Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 16 de Diciembre 2019
null
Jalisco

Duplican multas contra motociclistas

Entre enero y septiembre de este año se aplicaron 50 mil 857 infracciones, cuando en todo 2018 sumaron 25 mil 316
 

El Informador

A principios de este año se reforzaron los operativos contra los motociclistas que incumplen con la Ley de Movilidad y Transporte de Jalisco. Y los resultados son contundentes: durante los primeros nueve meses se duplicó el número de infracciones comparadas con 2018. El problema es que algunos todavía circulan sin casco protector o chaleco.

Mientras en todo el año pasado se aplicaron 25 mil 316 multas, de enero a septiembre de 2019 sumaron 50 mil 857.

La estrategia anunciada como “permanente” se reforzó el 13 de febrero pasado por el Gobierno del Estado, con la finalidad de garantizar la seguridad de los motociclistas y acompañantes, pero también para evitar que este tipo de vehículos sea utilizado para delinquir, principalmente en los centros históricos y en las zonas comerciales.

Estas medidas se suman a las reformas impulsadas desde el Congreso de Jalisco ante la proliferación de dichos vehículos y el incremento de los accidentes. En 2008, en la Entidad estaban registradas 151 mil 140 unidades, de acuerdo con el Inegi; sin embargo, el año pasado cerró con 475 mil 844. En 10 años se triplicó este parque vehicular, sin contar las miles de unidades que circulan sin placas en colonias periféricas o en municipios del interior del Estado. De acuerdo con la base de datos nacional, Jalisco es superado por el Estado de México (496 mil 457), pero está por arriba de la Ciudad de México (406 mil 671).

En el Congreso se alista la discusión por el incremento en el pago del refrendo y la licencia de motociclista (ante la presentación de la Ley de Ingresos 2020 del Ejecutivo), pero el presidente de la Comisión de Movilidad, Jonadab Martínez, alerta que los esfuerzos realizados desde el Legislativo para regular este sector de nada sirven si la Policía Vial no hace su trabajo.

Por otra parte, aunque se pretendía incrementar el costo del refrendo de 168 a 679 pesos, Martínez ahora impulsa que el documento sea ajustado y quede en 260 pesos; no obstante, será condicionado. Explica que solamente se aplicaría a los propietarios que presenten la póliza de seguro y la licencia de conducir vigentes en el momento de pagar el refrendo anual. Lo anterior, para incrementar las medidas de seguridad.

Alfredo Celis de la Rosa, académico de la Universidad de Guadalajara, critica que los operativos se realizan “sólo por temporadas”, convirtiéndose en medidas recaudatorias.

Exceder el número de pasajeros permitidos o por transportar menores de edad que no puedan sujetarse por sus propios medios también es motivo demulta. EL INFORMADOR/Archivo

Motociclistas ignoran portar casco y chaleco

El pasado 2 de junio, un joven falleció en un accidente mientras circulaba en su motocicleta. Sucedió en la colonia San Martín de las Flores, en Tlaquepaque. Transitaba en el cruce de las calles Ocampo y Galeana, cuando perdió el control del vehículo y se impactó contra un cúmulo de piedras que estaba a la orilla del camino.

El hombre, de entre 25 y 30 años de edad, no portaba casco protector y perdió la vida de manera inmediata.

Como este joven, decenas de personas circulan todos los días sin utilizar el casco protector, como lo exige la Ley de Movilidad de Jalisco. De hecho, no portarlo debidamente ajustado, con las correas de seguridad, es motivo de infracción. Lo mismo aplica para su acompañante.

Además del casco, las multas por no traer el chaleco reflejante (con los números de la placa) es otra de las infracciones más frecuentes que aplica la Policía Vial del Estado.

Ambos conceptos suman 40 mil 093 multas aplicadas entre enero y septiembre de este año, de las 50 mil 857 registradas en total.

El resto de las sanciones es por circular sin  luces encendidas, por no respetar el carril de circulación, por transitar en los lugares prohibidos, por exceder el número de pasajeros permitidos o por transportar menores de edad que no puedan sujetarse por sus propios medios.

Luis Carlos Ramos, líder motociclista y director de una empresa de cursos de seguridad vial, refiere que, al tratarse de un vehículo económico las motocicletas de bajo cilindraje, las personas no cuentan con los recursos para adquirir los equipos especializados y  completos, como son los cascos, las chaquetas protectoras, los lentes y los guantes.

