Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 16 de Noviembre 2018
Economía | La crisis abona al robo de energía eléctrica

CFE pierde 10.96 por ciento de sus ventas

La crisis económica se está convirtiendo en un factor adicional para que aumente el robo de electricidad en el país

Por: SUN

CIUDAD DE MÉXICO.- La Comisión Federal de Electricidad (CFE) y Luz y Fuerza del Centro (LyFC) no han podido frenar este problema, y advierten que podría continuar creciendo, a pesar de los programas que se han implementado para reducir el robo de energía eléctrica.

Las compañías que dan el servicio eléctrico en el país calculan que alrededor de un millón de viviendas consumen electricidad que no pagan, lo que representa pérdidas para ambas entidades por 42 mil millones de pesos anuales.

Jorge Gutiérrez Vera, director de LyFC, estima que sólo en la zona Centro del país, que abarca los estados de Hidalgo, Morelos, Puebla, Estado de México y las 16 delegaciones del Distrito Federal, se tienen detectadas 750 mil nuevas viviendas que están en esa situación.

Funcionarios de las paraestatales reconocieron que existe la percepción entre la población de que la energía eléctrica es cara, y si a ello se suma la pérdida de poder de compra, “se crean las condiciones para la cultura del no pago”.

Al cierre de los primeros ocho meses del año, el robo de energía eléctrica en la zona de distribución de CFE representa ya 10.96% de sus ventas totales (casi todo el país, excluyendo la parte central), equivalente a pérdidas del orden de 22 mil 161 millones de pesos.
La paraestatal argumenta que un año antes, estos ilícitos (diablitos, embestidas clandestinas, colgarse del cable, alterar medidores, deficiente facturación, entre otros) fueron equivalentes a 10.55% de las ventas totales. “El incremento observado se deriva principalmente de los usos ilícitos del servicio público de energía eléctrica”.
En el caso de LyFC, las pérdidas de energía eléctrica alcanzan 32.73% de sus ventas, como resultado del “incremento en la demanda y de las conexiones ilícitas en la red de media y baja tensión, asociadas a la cultura de no pago de los servicios públicos”.
 
El robo de electricidad, que va desde los conocidos diablitos, colgarse de los cables, alterar el medidor, entre otros, representa pérdidas de 42 mil millones de pesos anuales para las empresas del sector.

Temas

Lee También

Comentarios