediante las cuales se importa el energético; garantizar acceso abierto a ductos y terminales de almacenamiento de gas licuado propiedad de Petróleos Mexicanos, y el cumplimiento estricto de la Ley de Hidrocarburos.
  • “Dado que el gas LP es un combustible indispensable para la vida de los mexicanos, resulta prioritario determinar en qué medida los problemas estructurales en los distintos eslabones de la cadena de valor explican el comportamiento reciente de los precios”. 
Según la CRE, Jalisco está entre los 10 Estados del país con el gas doméstico más barato. EL INFORMADOR/Archivo

Aumentos incontrolables

De acuerdo con los reportes de precios del gas LP de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), Jalisco presentó un incremento superior al 5% en los precios de gas LP en apenas 15 días, siendo superior al promedio nacional de 3.67% reportado por el Índice Nacional de Precios al Consumidor.

En los primeros 15 días de este mes, el litro de gas para auto-tanque pasó de 9.93 pesos a 10.44 pesos el litro, mientras que el kilo de gas para cilindro se elevó de 18.44 pesos a 19.50 pesos el litro.

Este aumento anuló el decremento de 4% en los precios que había tenido el gas LP en Jalisco durante los meses de enero a agosto de 2018. Por ejemplo, un kilogramo de gas LP había bajado de 19.30 pesos a 18.44 pesos, haciendo que un cilindro de 30 kilos se redujera poco más de 25 pesos, de 580 a 555 pesos, aproximadamente.

“En mi casa, a mi tanque estacionario pasé de ponerle 700 a mil pesos mensuales”, señala Martín Molina.

Según la CRE, Jalisco está entre los 10 Estados del país con el gas doméstico más barato. Ocupa el octavo lugar con el litro de gas líquido más accesible, y el décimo lugar en el costo del cilindro de gas.

El Estado se ubica por debajo de los precios nacionales promedio de gas LP en México durante la primera quincena de septiembre (10.78 pesos el litro, 20.01 pesos el kilogramo).

En el caso de los cilindros de gas, únicamente los Estados de Chiapas, Hidalgo, Morelos, Nuevo León, Puebla, Tabasco, Tamaulipas, Tlaxcala y Veracruz tienen los tanques más baratos que Jalisco. Los distribuidores de gas para tanque estacionario sólo son más baratos en Aguascalientes, Chiapas, Nuevo León, Puebla, Tabasco, Tlaxcala y Veracruz.

Pese a ello, el efecto de este aparente precio bajo del gas LP no se ha trasladado a los bolsillos de los consumidores, a decir de algunos testimonios.

“Llegamos a consumir en casa unos 40 litros de gas por mes, pero antes gastábamos 300 pesos y ahora invertimos 400 pesos. Parece poco para nosotros, pero entiendo que para otras familias llegue a ser un golpe para sus carteras”, subraya el comerciante Alberto Garza.

GUÍA

Cada hogar consume 272 litros de agua caliente cada día

Según la guía de compra de la Revista del Consumidor, los calentadores solares ayudan en el ahorro de gas, ya que calientan el agua con la energía proveniente del Sol, además de que evitan la emisión de contaminantes. Son una buena opción para el hogar. La revista editada por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) indica que una familia de cuatro personas (que es el promedio de habitantes en una vivienda) consume en promedio 272 litros de agua caliente al día, ya sea para lavar ropa, bañarse, limpiar y cocinar. El consumo varía dependiendo de los hábitos de cada integrante.

El sistema consta de un colector, el cual se encarga de capturar la energía solar, así como de un termotanque que almacena el agua caliente.

Para elegir el tamaño de calentador más adecuado se debe determinar el uso previsto de agua caliente de la casa y multiplicar por 68 litros el número de habitantes, para así evaluar el colector y el depósito requerido para tener agua caliente de reserva.

Aunque haya días con poco Sol, el calentador recibe suficiente calor para mantener el agua a temperatura agradable, por lo que no hay problema en los días nublados parciales, con nubes blancas o cuando el Sol sale por ratos.

Sin embargo, si el nublado es muy cerrado, con nubes negras o incluso está lloviendo, el calentamiento se reducirá de manera considerable, pero el agua del tanque no se enfría, por lo que se puede seguir contando con agua caliente hasta que ésta se termine.

Para los climas fríos del invierno, los calentadores solares también pueden usarse porque están diseñados para soportar temperaturas bajo cero, pero en condiciones extremas, la Profeco recomienda instalar el calentador solar con el de gas para que opere como respaldo.