GUÍA

Se triplican

  • En 2017, Iván Plazola decidió vender su automóvil porque consideraba una pérdida de tiempo el durar hasta una hora y media atorado en el tráfico. Lo vendió en 45 mil pesos y, con tres mil pesos más, adquirió una motocicleta de 150 centímetros cúbicos, con la cual redujo 30 minutos cada viaje en promedio. Otra de las ventajas fue que disminuyó su gasto semanal en gasolina: con su auto gastaba mil pesos cada siete días; ahora sólo paga 200.  “Y siempre trato de ser precavido y temeroso por la velocidad. No es que sea un sistema de transporte peligroso… los motociclistas no toman sus precauciones”.
  • El parque vehicular de motocicletas creció exponencialmente en los últimos años. Mientras que en 2008 se registraron 151 mil 140 motocicletas en circulación en Jalisco, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), para 2018 sumaban 475 mil 844; es decir, en una década se triplicaron.
  • Por eso Jalisco es segundo lugar nacional con más motocicletas, sólo por debajo del Estado de México (496 mil 457). En tercer lugar está la Ciudad de México (406 mil 671). El Estado con menos vehículos es Baja California Sur, donde sólo hay 10 mil 862.
  • Para el académico de la Universidad de Guadalajara, Alfredo Celis de la Rosa, el hecho de que aumentara el número de motocicletas en la Entidad puede deberse, en gran medida, a la facilidad con la que pueden ser adquiridas, además por su costo económico. Añade que otro de los factores es que permiten una movilidad rápida en la ciudad, aunque esto no signifique que sean conducidas de la manera correcta.
  • Luis Carlos Ramos, líder motociclista y director de una empresa de cursos de seguridad vial, coincide con el académico. Explica que otro  de los factores que beneficia el incremento del parque vehicular se debe a la “facilidad” con la que pueden ser conducidas.  “Las personas primero compran la motocicleta y luego se enseñan a manejarla. Creen que, por llevarla de un lugar a otro, ya saben conducirla, pero subirse en ésta y dirigirla no significa que sepan hacerlo. Por eso ocurren los accidentes, porque generalmente tampoco conocen el reglamento vial”.

Récord de accidentes en 2018

En abril del año pasado, Fernando Carranza tuvo un accidente en su motocicleta que lo dejó incapacitado por tres meses. Circulaba por la avenida República cuando cometió el error de rebasar. Una camioneta de carga obstruyó su visibilidad y se impactó contra un taxi estacionado. Salió proyectado 10 metros y sufrió fracturas en la tibia y el peroné.

Estuvo 15 días en espera de ser operado porque no podía cubrir los 40 mil pesos de la cirugía, pero sus compañeros de trabajo realizaron una colecta para reunir el dinero. Y hasta julio volvió a su empleo.

El año pasado se registraron cuatro mil 958 accidentes en Jalisco, en los cuales participaron las motocicletas. Con esa cifra, 2018 cerró como el año con más siniestros de este tipo en el último lustro, de acuerdo con el Inegi.

Alfredo Celis de la Rosa, académico de la UdeG, y Luis Carlos Ramos, líder motociclista, coinciden en que gran parte de los accidentes ocurre debido a la carencia de una cultura vial, que incluye no sólo el desconocimiento de la ley,  pues ni siquiera se responsabilizan por las medidas de seguridad adecuadas para conducir el vehículo, incluyendo el uso de los equipos de protección.

El parque vehicular de motocicletas creció exponencialmente en los últimos años. EL INFORMADOR/F. Atilano

Programa especializado es clave

Alfredo Celis de la Rosa (académico de la UdeG)

Para Alfredo Celis de la Rosa, no existe un operativo sin programa de cultura vial que pueda funcionar para hacer cumplir la ley. Ni viceversa.  Por ese motivo es necesario que la Secretaría de Transporte, en coordinación con el Congreso de Estado, implemente una estrategia especializada y permanente para atacar el problema del nulo cumplimiento de las normas relacionadas con el uso de las motocicletas, con especial énfasis en los elementos de seguridad.

De lo contrario, un operativo para “cazar” a conductores que no cumplan dichas normas sólo se convierte en una estrategia recaudadora, que no hará que los motociclistas comprendan que lo realizado es con la finalidad de salvaguardar su seguridad y su integridad. “Si ya tenemos un operativo específico de alcoholimetría, que es el Programa Salvando Vidas, y otro para controlar la velocidad, que son las fotoinfracciones, es necesario crear una estrategia para que también se ponga orden en los motociclistas. Cuando no se les pega en lo económico, desgraciadamente, no entienden que la ley está para cumplirse, pero si tampoco le das cultura vial, no entenderán sobre los peligros que conlleva manejar una motocicleta”.

