Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 22 de Abril 2019
null
Economía

Durante desabasto, recaudan más por IEPS a gasolinas

Los ingresos por este concepto en el primer mes del 2019 fueron por 29 mil 690 millones de pesos, frente a los 12 mil 601 millones que se recaudaron en enero del año pasado

El Informador

Durante enero pasado, mientras el Gobierno federal implementaba su estrategia para combatir el robo de combustible -que provocó problemas de abasto de gasolina en 10 Estados-, la recaudación del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) reportó un aumento de 17 mil 089 millones de pesos, en comparación con el mismo mes de 2018.

Los ingresos por este concepto en el primer mes del presente año fueron por 29 mil 690 millones de pesos, frente a los 12 mil 601 millones que se recaudaron en enero de 2018.

El crecimiento en la recaudación por este impuesto podría obedecer a la eliminación de los subsidios que aplicaba la Secretaría de Hacienda para suavizar los precios de las gasolinas, pues el estímulo fiscal se dejó de aplicar a partir de la última semana de noviembre, previo al cierre del sexenio pasado, precisa un estudio del Centro de Estudios de Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados.

Antonio Ruiz Porras, académico de la UdeG, recuerda que el cobro de impuestos a las gasolinas “es muy alto” en el país, “más o menos la mitad del precio de lo que se paga de gasolinas es impuesto”. Esto afecta principalmente a Jalisco, al ser la segunda Entidad con el costo más alto en el litro de combustible.

Recaudación anual del impuesto a las gasolinas

Año Recaudación*
2018  187 mil 666
2017  227 mil 106
2016 308 mil 420

* Millones de pesos.

Las ventas

Aunque el Gobierno federal y Petróleos Mexicanos aseguraron que las ventas de las gasolinas y Diésel se mantuvieron en sus niveles regulares durante enero (cuando se reforzaron los operativos contra el huachicoleo), el volumen de ventas internas de combustibles bajó a 707 mil 309 barriles diarios en promedio, su nivel más bajo para el primer mes del año desde 2006.

Además, el volumen de ventas de Diésel alcanzó su nivel más bajo desde enero de 2005, de 290 mil 870 barriles por día, que en contraste con diciembre pasado cayó 3%, y en comparación con enero de 2018 se redujo 11 por ciento.

La Federación cerró algunos ductos en enero pasado, como parte de la estrategia contra el robo de combustibles a Pemex. En su lugar, se utilizaron pipas para el abasto, pero esto generó retrasos y desabasto en una decena de  Estados, como Jalisco, Michoacán, Guanajuato, Hidalgo, Estado de México y Ciudad de México.

En Guadalajara, la gasolina Magna se vende hasta en 21.65 pesos. EL INFORMADOR/Archivo

En Mascota, la Magna más cara de Jalisco: 21.99 por litro

Solamente en 55 municipios de Jalisco hay gasolineras que venden a 19 pesos, en promedio, el litro de la gasolina Magna, de acuerdo con los reportes de permisionarios a la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

Guadalajara es el municipio con la venta de gasolina “verde” más alta, con un promedio de 20.97 pesos por litro, pero con un máximo de 21.65. En Zapopan, la media es de 20.93; mientras que en Tonalá es de 20.38 pesos.

En Mascota hay una gasolinera que vende a 21.99 pesos el litro de Magna, la oferta más cara del Estado. En contraparte, en el municipio de Unión de Tula se reporta una estación con el litro de Magna a 19.44 pesos, según los reportes de la CRE hasta el 19 de marzo.

Carlos Cervantes, quien desde hace dos años trabaja como conductor en una plataforma de Empresas de Redes de Transporte, cuenta que antes rendía más el dinero. Dice que, por ejemplo, le ponía 20 litros de combustible a su auto cada tres días. “Me gastaba alrededor de 380 pesos y tenía un mejor margen de ganancia. Ahora no me ajusta, cargo 25 litros, pero me cuestan más de 500 pesos”.

Afirma que la situación le ha quitado beneficios económicos, ya que las tarifas para los clientes no suben con la misma rapidez. “Cuando el litro costaba 18 o 19 pesos sí convenía, pero ahora las distancias son más grandes y todos los días están subiendo el combustible”.

Remarca que en la primera semana de marzo detectó al menos tres incrementos. “Aumentaron los precios de uno a dos centavos cada día y nadie dijo nada. Desde ese entonces ya rebasó los 20 pesos. Todos los días son precios distintos, según la estación y el municipio. En Zapopan he notado que es más caro”.

Comparativo

Algunos municipios donde la Magna cuesta 21 pesos en promedio
Acatic.
Acatlán.
Ameca.
Atotonilco.
Cocula.
Cabo Corrientes.
El Arenal.
El Salto.
Guadalajara.
Jocotepec.
La Barca.
Lagos de Moreno.
Mascota.
Mazamitla.
Ocotlán.
Poncitlán.
Puerto Vallarta.
San Pedro Tlaquepaque.
Tala.
Talpa de Allende.
Tapalpa.
Tecalitlán.
Tecolotlán.
Tequila.
Tlajomulco.
Tonalá.
Zapopan.
Zapotlán el Grande.
Zapotlanejo.

Fuente: CRE.

CLAVES

Subsidios superan el medio billón de pesos entre 2012-2018

Recuento. Durante el sexenio pasado, los estímulos fiscales aplicados al precio de las gasolinas superaron el medio billón de pesos, pese a que éstos fueron intermitentes durante el Gobierno de Enrique Peña Nieto y aún falta el cierre del año pasado, del cual se dieron a conocer estimaciones.

Sexenio. La Secretaría de Hacienda reporta que, entre 2012 y 2018, se inyectaron al menos 520 mil 819 millones de pesos para reducir los costos de las gasolinas; es decir, es la bolsa que el Ejecutivo federal dejó de recaudar del IEPS, con el objetivo de que el precio de los combustibles no pegara en el bolsillo de los consumidores.

Arranque. El mecanismo de “suavización” tuvo su mayor impacto en el primer año de la administración pasada, por el orden de los 222 mil millones de pesos.

Comparativo. El monto global equivale a cinco veces el presupuesto que se destinará este año a la pensión para adultos mayores, que cuenta con una bolsa de 100 mil millones de pesos. Es el programa con la mayor cantidad de recursos para duplicar el subsidio a este sector de la población.

Corte. Aunque los estímulos fiscales no se comenzaron a aplicar en el sexenio pasado, la antepasada administración los fue eliminando gradualmente a través de “deslizamientos”, que consistían en pequeños incrementos en los precios de la gasolina.

Estrategia. A principios de 2017, Peña Nieto anunció que se dejarían de subsidiar los combustibles para evitar recortes en programas que eran prioritarios para su Gobierno. Sin embargo, estos se mantuvieron tras el “gasolinazo” de ese año.

 

Hay menos recaudación anual

Pese a que la recaudación del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) correspondiente a enero pasado presentó un incremento con respecto al mismo periodo de 2018, los ingresos anuales por este concepto han venido a la baja, lo cual proyecta revertir la actual administración federal.

Durante el año pasado, la Secretaría de Hacienda reportó una recaudación de 187 mil 666 millones de pesos, lo que representa 70 mil 967 millones de pesos menos del monto proyectado para 2019.

Además, fue inferior a la recaudación final de 2017, cuando se captaron 227 mil 106 millones. Éste fue el primer año en que la Secretaría de Hacienda dejó de controlar los precios de los combustibles y se comenzaron a fijar de acuerdo con el mercado internacional.

A través de la estrategia de liberalización de los precios se buscaba mejorar el costo final al consumidor, lo que no se logró en el país.

De acuerdo con un reporte del Centro de Estudios de Finanzas Públicas (CEFP) de la Cámara de Diputados, esta disminución está relacionada con la política de estímulos fiscales a las gasolinas y Diésel implementada durante el año pasado.

De los últimos cuatro años, 2016 fue en el que se tuvo la recaudación más alta, por el orden de los 308 mil 420 millones de pesos.

Para este año, el Gobierno proyecta recaudar 269 mil millones de pesos de IEPS. Sin embargo, falta conocer si el mecanismo de estímulos fiscales logrará que se llegue a la meta.

La semana pasada, Hacienda cambió la fórmula para aplicar estímulos a las gasolinas, pero el precio de los combustibles no bajó para el consumidor. EL INFORMADOR/Archivo

Reportan caída en las ventas y más operativos

Tras el desabasto de combustibles que se registró en enero pasado, algunas gasolineras no han podido recuperarse. Incluso, la venta es más baja en comparación con el año pasado. Sin embargo, continúan surtiendo sin problemas, aseguran empleados de algunas de éstas.

La despachadora de una de las estaciones de servicio ubicada en la colonia Americana comenta que el precio puede ser uno de los motivos por los que la gente no llena el tanque de gasolina.

“Estaba en 21.20 la Magna, pero ahorita está en 20.99. Después de que pasó lo del desabasto, estuvo así, pero dijimos: ‘Bueno, puedo llenar un tanque y está tranquilo’. Pasaron como unos 22 días y todo siguió igual, siguió solo el negocio. Sí se vende, pero no igual que otras veces”.

La baja en la venta se refleja también en sus propinas, las cuales bajaron 25%. “Si yo sacaba 200 pesos de gasolina al día en propinas, ahorita estoy sacando 150 o 160 pesos”.

