Lunes, 20 de Mayo 2024
null
Jalisco

Eclipse emociona a tapatíos

Grandes y chicos se reunieron en diversos puntos de la ciudad para observar el espectáculo que dieron el Sol y la Luna 
 

El Informador

La momentánea comunión entre el Sol y la Luna emocionó a los tapatíos que acudieron ayer a distintos puntos de la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG) para observar el eclipse sin arriesgar su salud. 

Grandes y chicos miraron hacia arriba con lentes especiales; otros clavaron el ojo en la mira de los telescopios, aunque sea por unos segundos; también hubo quienes se conmovieron con las suaves sombras menguantes que se proyectaron en el suelo, tamizadas por las copas de los árboles. 

Eduardo Noriega, su hija y su nieto fueron al Planetario Lunaria. Para él fue significativo hacerlo, pues también presenció el fenómeno de 1991. 

“Le comentaba a mi hija que es algo raro, pues creo que no llegaré al siguiente eclipse, que es en muchos años”, dijo luego de deleitar su vista. 

Damián, su nieto, compartió su experiencia, que también lo sorprendió: “Se vio una Luna bien flaquita”. 

Denisse destacó el evento astronómico como algo irrepetible en su vida. “Sé que no veré el próximo, por eso es muy impresionante estar aquí”. 

Los alumnos de la primaria “Idolina Gaona de Cosío”, ubicada en la zona de La Normal, vieron el eclipse a través del sitio de internet de la NASA y con el apoyo de sus profesores prepararon dibujos y maquetas para entender el fenómeno. 

“Hubo una actividad para que vieran cómo se mueve la Luna. Salimos con un cristal de soldador y también observamos las sombras en las hojas de los árboles”, comentó Karla Delgado, maestra de sexto grado. 

En la Plaza de la Liberación, en el primer cuadro tapatío, se generaron filas para aprovechar los telescopios en renta. Los propietarios de los aparatos cobraron a los turistas y paseantes hasta 40 pesos por apenas un minuto de observación. 

El espectáculo, que comenzó en el Océano Pacífico, oscureció al puerto de Mazatlán, en Sinaloa. Usuarios de las redes sociales oriundos de ese destino turístico compartieron que incluso las luces de sus casas se prendieron automáticamente al dejar de detectar los rayos solares. 

Aldo Rodríguez Puebla, investigador del Instituto de Astronomía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), explicó que los eclipses son eventos astronómicos “raros” que pueden presentarse cada 18 años, aproximadamente, pero para que ocurran en un mismo lugar geográfico muchas veces pasan décadas e, incluso, una persona podría ver uno sólo una vez en su vida.

El eclipse, al menos parcial, pudieron verlo cientos de millones de personas en México, Estados Unidos, y Canadá, pero sólo 42.8 millones tuvieron la oportunidad de observarlo en su totalidad.

Se espera que el siguiente en México ocurra el 30 de marzo de 2052.

En el este de Dallas, cientos se reunieron en el Mesquite, zona especial de observación, en donde aplaudieron y silbaron mientras las nubes se abrían pocos minutos antes de que el eclipse alcanzara su fase de totalidad. A medida que el Sol finalmente quedaba cubierto, la ovación se hizo más fuerte, y los presentes se retiraron sus gafas protectoras para presenciar la vista inolvidable de la corona del Sol, y a Venus resplandeciente a la derecha.

En Guadalajara fue parcial, pero en Mazatlán el eclipse fue total. En la imagen, las fases del fenómeno. AFP/J. Edelson

“Inolvidable, ver cómo la Luna se comía al Sol”

Luego de 33 años del último eclipse solar, el fenómeno astronómico volvió a suceder ayer y la reacción de los mexicanos en los distintos Estados dejó en claro que no decepcionó.

El acontecimiento fue uno de los momentos más esperados de este 2024, pues atrajo a decenas de espectadores que deseaban verlo con sus propios ojos, pues no podrán presenciar otro igual hasta dentro de 28 años, es decir, en el año 2052, de acuerdo con el calendario de la NASA.

Con lentes, instrumentos caseros para ver y filtros solares para sus cámaras, niños, jóvenes y adultos a lo largo de todo el país se prepararon desde temprano para presenciar el evento, en algunos lugares acudieron a las sedes habilitadas para poder observarlo.

Si algo coincidió en la mayoría de los observadores, fue el sentimiento que les generó poder compartir este suceso con sus familiares, hijos y seres queridos.

En Pachuca, Hidalgo, Adriana Gálvez quien tuvo la oportunidad de presenciar ambos eclipses, el de 1991 y el de este 2024, dijo que, a diferencia de 1991 donde no había mayores conocimientos sobre estos hechos, y por lo que muchas personas estuvieron encerradas en sus domicilios, ahora se pudo disfrutar en familia.

Alejandro Ponce Frickman, presidente de la Sociedad Astronómica de Chiapas, dijo que “la participación de los niños y los jóvenes en esas actividades despierta y fortalece la inquietud científica”.                            

SUN

Hay diferencias con el evento de hace 33 años en la Ciudad de México

Se presentó un eclipse solar que pudo ser visto en la Ciudad de México; el anterior fue el 11 de julio de 1991, y entre ambos hay diferencias políticas, sociales y culturales en la capital del país.

El 11 de julio de 1991, el eclipse solar fue total en el entonces Distrito Federal, y se oscureció gran parte del territorio. Ahora, en el 2024, ya con el nombre de Ciudad de México se percibió en un 75% en su punto máximo y debió verse con lentes especiales.

En 1991, el Gobierno del entonces Distrito Federal anunció un paro a partir de las 12:10 a las 14:00 horas; este 2024, las autoridades de la Ciudad de México no anunciaron una medida como tal.

En ese año, hubo 20 mil policías que recorrían las calles y el alumbrado se encendió automáticamente.

Para el 2024, no hubo operativo especial, pero miles de capitalinos se reunieron en diversos lugares para observarlo como las Islas de Ciudad Universitaria, planetarios, el Zócalo capitalino y calles cercanas a Paseo de la Reforma.

SUN

MAZATLÁN, SINALOA

Universidades de todo el país aportaron su tecnología para apreciar el eclipse. SUN/G. Pano

Distribuyen 60 mil lentes para verlo

En Mazatlán, principal punto de concentración de astrónomos de todo el mundo e investigadores de la NASA, se distribuyeron desde la madrugada de ayer, en diez puntos del malecón, sesenta mil lentes especiales para observar el eclipse total de sol.

Por lo que el 8 de abril de 2024 se ha convertido en un referente tras marcar un hito en la historia astronómica de México, luego de que el puerto fuera el protagonista principal del espectáculo cósmico.

El eclipse comenzó a las 10:51 de la mañana y atrajo miradas de todo el mundo hacia Mazatlán, al ser la primera ciudad en América del Norte en experimentar la fase total del fenómeno y la que disfrutó de la duración más extensa, con cuatro minutos y 20 segundos de oscuridad total.

SUN

SOMBRERETE, ZACATECAS

La explanada de Plaza Bicentenario fue uno de los puntos seleccionados para el avistamiento. SUN/RDB

En 30 sedes para observarlo

Hamurabi Gamboa Rosales, director del Consejo Zacatecano de Ciencia y Tecnología e Innovación, destacó que fueron habilitadas cerca de 30 sedes para observar de manera segura el fenómeno astronómico en aquella Entidad.

Mencionó que el mayor porcentaje se visibilizó en las regiones que colindan con los estados de Durango y Coahuila; por ejemplo, en los municipios de Mazapil, Chalchihuites, Sombrerete, Jiménez del Teul, Juan Aldama y Miguel Auza, incluso, en estos dos últimos municipios zacatecanos que colindan con Torreón, Coahuila, algunos sitios científicos reportaron que el eclipse fue visible hasta en un 98 y 99%. En el caso de la capital, Hamurabi Gamboa mencionó que fue del 94% y comenzó a las 10:55 horas, pero el punto máximo ocurrió a las 12:15 horas.

SUN

TORREÓN, COAHUILA

Miles de mexicanos presencian el histórico eclipse solar total. EFE/M. Sierra

Cumplió con las expectativas

El eclipse solar 2024 cumplió con las expectativas entre el público lagunero a pesar de que por unos momentos se temió que no se pudiera observar en su máxima expresión a causa del cielo nublado.

