Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 26 de Septiembre 2018
Economía | Al pesimismo de Wall Street contribuyeron la difusión de datos económicos negativos.

Wall Street baja 0.39% a la espera de solución a futuro del sector automotriz

Las acciones de General Motors bajaban tras la apertura

Por: EFE

Nueva York,E.U.- La Bolsa de Nueva York abrió hoy con un descenso del 0 .39 por ciento en el índice Dow Jones de Industriales, tras la publicación de datos económicos negativos y a la espera de una solución sobre el futuro de la industria automotriz estadounidense.

Tras la apertura de la Bolsa de Nueva York, el índice Dow Jones de Industriales, el más importante de Wall Street, bajaba 32.5 puntos (-0.39%) y se situaba en 8.392.25 unidades, después de que el martes subiera un 1.83 por ciento.

El mercado Nasdaq retrocedía 5.48 puntos (-0,37%) y se colocaba en 1.477.79 unidades, mientras que el selectivo S&P 500 perdía 5.25 puntos (-0,61%), hasta 853.87 unidades.

El índice compuesto NYSE, que agrupa a todos los valores cotizados en la Bolsa de Nueva York, descendía 44.15 puntos (-0.82%), hasta 5.321.51 unidades.

Wall Street sigue hoy atentamente, por segundo día consecutivo, la comparecencia en Washington de los consejeros delegados de General Motors, Ford y de Chrysler, y del presidente del Sindicato Unido de Trabajadores (UAW) de la Industria Automotriz, que explicarán al Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes de E.U. porqué urge un socorro a esa industria.

Las Tres Grandes de Detroit, que meses atrás recibieron del Congreso una línea de crédito de 25 millones de dólares para modificar sus productos y hacerlos más eficientes y competitivos, quieren ahora otros 25 millones de dólares en préstamos de emergencia, aunque, de momento, los políticos de Washington se resisten.

Las acciones de General Motors bajaban tras la apertura un 11.33 por ciento, hasta los 2.74 dólares, mientras que las de Ford descendían un 10.19 por ciento, hasta los 1.51 dólares.

El Gobierno estadounidense informó que el índice de precios de consumo (IPC) bajó un 1 por ciento en octubre, cuando los precios de la energía tuvieron una disminución sin precedentes del 8.6 por ciento.

Si se excluyen los precios de alimentos y energía, el IPC retrocedió un 0.1 por ciento, la primera deflación subyacente desde 1982.

Los inversores también recibieron con preocupación los datos difundidos por el Departamento de Comercio: la construcción de casas nuevas en Estados Unidos se redujo en octubre un 4.5 por ciento, el nivel más bajo desde el final de la Segunda Guerra Mundial.

En un año el comienzo de construcción de viviendas ha bajado un 38 por ciento y ha caído un 70 por ciento desde el momento culminante a comienzos de 2006.

Las obligaciones a diez años subían ligeramente en el mercado secundario de deuda y su rentabilidad, que se mueve en sentido contrario, se situaba en el 3.48 por ciento, frente al 3.53 por ciento del cierre del martes.

Temas

Lee También

Comentarios