Domingo, 19 de Mayo 2024
Economía | De acuerdo con analistas Pemex debería darse prisa

Pemex analiza ir por refinería en el exterior

'Los dueños no van a estar esperando y las buenas oportunidades se pueden quedar en manos de brasileños o chinos' asegura Jaime Brito de PFC Energy

Por: SUN

Pemex, en busca de refinerías en el exterior. ARCHIVO  /

Pemex, en busca de refinerías en el exterior. ARCHIVO /

CIUDAD DE MÉXICO (14/DIC/2010).- El director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Juan José Suárez Coppel dijo que no enfrentan ningún límite de tiempo en el análisis que Pemex realiza para la posible adquisición de una refinería fuera de territorio mexicano.

Interrogado al término de una mesa redonda sobre energía, organizada ayer lunes por el Instituto las Américas, el funcionario respondió “estamos analizando y no hay un límite de tiempo”.

Sin embargo, de acuerdo con analistas consultados, Pemex debería darse prisa en la decisión, ya que si bien hay una vasta oferta de activos en el mundo, muchos de ellos estarían por cerrar sus operaciones y están por ser adquiridos por otras empresas en el orbe.

Al menos 21 refinerías que se localizan en la costa del golfo de México en Estados Unidos, en la misma región donde opera la planta de refinación de Deer Park (donde Pemex es socio) están disponibles a la venta y quizá una de ellas podría ser adquirida por el gobierno federal mexicano a un costo accesible en relación a la construcción de un nuevo complejo industrial.

Información de analistas internacionales y de la Petroleum Administration for Defense District, refiere que los refinadores realizaron transacciones para vender complejos a precios que van de los 300 mil, 500 mil y hasta mil millones de dólares, precio muy por debajo del costo de la refinería que se construirá en Tula, Hidalgo, estimado en 10 mil millones de dólares.

Jaime Brito, de la firma consultora PFC Energy, con sede en Washington, DC, consideró que México tiene un periodo de un año (2011) para poder comprar alguna refinería en Estados Unidos.

“Los dueños no van a estar esperando y las buenas oportunidades se pueden quedar en manos de brasileños o chinos, que también muestran interés y ya están negociando”, detalló.

La información del Departamento de Energía de Estados Unidos señala que en el área texana de Baton Rouge, hay dos refinerías con un estatus de cerrar o ser vendidas; en Houston son seis complejos en similares condiciones; en Corpus Christi tres más; en Beaumont/Lake Charles otros tres; y, en New Orleans, Lousiana también tres. No fue posible obtener detalles de las capacidades de refinación ni costos de estos activos.

El director de Pemex, Juan José Suárez Coppel, comentó recién que inicio negociaciones con la petrolera Valero y siete empresas más en Estados Unidos. Además comentó que se analizaba de forma seria la compra de una refinería pero no ahondó en detalles.

El analista Jaime Brito explicó que la paraestatal petrolera deberá evaluar el tipo de refinería que desea adquirir en el exterior bajo la consideración de algunos criterios como la capacidad de refinación; la configuración (si es muy simple o compleja); la posición geográfica (para definir si el costo de logística y transporte a suelo mexicano lo haría viable); y, la posición estratégica en el portafolio de la empresa, pues gran parte de las refinerás en Estados Unidos están asociadas a redes de gasolineras.

George Baker, analista del sector energético, comentó que las refinerías que estarían potencialmente disponibles para México se encuentran en todo el territorio de los Estados Unidos y algunos otras en Europa.

Desde el pasado 26 de abril, Jaime Brito había comentado que resulta mucho más económicamente eficiente al país salir a comprar una refinería que construir una como la que se planea en Tula, Hidalgo y cuyo costo de inversión supera los 10 mil millones de dólares.

Además, dada la disponibilidad de complejos refinadores, 56 en total en el mundo, que están en vías de desincorporarse por la vía de la venta o cierre de operaciones.

“Aún comprando refinerías en el Viejo Continente, con un costo bajísimo para exportar gasolinas a México, es más barato que construir una nueva refinería”, coincidieron los analistas consultados.

Consideraron que lo más conveniente sería comprar un par de refinerías en Estados Unidos, de preferencia en el golfo de México.

México, añadieron, es el país con más ventaja para poder obtener beneficios, porque varias de las refinerías en venta tienen una sinergia logística excelente para el país, por su cercanía y porque puede importar de manera inmediata gasolinas y diesel, en lugar de esperar ocho años en la construcción de una refinería nueva. La decisión de comprar una refinería usada podría ahorrar decenas de miles de millones de dólares al país.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones