Lunes, 21 de Junio 2021
null
Jalisco

El Siteur oculta los ingresos y gastos en 2021

El sistema cerró el año pasado con una caída en los ingresos y pasajeros, principalmente por el confinamiento ante la pandemia

El Informador

Durante 2020, el Sistema de Tren Eléctrico Urbano (Siteur) se quedó por debajo de sus expectativas en ingresos, pese a la puesta en marcha de la Línea 3. Y en este año no publica los ingresos y egresos proyectados para dimensionar la crisis.

Aunque está obligado, aún no sube a su página de internet la información relacionada con sus egresos (como el gasto por mantenimiento) y el detalle de lo que proyecta recaudar por pasajes, publicidad y venta de tarjetas, entre otros.

Según el organismo, su recaudación tuvo una reducción importante el año pasado. Se tenía proyectado que ingresaran mil 667 millones de pesos, pero sólo fueron 870.2 millones.

En noviembre pasado, Patricia Martínez Barba, coordinadora del Gabinete de Gestión del Territorio, reconoció que en este año se otorgaría un subsidio por alrededor de 400 millones de pesos al organismo para la operación de la Línea 3. Se proyectaron diariamente 233 mil pasajeros, pero sólo es usada por una tercera parte. Se pidió entrevista al Siteur, pero la solicitud no ha sido atendida.

Usuarios se muestran satisfechos por las condiciones de la Línea 3, pero aún se reporta una baja afluencia. ESPECIAL

Operación de L3 aún no se refleja en alza de viajes del Tren Ligero

Aunque la Línea 3 (L3) del Tren Ligero comenzó a operar en septiembre pasado, aún no repunta el número de viajes realizados por los usuarios de las tres rutas de este medio de transporte público que, incluso,  ya presentaba una  baja antes de la pandemia por el nuevo coronavirus.

De acuerdo con datos del Sistema de Tren Eléctrico Urbano (Siteur), durante el año pasado, cuando se tuvieron varios meses de confinamiento por la contingencia sanitaria, se reportaron 74.2 millones de traslados, por debajo de los 100.4 millones del año previo.

Entre enero y marzo de este año se han realizado 22.6 millones de viajes. Aunque los dos primeros meses presentaron una reducción con respecto al mismo lapso del año pasado, en marzo se reportó una mejoría, superando con poco al primer trimestre de 2020.

Lo anterior no fue significativo, pues se mantiene por debajo de los viajes realizados en el mismo periodo de años anteriores.

Los usuarios transportados por  la Línea 3, que recorre los municipios de Zapopan, Guadalajara y Tlaquepaque,  se encuentran por debajo de los 233 mil diarios que se estimaban cuando se elaboró el proyecto federal, el cual justificaba que este transporte público masivo circulara por esa diagonal.

En noviembre pasado, durante una comparecencia con los diputados, Patricia Martínez, coordinadora del Gabinete de Gestión del Territorio de Jalisco, reconoció que la nueva ruta realizaba un promedio de 75 mil viajes diarios.

Estos últimos se ubican también por debajo de las proyecciones realizadas por la actual administración estatal, la cual consideraba que en sus primeros meses podría mover a 90 mil pasajeros.

Lo anterior representa un problema para las finanzas del Siteur, pues la recaudación por el concepto de peaje se mantiene baja,  pese al aumento de la tarifa del transporte que desde hace más de un año es de 9.50 pesos.

Con ese incremento en el pasaje se pretendía hacer frente a los problemas presupuestales del organismo, que en 2018 concluyó en números rojos.

El año pasado, el presupuesto del sistema se modificó a la baja y también se tuvo una recaudación menor, lo que complica que la Línea 3 se sostenga con recursos propios, pese a que requiere de una bolsa más alta que las otras dos líneas para el mantenimiento de sus estaciones e infraestructura en general.

El mantenimiento 

De acuerdo con el análisis del costo-beneficio de la Línea 3, elaborado por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), las acciones de mantenimiento mayor de la infraestructura del sistema aplican cada 15 años para los túneles, estaciones subterráneas, talleres, cocheras e instalaciones electromecánicas, así como cada 20 años para los tramos de los viaductos elevados.

