Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 20 de Octubre 2019
null
Jalisco

Duplican las indemnizaciones por terrenos y fincas que obstruían la Línea 3

Se han destinado 819.8 millones de pesos por el concepto de liberación del derecho de vía, y aún resta pagar más de la mitad de los espacios

El Informador

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) informa que se han destinado 819.8 millones de pesos por el concepto de liberación del derecho de vía para la construcción de las estaciones y las obras de la Línea 3 (L3) del Tren Ligero, lo que representa el doble de lo proyectado, pese a que todavía falta pagar más de la mitad de los espacios.

El monto inicial estimado para estas adquisiciones fue de 442.4 millones de pesos, “ya que las afectaciones serían limitadas a lo largo del trazo propuesto”, se menciona en el análisis del costo-beneficio que se encuentra disponible en la página de internet de la Línea 3.

A pesar de que la SCT detalla que adquirieron 84 inmuebles para la liberación del derecho de vía, todavía faltan 49 fincas o terrenos por pagar, los cuales se incluirán “en el siguiente ejercicio presupuestal”.

Esto también representa un cambio conforme al plan original, ya que se planteó que la compra de terrenos para derechos de vía se realizaría solamente en 2015.

En agosto de 2014, las autoridades anunciaron que el costo de la L3 sería de 17 mil 692 millones de pesos, pero de acuerdo con la estimación del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) del próximo año, el proyecto costará 32 mil 762 millones. Casi el doble.

El titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Arturo Herrera, reconoció en la visita que hizo a Jalisco, el fin de semana pasado, que la nueva ruta del Tren Ligero estará funcionando hasta abril de 2020, pese a que el Presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) prometió que su operación iniciará en enero del próximo año, al igual que el  titular de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú.

Herrera agregó que en este año están invirtiendo tres mil millones de pesos en los trabajos y destacó que se contaba con 97% de avance en las obras.

La SCT pagó 819.8 millones en la liberación del derecho de vía de la Línea 3. EL INFORMADOR/J. CAMACHO

Erogan la mitad de las indemnizaciones en los talleres y las cocheras

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) reporta que de los 819.8 millones de pesos que se han destinado para la adquisición de terrenos para la liberación del derecho de vía en la Línea 3 del Tren Ligero de Guadalajara, poco más de la mitad (423.9 millones), fueron para el área de talleres y cocheras. Sin embargo, todavía falta que se paguen 49 de 84 terrenos, por lo que las inversiones se incrementarán.

De los 84 inmuebles, 25 son para estaciones del Viaducto 1; otros 29 para el túnel, estaciones subterráneas y trincheras; y el resto para las estaciones del Viaducto 2.

El Sistema de Tren Eléctrico Urbano (Siteur) informó en junio de 2016 que los talleres y cocheras, que se ubican en el municipio de Tonalá, tendrían una superficie de 104 mil 788 metros cuadrados, con una inversión de 695 millones de pesos. Según la SCT, la superficie adquirida fue de 104 mil 613 metros cuadrados.

Rodolfo Guadalajara, anterior director del Siteur, mencionó que los talleres son los espacios para dar mantenimiento a los trenes y que el proyecto general contempló la edificación de vías, cocheras, almacén general, edificios de servicio, la zona de materiales inflamables y residuos peligrosos, así como la caseta del control de acceso.

Juan Ángel Demerutis, coordinador de la Maestría en Urbanismo y Territorio de la Universidad de Guadalajara (UdeG), recordó que los derechos de vía son fundamentales para la introducción de la infraestructura o para las áreas adicionales que sirven como amortiguamiento, por cuestiones de seguridad y funcionamiento.

“En el caso de la Línea 3 se refiere a un ancho mínimo que debe de tener la calle. En los tramos principales, me refiero a calles como Ávila Camacho, 16 de Septiembre o Revolución. El derecho de vía está dentro del ancho de la calle, pero deben existir algunos tramos que no tienen el ancho mínimo, o bien, en las terminales requieren comprar terreno para garantizar la maniobra de regreso”.

Destacó que estos espacios se plantean desde el proyecto ejecutivo. Por ejemplo, en esta obra, algunas estaciones ocupan un lugar mayor que la superficie de las vías.

“Seguramente hay afectaciones a la propiedad privada por parte de las estaciones, entonces hay que comprarlas. Si la obra va a quedar a cargo del Gobierno del Estado, lo lógico sería que el Gobierno federal cediera los terrenos… ya son patrimonio público”.

Derecho de vía

  • En el documento de análisis de costo-beneficio se explica que las afectaciones por el derecho de vía en la Línea 3 serían principalmente en el área de talleres y cocheras, y para algunas estaciones se contempló la adquisición de bienes para permitir los accesos.
  • Mencionaron que en los principales riesgos asociados al proyecto se identificaban temas políticos, debido a que es necesario establecer la coordinación adecuada para el desarrollo de las obras de construcción y la etapa de operación entre distintos municipios de la ciudad.
  • Detectaron riesgos relacionados a la adquisición del derecho de vía (problemas en las negociaciones podrían posponer la operación del proyecto) y la posibilidad de enfrentar un incremento en los costos de construcción y tiempos de ejecución (como retrasos en la entrega de material, por problemas técnicos o aumento en precios por fenómenos inflacionarios). También una combinación de los riesgos mencionados.
  • Por otra parte, la estimación de los beneficios del proyecto se realizó bajo dos supuestos: la restructuración de las rutas actuales de transporte público y la integración tarifaria parcial del proyecto con las dos líneas existentes, “sin cobro por el trasbordo. En las estimaciones de demanda del proyecto se considera una integración tarifaria parcial con el Macrobús, el PreTren y las rutas alimentadoras”.