Empleados de otras gasolineras reportaron que las inspecciones se incrementaron en los últimos meses, y saben del cierre de algunas tras detectarse irregularidades.

En el caso de los operativos realizados por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), agregan que también son más constantes y tienen visitas cada semana o cada 15 días.

Nayarit y Jalisco, con los precios más altos

Los habitantes de Nayarit y Jalisco pagan la gasolina Magna y Premium más cara de todo el país, según el promedio de precios mensuales en estaciones de servicio al público de la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

De noviembre de 2018 a febrero de este año, Nayarit encabezó los precios a nivel nacional en ambos combustibles. En segundo lugar se encuentra Jalisco. Michoacán, Guanajuato, Aguascalientes y Zacatecas han rotado el tercer sitio en esos cuatro meses.

Según información de enero de 2017 a febrero de 2019, el costo de ambas gasolinas fue más alto en noviembre de 2018: el promedio nacional fue de 19.41 pesos el litro para la “verde” y 20.90 pesos para la “roja”.

Sin embargo, en febrero pasado Nayarit y Jalisco registraron el promedio de precio más elevado de los últimos dos años para gasolina regular, con 20.29 y 20.24 pesos cada litro, respectivamente. En Premium, el precio por litro supera los 21 pesos desde septiembre de 2018.

La media nacional en diésel, en febrero pasado, fue de 21.34 pesos. Los Estados con los precios más elevados fueron Michoacán, Aguascalientes, Zacatecas, Guanajuato y Jalisco.

A principios del sexenio pasado, en diciembre de 2013, los litros estaban a 11.59 pesos para la Magna, 12.25 para la Premium y 12.05 pesos el Diésel, a nivel nacional.

El académico de la Universidad de Guadalajara, Martín Romero Morett, recuerda que desde que se liberaron los precios, después de la reforma energética, se detectó que en Jalisco los costos eran más altos que en otros Estados del país. “Se argumentó que teníamos sistemas de almacenaje y se pensó que se pudieran crear estos espacios para bajar los costos, pero es como cualquier mercancía: si cuesta más el transporte, el producto encarece”.

 LA VOZ DEL EXPERTO

“El Gobierno tiene poco control...”

Martín Romero Morett (del Departamento de Economía de la UdeG)

El Gobierno federal tiene “poco control” sobre el aumento en las tarifas de los combustibles, ya que depende del precio de los hidrocarburos a nivel internacional y de los objetivos económicos de empresarios que se dedican al rubro de las gasolinas, quienes fijan los precios en el rubro energético. “Los precios están expuestos a temas geopolíticos en los que México está muy al margen. El Gobierno tampoco determina las ganancias de los dueños de las empresas, ni de la tasa de rentabilidad que ellos quieren”.

Por ello, la única opción para cumplir el compromiso del Presidente, de que no existan más “gasolinazos”, es reducir la tasa del impuesto para que la gasolina no suba más allá de la inflación.

“Vamos a suponer que el precio aumentara mucho a nivel internacional, entonces el Gobierno tendría que seguir reduciendo el IEPS”.

“Se requiere orden fiscal”

Antonio Ruiz Porras (coordinador de Estudios Económicos del CUCEA).

Para el académico, el Gobierno federal sí podría reducir los precios de la gasolina, siempre y cuando simplifique el régimen fiscal, lo cual se lograría a través de una nueva reforma.

“No podemos tener precios diferenciados, ni subsidios ni impuestos diferenciados a nivel nacional y estatal. En realidad, si se quisiera bajar el precio de las gasolinas, debería pasar por una reforma fiscal. Sí sería posible”.

Actualmente, dice, la gente considera que el incremento del costo de la gasolina obedece a un problema de producción de combustibles. Sin embargo, subraya que no se trata de un problema tecnológico ni de extracción de hidrocarburos, sino de orden fiscal.

La simplificación, insiste, mejorará los esquemas de planeación, “porque al final de cuentas, como la gasolina es una forma de recaudar ingresos para el Gobierno, entre más sencillo sea el régimen de establecimiento de los precios, eventualmente será más sencillo para el Gobierno planear cuánto realmente va a recibir”.

Acentúa que el problema es el esquema de Hacienda para establecer los precios, pues en la práctica resulta muy complicado. “Incluso, depende de los precios en que se cotiza la gasolina en Estados Unidos y éstos han estado fluctuando. Además de la carga fiscal, en la práctica hace que sea muy complejo el manejo fiscal”.

Agrega que si se logra tener un orden fiscal, a la larga implicará que los subsidios no se vayan a los intermediarios, que fue la justificación otorgada por la Secretaría de Hacienda para modificar la fórmula de los estímulos a las gasolinas.

