Jueves, 24 de Septiembre 2020
null
Jalisco

El Insabi cubre seis instituciones de salud en Jalisco

Son casi tres millones de jaliscienses los que podrán recibir atención médica, estudios y fármacos gratis

El Informador

El Gobierno estatal publicó el Acuerdo de Coordinación con el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), por lo que ahora casi tres millones de jaliscienses pueden recibir atenciones médicas, estudios y fármacos gratis en seis instituciones públicas.

En primer lugar están las unidades dependientes del Organismo Público Descentralizado Servicios de Salud Jalisco. En segundo, los Hospitales Civiles. Y en tercero, el Instituto Jalisciense de Cancerología, en donde los enfermos padecen la falta de medicinas tras la modificación que desapareció el Seguro Popular y dio paso al Insabi.

Las tres restantes son: Instituto de Alivio del Dolor y Cuidados Paliativos, Instituto de Salud Mental y el Dermatológico.

El compromiso presidencial es que todas las unidades médicas brinden en este año los tres niveles de atención, incluyendo el más costoso: la alta especialidad.

Tras acuerdo entre Jalisco e Insabi, los servicios médicos son gratuitos

El Gobierno de Jalisco publicó el Acuerdo de Coordinación con el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), con el que la autoridad estatal queda obligada para prestar los servicios de manera gratuita; es decir, bajo ninguna circunstancia se cobrarán cuotas de recuperación a las personas sin seguridad social que requieran acceder a los servicios. Y se recuerda que “el incumplimiento de esta obligación dará lugar a las sanciones administrativas y penales correspondientes, comprometiéndose las partes a denunciarlo ante instancias federales y locales”.

El acuerdo también establece que si la Entidad incumple con la ministración de la aportación solidaria (mil 725 millones 173 mil 794 pesos) se cubrirá con los recursos que le corresponden del Fondo General de Participaciones del Ramo 28. Este monto está destinado para la prestación gratuita de servicios de salud, medicamentos y demás insumos asociados para las personas sin seguridad social. 

Según el documento, 60% del recurso que aportará el Estado será de forma líquida y 40% en especie. Este último se refiere al gasto en obra pública en curso o concluida, a las acciones para que las unidades de salud obtengan o mantengan la acreditación en calidad, así como la adquisición del equipamiento relacionado con la salud.

Se precisa que, para la prestación de los servicios de salud”, Jalisco recibirá en 2020 por parte del Insabi un total de tres mil 201 millones de pesos. El ejercicio fiscal se condiciona para que hasta 50% de los recursos podrá destinarse al pago de las remuneraciones o de la nómina, al menos 32% para la adquisición y la distribución de medicamentos, material de curación y otros insumos asociaciones, así como 18% para la operación de las unidades médicas donde se presten los servicios. 

Los organismos incluidos en el acuerdo son los Servicios de Salud Jalisco, el Hospital Civil de Guadalajara, el Instituto Jalisciense de Cancerología, además del Instituto Jalisciense de Alivio del Dolor y Cuidados Paliativos, el Instituto Jalisciense de Salud Mental y el Instituto Dermatológico.

Enfermos con cáncer lamentaron que la desaparición del Seguro Popular afectó sus tratamientos. Por eso organizaron varias manifestaciones. EL INFORMADOR/Archivo

MODELO

Objetivos

  • La meta del Modelo de Salud para el Bienestar (SABI) es garantizar que el Estado brinde la protección en salud bajo criterios de universalidad e igualdad, donde las personas de todas las edades  reciban servicios gratuitos de forma oportuna y de calidad, sin corrupción y con un manejo eficiente de los recursos.
  • Los contenidos del SABI están cimentados en un proceso metodológico realizado en conjunto con la Secretaría de Salud, el  IMSS y el ISSSTE, además de los aportes realizados por directivos de Secretarías de Salud estatales y de jurisdicciones.
  • La estrategia pretende fortalecer la Atención Primaria en Salud (APS), la cual se centra en la persona, la familia y la comunidad, con énfasis en la prevención y promoción de la salud.
  • La implementación es de carácter nacional y la participación de cada Entidad federativa será refrendada mediante el Acuerdo de Coordinación que se celebre según las circunstancias, como el que se firmó entre Jalisco y la Federación.