    Reducen consumo para obtener más utilidades

    Luego de invertir alrededor de mil 500 pesos mensuales en el uso de gas LP, el empresario local Alberto Garza, quien tiene una empresa del ramo alimenticio, decidió invertir en un reactor térmico de 150 mil pesos que le permitió ahorrarse entre 15 mil y 20 mil pesos al año, generando mayor eficiencia y menor gasto en su pequeña compañía.

    “Para poner un ejemplo, si hacer el producto antes me costaba producirlo 10 pesos, tenía que venderlo más caro a mis clientes, porque había que agregar gastos de logística y llevar el producto a su destino, y el agricultor era el más impactado con el costo. Ahora nos cuesta producirlo ocho pesos, aumentamos el porcentaje de utilidad y hemos incrementado las ventas, haciéndonos más competitivos en el mercado”.

    Así como Alberto Garza existen más casos de hombres de negocios que apuestan por energías alternativas y estrategias de reducción de consumo, para así hacer frente a los aumentos de precios de los combustibles que se suscitaron producto de la liberalización de precios dictaminada por la reforma energética del actual Gobierno federal.

    Carlos Cuevas, empresario jalisciense del sector textil de la compañía Army Uniformes, invierte aproximadamente entre 30 mil y 50 mil pesos mensuales en gas, que le sirve para poner en funcionamiento unas calderas que tiñen y lavan la tela con la que hacen los uniformes escolares en su compañía.

    El comerciante estima que en los últimos dos años los gastos operativos en el gas LP se incrementaron poco más de 30%, lo que coincide con el porcentaje de incremento del costo de este energético en el Estado de Jalisco.

    Con el objetivo de mantener en funcionamiento su centro de rehabilitación para jóvenes con adicciones, Martín Molina debe gastar entre 25 mil y 30 mil pesos mensuales en gastos operativos como luz eléctrica y alimentos. De ese presupuesto, al menos 15% (unos cuatro mil pesos) se destinan al pago de Gas LP, por lo que ya ha pensado en instalar paneles solares en su empresa para reducir el consumo de energía.

    “Es una inversión fuerte, me hicieron un presupuesto de 240 mil pesos para invertirle en 22 paneles solares, que son suficientes para la luz y el gas que yo consumo… todavía no tengo capital, pero cuando lo tenga lo voy a hacer, en 30 meses ya prácticamente recuperaría mi inversión”.

    Expertos recomiendan a las familias invertir en calentadores solares estos productos para reducir el consumo de gas. EL INFORMADOR/Archivo

    Aplicación permite analizar los costos

    A lo largo de 2018, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) lanzó al mercado la aplicación móvil AmiGas LP, la cual permite al usuario conocer los precios y evaluaciones del servicio de distribuidores de gas LP, para así brindarle herramientas y elegir la mejor opción.

    La app, disponible para Android y iOS, es gratuita y le permite al usuario comparar precios, saber si el distribuidor de gas LP tiene autorización de la CRE, buscar algún distribuidor del gusto del cliente, reportar fallas en el servicio, acceso a los teléfonos de contacto de la empresa para pedir el producto al instante, y leer recomendaciones de otros ciudadanos sobre lo bueno o malo de una distribuidora.

    Al abrirse la aplicación en el teléfono celular, AmiGas LP solicita al usuario que determine su posición actual para encontrar un distribuidor cercano a la ciudad o municipio donde vive. Al mostrar los distribuidores, la app muestra los datos más importantes de cada distribuidor, como nombre, precio del litro o kilogramo de gas LP, número de permiso y calificación de los usuarios en una escala de uno a cinco estrellas.

    Al contactar al distribuidor, la app te muestra dos tipos de teléfonos: de contacto, para realizar pedidos; y de emergencia, para reportar fallas en el servicio o suministro de gas licuado.

    AmiGas LP tiene diversas opciones para que el usuario reporte fallas en el servicio, por ejemplo, si el precio de venta fue superior al que mostró la app, si le negaron el servicio, no le hicieron entrega de nota o ticket de compra, o si algunos de los teléfonos de contacto o emergencia no es el correcto.

    La aplicación también permite validar el número de placas del vehículo repartidor de gas LP y cotejar si tiene o no el número de permiso otorgado por la Comisión Reguladora de Energía.

    Sigue: #DebateInformador

    Ante el aumento en los precios del gas, ¿pretende adquirir un calentador solar?

    Participa en Twitter en el debate del día @informador