EL DATO

Los viajes

De acuerdo con el Plan Estatal de Gobernanza y Desarrollo del Ejecutivo  estatal,  se proyecta que en este año se realicen 112.5 millones de viajes en las líneas del Tren Ligero. 

Y en 2024, que se registren 121.8 millones.

NUMERALIA

Traslados en las rutas del tren

  • 94.6 millones en 2015.
  • 98.2 millones en 2016.
  • 98.4 millones en 2017.
  • 103.8 millones en 2018.
  • 100.4 millones en 2019.
  • 74.2 millones en 2020.
  • 22.6 millones en 2021 (enero-marzo).
Todavía faltan obras para reparar los daños en 12 inmuebles, como los templos de San Francisco de Asís, Catedral y el Santuario. EL INFORMADOR/F. Atilano

Olvidan reparaciones en 12 edificios

Iglesias y fincas ubicadas en el Centro de Guadalajara sufrieron daños estructurales debido a la construcción de la Línea 3 del Tren Ligero de Guadalajara, principalmente por la excavación de la tuneladora “La Tapatía” en el primer cuadro. Aunque la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) impulsó trabajos de rehabilitación, en los que erogó 56.9 millones de pesos, todavía faltan obras para reparar los daños en 12 inmuebles, como los templos de San Francisco de Asís, Catedral y el Santuario, así como el Museo del Periodismo, el Albergue Fray Antonio Alcalde y la Plaza de la Tecnología, entre otros, confirma  la SCT por Transparencia.

En un recorrido realizado a los edificios, se constató que la capilla del Señor de las Aguas y la capilla de la Soledad, ubicadas al interior de la catedral de Guadalajara, están cerradas a los fieles porque no han sido reparadas. El templo San Francisco de Asís y el Museo del Periodismo siguen cerrados, además de que los propietarios de fincas tienen que lidiar con grietas, hundimientos y vibraciones en sus hogares.

El padre Eduardo Gómez Becerra, coordinador Diocesano de la Comisión de Arte Sacro de la Arquidiócesis de Guadalajara, informa que  ya no han recibido respuesta de las autoridades sobre continuar con los trabajos, que corresponden a la tercera etapa de intervención. 

“La SCT se desliga un poco, que ellos ya le entregaron la obra al Sistema de Tren Eléctrico (Siteur). Pero Siteur dice que falta que terminen de pagar. Y el Instituto Nacional de Antropología e Historia gestiona esa parte porque,  al final, le corresponde y  lleva la supervisión”.

Añade que ya remediaron las grietas que salieron en el templo del Santuario, pero también le hacen falta algunos detalles, como los relacionados a la pintura.

Por otro lado, las fincas particulares también padecen por los estragos causados por la obra. Sara Rivera, hija de los dueños de una casa que colinda con la calle Hospital, mostró distintas grietas estructurales que tiene la vivienda. Afirma que en una “brota el agua como cascada cuando llueve”. También señala hundimiento de suelos y vibraciones. “Estamos a la espera de las autoridades, ojalá que no nos dejen en el olvido porque hay muchas personas que estamos batallando con los daños de las casas. Han pasado  las administraciones y no se sabe qué pasará… necesitamos que nos den una solución”.

Refuerzan supervisión

Tras el colapso de la Línea 12 del Metro de la Ciudad de México, en el que fallecieron 26 personas y alrededor de 80 resultaron heridas, el Gobierno de Jalisco anunció que se reforzará la supervisión de la Línea 3 del Tren Ligero y dio a conocer algunas acciones de mantenimiento que se desarrollan a nivel local para garantizar la seguridad de los usuarios de este medio de transporte.

Las autoridades estatales aseguraron que, como protocolo de arranque de la operación de las líneas 1, 2 y 3 del Tren Eléctrico, todos los días por la madrugada se realizan recorridos “en vacío” antes de comenzar a brindar el servicio, “para validar la correcta operación del sistema, antes de que se suban los pasajeros”.

Además, se informó que se cuenta con un programa de mantenimiento periódico y constante para detectar cualquier falla técnica, “y atender los imprevistos que surgen en el día a día de la operación. Sin embargo, ante los hechos ocurridos en la Ciudad de México, no se debe escatimar en la supervisión, por lo cual se reforzarán todas las medidas de revisión, mantenimiento y control”, se destacó a través de un comunicado.