Los recursos

  • El Gobierno federal indica que, en 2019, el financiamiento de los servicios de salud para la población sin seguridad social proviene de cuatro fuentes.
  • La primera es el Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud (FASSA), con 99.4 mil millones de pesos (MMDP).
  • La segunda se trata del Ramo 12, que incluye el anterior Seguro Popular, con 124.2 mil millones de pesos.
  • La tercera aporta 11.8 mil millones provenientes del IMSS Bienestar para la administración del Programa Prospera.
  • Y en la cuarta están los recursos de las Entidades federativas, con 50.5 mil millones de pesos.

El convenio es por seis años, pero se pueden hacer cambios

El Acuerdo de Coordinación entre Jalisco y el Instituto de Salud para el Bienestar publicado el pasado 21 de abril en el Periódico Oficial “El Estado de Jalisco” estará vigente hasta el 5 de diciembre de 2024. Pero se precisa que las partes podrán modificar en cualquier momento el documento. 

“Toda modificación o adición debe formalizarse por escrito y surtirá efectos a partir de la fecha de la suscripción. Y se debe publicar en el Periódico Oficial”.

De acuerdo con el apartado de “cláusulas”, el Gobierno de Jalisco será responsable de organizar, operar y supervisar la prestación gratuita de los servicios de salud, los medicamentos y demás insumos asociados para las personas sin seguridad social (en Jalisco se estima que casi tres millones de personas no son derechohabientes).

La Entidad también está obligada a la prestación de los servicios de salud que se sujetará al Modelo de Salud para el Bienestar (SABI), mientras que el Instituto federal deberá proporcionar la asesoría técnica correspondiente. 

Entre las disposiciones establecidas está la implementación de las medidas necesarias para que en las unidades médicas efectúen el registro de las personas atendidas, además de establecer un sistema de orientación y atención de quejas y sugerencias respecto a la prestación de los servicios de salud.

Se precisa que los recursos que el Estado de Jalisco reciba  del Instituto federal se deberán depositar en una cuenta bancaria productiva, específica para el ejercicio fiscal que se trate, con la finalidad de que dichos recursos y sus rendimientos financieros estén debidamente identificados.

Al final de cada ejercicio fiscal, los remanentes de los recursos presupuestarios federales transferidos a Jalisco, junto con los rendimientos financieros generados no erogados, deberán ser reintegrados a la Tesorería de la Federación.

El Artículo 77 bis de la Ley General de Salud menciona que el Insabi y las Entidades federativas celebrarán acuerdos de coordinación para la ejecución, por parte de éstas, de la prestación gratuita de servicios de salud, medicamentos y demás insumos asociados. También los conceptos de gasto, el destino de los recursos y los indicadores de seguimiento a la operación, así como los términos de la evaluación integral de lo referido.

Los organismos incluidos en el acuerdo son: Servicios de Salud Jalisco, el Hospital Civil de Guadalajara, el Instituto Jalisciense de Cancerología, además del Instituto Jalisciense de Alivio del Dolor y Cuidados Paliativos, el Instituto Jalisciense de Salud Mental y el Instituto Dermatológico. EL INFORMADOR/Archivo

Definen fondo para gastos catastróficos

Los recursos destinados para la atención de enfermedades que provocan gastos catastróficos comprenderán la atención de los padecimientos conforme al suministro de medicamentos e insumos para diagnósticos, cuyos costos de adquisición y distribución se cubrirán con cargo a los recursos de un fondo destinado para ello.

Aunque la adquisición de los medicamentos e insumos, así como su distribución y entrega a la Entidad serán efectuados por el Insabi o la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, los casos de excepción serán establecidos en las reglas de operación del fondo referido.

Según el documento, alrededor de 69 millones de personas carecían de acceso a la seguridad social en México el año pasado. Sin embargo, se critica que sólo una parte de la población fue atendida mediante el Sistema de Protección Social (Seguro Popular), pues 20 millones no estuvieron afiliados a ningún tipo de seguridad social.

En ese sentido, se remarca que existió inequidad, ya que solamente algunas enfermedades fueron incluidas en el Catálogo Universal de Servicios de Salud (CAUSES) o en el Fondo contra gastos catastróficos. Este último con 66 padecimientos definidos, los cuales no incluían, por ejemplo, las enfermedades renales.