Si bien el Estado puede argumentar una falta de recursos para crear y aplicar este tipo de operativos, señala que el Gobierno debe considerar que, al no contar con un programa de este tipo, seguirá erogando recursos en otros servicios, con la atención de accidentes relacionados con las motocicletas, que van desde la movilización innecesaria de peritos, grúas y servicios de emergencia, hasta el gasto de insumos y atención pre-hospitalaria y hospitalaria (incluyendo el tiempo de médicos y paramédicos dispuestos para su cuidado y mejora). “Invariablemente, los accidentes van a ocurrir, pero es mejor contar con una estrategia que permita evitarlos lo más posible”.

TELÓN DE FONDO

Condicionan refrendo barato

Ya fue presentada una iniciativa para que el incremento al costo del refrendo de motocicletas, considerado en el proyecto de la Ley de Ingresos 2020, sea ajustado para que quede en 260 pesos. Con esa iniciativa no se aplicaría el aumento a  679 pesos. Sin embargo, aplicaría sólo para los motociclistas que, al pagar el refrendo, presenten la póliza de seguro y la licencia vigentes, explicó el diputado Jonadab Martínez.

La propuesta, indicó, busca que el impacto económico sea menor y que, a su vez, se mejoren las condiciones de orden y seguridad. “Al motociclista responsable no le van a generar ningún aspaviento... el que se va a quejar es el que no es responsable”, porque sí le aplicarían el incremento propuesto al inicio.

Avanza norma técnica

En noviembre de 2018, Enrique Alvarado Ron, entonces director de Seguridad Vial, dijo que la administración estatal cerraba con rezagos para mejorar la cultura vial de los motociclistas, a pesar de que se habían llevado a cabo mesas de trabajo con empresas armadoras, académicos y sociedad civil para trabajar sobre los temas del examen y el curso para conductores.

En febrero pasado, el diputado Jonadab Martínez dio tres meses a la Secretaría de Transporte para que conformara y ofreciera un curso exclusivo para conductores de motos. Refirió que si bien la dependencia no le ha informado si ya se realiza, tiene el conocimiento de que varias armadoras ofrecen cursos básicos para motociclistas que adquieren estos vehículos y que otras tantas incluyen el casco de manera gratuita.

Al respecto, la Secretaría de Transporte informa que, si bien el tema debe abordarse desde lo multisectorial (incluyendo a la Secretaría de la Hacienda Pública y al Congreso del Estado), ya trabaja en la elaboración de la norma técnica para establecer los modelos de capacitación y de evaluación, que permitan validar tanto los conocimientos y capacidades como las habilidades de los choferes, mismos que conformarán el proceso de la emisión de la licencia.

“En las últimas semanas se viene trabajando en el desarrollo de los contenidos que serán requeridos en la capacitación, que será socializada para después buscar el momento más propicio para hacerlo público”, aseguró el área de comunicación social. También se contempla la gestión con empresas distribuidoras, tiendas y fabricantes de motocicletas, así como compañías dedicadas a la distribución de estos vehículos, para que abonen y brinden una solución integral para reducir el número de unidades que circulan sin placas y conductores sin licencia ni seguro.

El año pasado se registraron cuatro mil 958 accidentes de motocicletas en Jalisco. EL INFORMADOR/F. Atilano

GUÍA

¿Qué dicen las normas?

Obligaciones, según el Artículo 61 del Reglamento de la Ley de Movilidad:

  • Respetar a peatones, ciclistas y demás conductores.
  • Conducir a la defensiva con las manos en el manubrio, evitar distractores y cuidar su integridad y la de sus acompañantes.

Antes de conducir

  • Usar, debidamente ajustado, el casco protector, diseñado exclusivamente para conducción de motocicletas, con las especificaciones de seguridad correspondientes.
  • Si el casco no tiene mica protectora, utilizar lentes protectores.
  • Revisar el vehículo, sus llantas, sistemas de seguridad y luces antes de utilizarlo.
  • Circular en el sentido de la vía y por el carril derecho. Y todo el tiempo con las luces encendidas.
  • Trasladar sólo a los pasajeros que señale la tarjeta de circulación o según los asientos diseñados por el fabricante.
  • Utilizar un sólo carril y rebasar únicamente por el carril izquierdo.
  • Tener y portar la tarjeta de circulación, placa y holograma en un lugar visible. La placa debe estar en el lugar que el fabricante designó para ello.
  • Portar licencia de conducir para motociclista y la póliza o constancia de seguro.

Motos pequeñas

  • En vehículos de menos de 250 centímetros cúbicos, están obligados a portar chaleco o chamarra con al menos 20% de material reflejante.
  • Llevar inscrita en la parte posterior, arriba, el número de placas de circulación. Las letras y números deberán distribuirse en un espacio de 30 por 20 centímetros. 

Sigue: #DebateInformador

¿Qué opina de los operativos contra motociclistas?

Participa en Twitter en el debate del día @informador