Niega AMLO que hay empresas favoritas para construir Dos Bocas

Las cuatro empresas que fueron invitadas para la construcción de la nueva refinería de Pemex en Dos Bocas, Tabasco,  son las mejores del mundo de acuerdo con un estudio, afirmó el Presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), quien descartó compañías favoritas en la industria energética. “No queremos casos como los de Odebrecht, no queremos casos de obras que están inconclusas, que no han cumplido”.

Aseveró que cada una de las empresas ha construido 150 refinerías en el mundo, en promedio. Y descartó que en la selección de empresas para la realización de proyectos de Petróleos Mexicanos (Pemex) y la industria energética existan “empresas favoritas”, pues se cumple con los requisitos que marca la ley.

Explicó que en el caso de la elección de empresas que participarán en la construcción de pozos y campos petroleros se dio un proceso de selección, “se invitó a todas las empresas y se hizo una selección cuidadosa, rigurosa; no hay empresas favoritas”.

También insistió en que se logró una integración de los trabajos, ya que anteriormente se daban contratos para diversas acciones, como perforación o conexión de pozos, “pero ahora se integra todo en un solo contrato… esto nos permite que se trabaje de manera integral. Si falla una empresa se queda trunco el proceso”.

El Ejecutivo federal acentuó que de esta forma se consiguen ahorros. “Con precios del año pasado, ya llevamos un ahorro en ese tipo de contratos de 30%”.

Reiteró que no se permitirá la corrupción ni el dispendio.

Tras mencionar que México tenía 40 años sin construir una refinería y, por ello, se tuvo que recurrir a estas empresas para hacer bien la nueva, López Obrador aseveró: “Somos codos, somos marros, cicateros, cuando se trata del presupuesto público”.

La nueva refinería de Dos Bocas fue avalada en la segunda consulta popular de AMLO. EL INFORMADOR/Archivo

GUÍA

Hay anomalías entre compañías invitadas

  • Las empresas que invitó Pemex a la licitación restringida para construir la nueva refinería de Dos Bocas han sido acusadas por actos de corrupción.
  • Apenas el pasado 18 de marzo, la titular de la Secretaría de Energía, Rocío Nahle, reveló los nombres de las empresas que invitó Pemex: Technip, KBR y los consorcios Bechtel-Techint y   WorleyParsons-Jacobs.
  • En el recuento, en junio de 2010,  la firma francesa Technip acordó pagar 338 millones de dólares y resolver las acusaciones en Estados Unidos por sobornos a funcionarios del Gobierno de Nigeria, con el fin de obtener contratos de construcción de instalaciones de gas natural licuado.
  • El escándalo involucró a otra de las empresas invitadas por el Gobierno mexicano a la licitación de Dos Bocas: la estadounidense KBR (anteriormente Kellogg Brown & Root) y otras dos compañías, para construir las instalaciones en Bonny Island, Nigeria, valuadas en seis mil millones de dólares, según el Departamento de Justicia estadounidense.
  • Sobre  Technip, la versión es que autorizó una asociación estratégica temporal para contratar a dos agentes, Jeffrey Tesler y una compañía japonesa, y así pagar los sobornos a oficiales nigerianos.
  • Otro caso lo enfrentó el grupo argentino Techint, cuyo presidente ejecutivo, el multimillonario Paolo Rocca, fue procesado judicialmente por una investigación en una amplia red de sobornos. En 2018, el gigante italo-argentino explicó que uno de sus ejecutivos reconoció que pagó a ex funcionarios durante el proceso de nacionalización en Venezuela de Sidor, una filial del grupo empresarial, reportó Reuters.
  • Se suma la familia dueña de la firma constructora estadounidense Bechtel, vinculada en un caso de corrupción en Abu Dhabi, Emiratos Árabes Unidos. El diario británico Telegraph informó que la compañía usó los servicios de Al Badie Group en una campaña para ganar un contrato de 600 millones de dólares para construir su planta petroquímica.
  • En 2016, la Oficina de Fraudes Graves de Reino Unido abrió una investigación.
  • El gigante estadounidense de ingeniería KBR también fue involucrado en actos de corrupción con Unaoil.
  • Y en 2016, la filial china de la empresa estadounidense Jacobs fue vetada para participar en contratos de consultoría para el Gobierno de Hong Kong durante un año. El motivo: la falsificación de pruebas de calidad en los materiales de un puente entre Hong Kong y Zhuhai y Macau (arrestaron a 21 empleados de Jacobs China).

Sigue: #DebateInformador 

¿En qué colonia ubica los precios más altos de las gasolinas?

Participa en Twitter en el debate del día @informador