GUÍA

Confirman sus responsabilidades

  • En el Acuerdo de Coordinación se indica que Jalisco está obligado para administrar y supervisar el ejercicio de los recursos que le transfieran para la prestación de los servicios de salud. Para lo anterior debe contemplar mecanismos periódicos de seguimiento, verificación y evaluación que permitan observar la correcta aplicación de los recursos. También debe presentar informes periódicos sobre el destino y los resultados obtenidos.
  • El Insabi verificará (a través de la evaluación del cumplimiento de los indicadores de desempeño) la operación de los recursos transferidos y que se cumplan exclusivamente los objetivos acordados. Si hay irregularidades en el uso de los recursos transferidos, el Insabi informará a la Auditoría Superior de la Federación, a la Secretaría de la Función Pública  y a la autoridad estatal competente en la materia.
  • Con la finalidad de propiciar la correcta aplicación de los recursos se obliga a la Entidad a participar, a través de la Contraloría del Estado, en las acciones de supervisión, seguimiento, control y evaluación integral.
  • Los indicadores de seguimiento y operación de los servicios de salud se realizarán conforme a los términos que establezca el Insabi, tomando en consideración la opinión de las Entidades federativas. Además, se adelanta que los criterios en materia de supervisión e indicadores de seguimiento a la operación y los términos de la evaluación integral se integrarán al Acuerdo de Coordinación una vez que se suscriban por las partes interesadas.
  • Se añaden obligaciones de transparencia, acceso a la información pública y protección de datos personales que se desprenden de las disposiciones aplicables en la materia. Los involucrados están obligados a difundir en sus páginas de internet el monto de los recursos asignados para la prestación de los servicios a su cargo, los montos y partidas a las cuales se destinan los recursos, los montos comprobados, los importes pendientes por comprobar, las acciones y los resultados obtenidos con su aplicación.
  • En el caso de los recursos financieros deben indicar el nombre de los proveedores y contratistas que recibieron los pagos. Y en el caso de las obras, los avances físicos y financieros. Los datos tendrán que actualizarse de forma trimestral dentro de los 30 días naturales posteriores al cierre del trimestre.

SABER MÁS

Reclutan médicos contra coronavirus

  • Para aumentar la capacidad de atención en los centros médicos, el Insabi pretende el reclutamiento de profesionales para trabajar en las regiones con mayor vulnerabilidad.
  • Además, a principios de este mes, lanzaron una convocatoria especial dirigida a médicos y especialistas para combatir el COVID-19.
  • Se requieren al menos dos mil médicos.
Con el Acuerdo de Coordinación, las instituciones públicas deben brindar de forma gratuita las atenciones, los estudios y las medicinas. EL INFORMADOR/Archivo

Crean fideicomiso, sin estructura, para complementar el presupuesto

Aunque recientemente el Presidente Andrés Manuel López Obrador ordenó eliminar los fideicomisos, mandatos y actos jurídicos análogos sin estructura, en enero de 2020 se creó el Fondo de Salud para el Bienestar, “un fideicomiso público sin estructura orgánica”. 

El Insabi es el fideicomitente que destinará los recursos de su patrimonio principalmente a complementar el dinero destinado al abasto y distribución de medicamentos, insumos, así como acceso a los exámenes clínicos para personas sin seguridad social. Además de inversión en infraestructura, preferentemente en las Entidades federativas con mayor nivel de marginación social.

Con el Insabi se pretende mejorar la eficiencia del gasto generando ahorros del sector, el cual se reinvertirá en áreas prioritarias para lograr un mayor alcance de los servicios.

Además, el Gobierno de la República mantendrá dos sistemas de salud, procurando la máxima coordinación entre ambos. Por un lado, el sistema de derechohabientes del ISSSTE, del IMSS y demás instituciones de seguridad. Por otra parte, la atención a personas que carecen de seguridad social.

El Insabi tendrá a su cargo la aplicación de políticas en el programa IMSS-Bienestar y operará de manera directa los centros de salud, hospitales y demás establecimientos que se determinen con las Entidades federativas.

Sigue: #DebateInformador

¿Qué opina del cambio del Seguro Popular al Insabi?

Participa en Twitter en el debate del día @informador