Como se esperaba, prácticamente a las 12:17 el día se hizo de noche y la gente estalló de júbilo. No había cara que no volteara hacia el cielo. Tal fue el caso de la señora Wendy Ramírez, quien estuvo con su hija Ana Victoria y no dudaron en calificar la experiencia como “única”.

“Inolvidable para que ellos la recuerden toda su vida”, comentó la madre.

Al final, a pesar del temor y la incertidumbre por el cielo nublado, los laguneros pudieron observar el eclipse total de sol y vivir una fiesta alrededor del fenómeno astronómico.

SUN

CIUDAD DE MÉXICO

Cientos de ciudadanos nacionales y extranjeros disfrutaron del espectáculo natural. SUN/F. Rojas

Visitantes observan desde el Zócalo

Visitantes nacionales y extranjeros se dieron cita en la explanada del Zócalo capitalino, para observar el eclipse solar, el cual pudo apreciarse de forma parcial, en casi un 75%, en la Ciudad de México.

Aunque el punto máximo de visibilidad del fenómeno fue a las 12:14 horas de ayer, cientos de paseantes del Centro Histórico comenzaron a congregarse en la plancha de concreto desde antes de las 11:00 horas, para preparar sus lentes especiales, filtros solares y cajas negras con las que observaron el eclipse.

Por otra parte, cientos de visitantes nacionales y extranjeros acudieron a la Zona Arqueológica de Teotihuacán para presenciar el fenómeno.            

SUN

EU Y CANADÁ

Interés provoca afectaciones viales

El eclipse solar total de ayer que oscureció el cielo de partes de México, Estados Unidos y Canadá dejó consecuencias como afectaciones en el tráfico debido a la gran expectación que generó el fenómeno a millones de espectadores.

La Administración Federal de Carreteras había alertado que el evento podría provocar importantes retrasos en los vuelos y congestión de tráfico en Estados Unidos, por lo que pidió una “planificación cuidadosa” a los viajeros.

El último eclipse solar visible en el país en 2017 provocó atascos de tráfico que se prolongaron entre siete y 15 horas en algunas áreas y, según la Asociación Estadounidense del Automóvil se esperaba un desafío similar o mayor en las carreteras.

En Nueva York se esperaba a un millón de turistas, junto a la frontera con Canadá.

SUN

Una pareja ve el eclipse en medio de un cielo oscuro después de casarse en una boda masiva. AFP/M. Tama

Oscuridad total llega a Texas 

La localidad de Eagle Pass, Texas, en la frontera con México, recibió ayer la ansiada oscuridad total durante un lapso de casi cinco minutos gracias a la llegada del eclipse solar, que comenzó así su recorrido por 15 estados en el país del Norte.

Esta ciudad fronteriza, conocida más por la disputa por el tema migratorio, olvidó por algunos minutos esa crisis histórica hacia las 13:30 horas, cuando se vivió la total oscuridad del eclipse.

Por otra parte, decenas de millones de personas en Estados Unidos disfrutaron de impresionantes vistas cuando la Luna pasó entre la Tierra y el Sol y bloqueó temporalmente su luz. Justo antes de la totalidad, cientos de parejas se casaron en una ceremonia multitudinaria en Arkansas.

Después, mientras la Luna tapaba completamente el Sol, algunas de las parejas lloraron, se abrazaron y besaron, mientras contemplaban el eclipse total, que duró unos cuatro minutos.         
                                      
SUN

Consultan dudas respecto a su salud ocular

Plataformas como Google Analytics y Google Trends registraron un aumento en la búsqueda de consultas en internet, principalmente en Estados Unidos, con preguntas como “¿por qué me duelen los ojos?”, esto después de haberse suscitado el eclipse total de Sol, el cual total cruzó territorios de América del Norte, México, Estados Unidos y Canadá.

La NASA especificó que la seguridad era la “prioridad número uno” para contemplar el eclipse y recomendó a quien quisiera disfrutar del espectáculo natural el uso de protección ocular especializada. Sin embargo, podría deducirse que el exhorto no fue tomado en cuenta por todos los interesados.

Las gráficas del buscador arrojaron que, a las 13:12 horas, más de 100 internautas ya habían hecho consulta de la frase “me duelen los ojos”.

SUN