Entre las medidas a implementar se encuentran fortalecer las tareas de mantenimiento, intensificar el programa de capacitación para respuesta rápida a las emergencias, tanto a los operadores como empleados de las estaciones, “y se irá fortaleciendo la capacidad operativa y de personal, particularmente de la Línea 3, conforme se vayan retirando las empresas contratistas de la SCT por el cumplimiento de sus plazos de acompañamiento, garantías y servicio, tras la entrada en operación del sistema”.

Para cumplir con estos procesos, el Siteur elaborará un informe de seguridad “exhaustivo” de la operación y mantenimiento del sistema, la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública generará un informe del estado actual de la infraestructura (particularmente de los tramos elevados), mientras Protección Civil se encargará de un informe del estado de las medidas de seguridad y  de contingencia en las estaciones de los tres sistemas de trenes de la ciudad.

GUÍA

Unidad interna vigila las tres líneas

  • El Siteur cuenta con una Unidad Interna de Protección Civil que se encarga de supervisar  las tres líneas. Entre las funciones desarrolladas por las brigadas, se encuentran:
  • Brindar auxilio al personal en general, de manera organizada y planeada, en una situación de emergencia.
  • Desarrollar un plan de acciones que contribuyan a concientizar a la población, prevenir y minimizar las consecuencias de una calamidad o peligro.
  • Identificar los peligros, vulnerabilidades y riesgos a los que está sujeto el edificio o el centro de trabajo, así como el personal en general para establecer las medidas, acciones y obras que disminuyan la probabilidad de un accidente, siniestro o desastre.
  • Capacitarse y especializarse en las actividades propias de las brigadas para garantizar el óptimo cumplimiento de su función.
  • Mantener en buenas condiciones el equipo que se proporcione para el desempeño de su función.
  • Coordinarse con instituciones y organismos de apoyo, ante una emergencia (Bomberos, Cruz Roja, Policía y Grupos especializados de rescate), para proporcionar el auxilio oportuno y eficiente en caso necesario.
  • Participar en los ejercicios de evacuación por simulacro de contingencia, que se programen en el edificio o el centro de trabajo, entre otras acciones.
El mes pasado el Siteur reconoció que persisten las deficiencias en la construcción e instalaciones. EL INFORMADOR/F. Atilano

CLAVES

Las fallas

Problemas. El 19 de septiembre pasado, tras la primera semana de operación de la Línea 3, usuarios de ésta tuvieron que caminar sobre las vías del Tren Ligero. Fueron evacuados debido a que la unidad en la que viajaban se detuvo, mientras circulaba entre las Estaciones del CUCEI y Revolución. Uno de los videos grabados por los pasajeros se viralizó en las redes sociales, en el que se hacía mofa de la seguridad de este sistema.

Respuesta. Ese día, el  Sistema de Tren Eléctrico  (Siteur) reportó una falla técnica por la cual se suspendió el servicio a partir de la estación de la plaza de la Bandera y hasta la Central. La gente mostró su inconformidad,  ya que se quedaron alrededor de media hora detenidos sin recibir información de lo sucedido. En ambos casos, el servicio se restableció por la tarde.

Reporte. El Siteur ya había reportado que, debido a la “conclusión de los trabajos”, uno de los ingresos a la estación del Santuario permanecería cerrado por seis días.

Repetición. El pasado 27 noviembre se reportó una nueva falla técnica “no grave” en la operación de la Línea 3, por lo que se suspendió el servicio por alrededor de dos horas. “Personal especializado del Siteur aplicó los protocolos de seguridad necesarios para solucionar la avería, moviendo los trenes a una velocidad reducida para trasladar a las personas usuarias ante la suspensión momentánea del servicio”, reportó el organismo.

Desperfecto. El 21 de diciembre se reportó que debido a una “avería” se suspendía de nuevo el servicio de esta línea.

Pendientes. El mes pasado, de acuerdo con información otorgada por Transparencia, el organismo reconoció que persisten las deficiencias en la construcción e instalaciones, como el suministro de agua potable en algunas estaciones, patios y cocheras, además del sistema de riego de estos últimos dos espacios.

Sigue #DebateInformador

¿Qué opina de las instalaciones del Tren Ligero?

Participa en Twitter en el debate del día @informador