Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 21 de Noviembre 2019
Economía | Discusión pendiente

El sector automotriz pone en jaque al resto de la economía de Estados Unidos

Le ha llegado el turno ahora a la industria automotriz, en serios aprietos y con el fantasma de la bancarrota en el horizonte

Por: NTX

NUEVA YORK.- Tras el colapso de los bancos de inversión, que remeció el tablero de juego en Wall Street, le ha llegado el turno ahora a la industria automotriz, en serios aprietos y con el fantasma de la bancarrota en el horizonte.  

Al Gobierno de Washington se le está agotando el tiempo para salvar un sector reconocido como “la espina dorsal” de la industria estadunidense y cuyo derrumbe supondría un golpe devastador.
El futuro de Detroit, sede principal de la industria del automóvil, se oscurece conforme se agrava la crisis económica y financiera en Estados Unidos.

General Motors (GM), Ford y Chrysler, las tres todopoderosas empresas “made in USA”, ven cómo se quedan sin dinero en el banco y sus ventas caen en picada.

Tan sólo en octubre las ventas totales del sector cayeron 31.9%, el nivel más bajo en 25 años. Otra cifra: tan sólo GM ha despedido a 46 mil trabajadores en este país desde 2004, el último año que obtuvo beneficios.
GM encendió las luces de alarma esta última semana. Luchando desde hace meses contra lo inevitable, reveló que se está quedando sin efectivo a toda velocidad y sólo dispone de la liquidez “mínima necesaria” para financiar sus operaciones del resto del año.

La automotriz perdió dos mil 540 millones de dólares en el tercer trimestre y anunció que suspende las negociaciones para fusionarse con Chrysler, por lo que los expertos no descartan la bancarrota como salida más probable.

Los agresivos planes de recorte de gastos implementados por estas tres firmas —con cierres de fábricas y despidos masivos— no están dando los resultados esperados.

Acuerdo con Washington

Los tres gigantes de Detroit esperan que Washington actúe rápido y les arroje un salvavidas.

La próxima semana, la Casa Blanca y el Congreso podrían llegar a un acuerdo la próxima semana para conceder una línea de ayuda y créditos directos por 25 mil millones de dólares.

Los analistas coinciden en señalar que tan sólo GM necesita 15 mil millones de dólares en ayuda directa para sobrevivir un año.
Pero no todos están de acuerdo en que el Gobierno ponga encima de la mesa un plan de rescate para estas compañías, como ya hizo con los 700 mil millones de dólares destinados a reflotar el sistema financiero.  

General Motors, Ford y Chrysler, las tres todopoderosas empresas “made in USA”, se están quedando sin dinero en el banco y sus ventas caen en picada

Temas

Lee También

Comentarios