Pagan 4.8 millones por daños en fincas

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) indicó por Transparencia que, hasta agosto de 2019, ya erogó 4.8 millones de pesos por el concepto de reparaciones por daños a inmuebles, aunque no desglosa cuáles son las afectaciones.

Esto representa un aumento comparado con lo reportado en octubre de 2018, cuando la SCT detalló por la misma vía que había recibido 83 solicitudes para verificar afectaciones en inmuebles.

La Dirección General Adjunta contestó que, derivado del paso de la tuneladora “La Tapatía”, reportaron 83 inmuebles afectados, de los cuales 31 fueron reparados con una cantidad de tres millones 692 mil pesos. Dijo que 12 se encontraban en reparación y dictaminaron que no tenían daños en los 40 restantes.

En 2017 se dio a conocer que 67 fincas presentaban daños por la construcción de la nueva ruta del Tren Ligero, principalmente por el paso de “La Tapatía”. Vecinos y comerciantes de la avenida Alcalde señalaron que los espacios presentaron grietas y fisuras en los muros, techos y pisos, además de desprendimiento de enjarres.

El Sistema de Tren Eléctrico Urbano (Siteur) también respondió por Transparencia que no cuenta con un censo de afectados ni tampoco con el total de personas que han pedido revisiones al respecto.

Solamente precisó que 192 comerciantes han recibido apoyos económicos, aunque desconocía los montos que recibió cada uno (la mayoría están ubicados en las calles Alcalde, Revolución y Pedro Loza).

Además, en noviembre del año pasado, la SCT compartió que sumaba fianzas por 430 millones de pesos para cubrir posibles daños en 19 edificios, plazas o monumentos históricos de la ciudad, como Catedral, Museo del Periodismo y Templo San Francisco de Asís. Estos últimos permanecen cerrados al público por los riesgos estructurales que presentan.

La SCT confirma que ya erogó 4.8 millones de pesos por el concepto de reparaciones por daños a inmuebles. En la foto, una finca dañada en Paseo Alcalde. EL INFORMADOR/E. Barrera

Comerciantes padecen obras

La Cámara de Comercio de Guadalajara (Canaco) reportó en su último sondeo, realizado en febrero, que la construcción de la Línea 3 del Tren Ligero causó la pérdida de dos mil 700 empleos en el Centro de la ciudad.

El delegado de la Canaco en el Centro Histórico, Alejandro Salas, comentó que esto representaba 38% de los trabajos en la zona, principalmente en micro y pequeños comercios.

Entre las áreas que fueron parte del sondeo figuraron el Parque San Francisco, Juárez, Reforma, El Santuario y Jesús García. De estos sitios, mil 120 negocios informaron sobre afectaciones.

La Cámara de Comercio recalcó que 216 negocios cerraron en enero de 2019 debido a las obras. También que sumaban pérdidas económicas correspondientes a los cierres y bajas en ventas durante 40 meses de obras (hasta enero de 2019).

Representantes de la Canaco solicitaron una campaña de promoción en el Centro y la creación de eventos culturales para atraer visitantes y clientes a lo largo del Paseo Alcalde, que ahora es peatonal.

En agosto pasado, este medio publicó que comerciantes ubicados en avenida Revolución todavía no se recuperaban por los cierres a la circulación, a pesar de que las calles ya estaban abiertas de nuevo.

Bajan descuentos en licencias

En 2015, el Congreso de Jalisco autorizó que los Ayuntamientos brindaran descuentos en licencias de giros comerciales y de prestación de servicios a los propietarios de los inmuebles ubicados sobre el corredor de la L3.

En Guadalajara este año bajó el apoyo. El Gobierno detalló que, de 2015 a 2018, se aplicó un descuento de 75% a 888 comercios, pero este año sólo 28 negocios obtuvieron ese beneficio. A otros 204 se les aplicó un descuento de 50 por ciento.

Los negocios que recibieron ayuda están localizados principalmente en las vialidades Alcalde, Ávila Camacho, Mariano de la Bárcenas, Belén, Miguel Blanco, Colón, Contreras Medellín, Ramón Corona, Degollado, Galeana, Garibaldi, General Arteaga, Herrera y Cairo, Hidalgo, Hospital, Juan Álvarez, Liceo y Pedro Loza. También se apoyó a los comerciantes de los mercados Alcalde, Pasaje Morelos y Plaza Guadalajara.

Zapopan indicó que, entre 2016 y 2019, un total de 49 negocios obtuvieron descuentos en licencias, de los cuales ocho fueron en este año, lo que significó un decremento.

Aunque la Tesorería de Tlaquepaque reportó que recibió 139 solicitudes de 2016 a 2019, no precisó cuántos descuentos se otorgaron.

GUÍA

Los “costos de molestia” por la L3

Aunque el análisis del costo-beneficio elaborado para el proyecto de la Línea 3 no contempla cálculos por perjuicios a comercios, tiene un apartado denominado “costos de molestia”, en el cual indica que durante la etapa de la construcción de la infraestructura necesaria, los usuarios que circulen por las vialidades por las que pasará el Tren Ligero se enfrentarán a situaciones en las que se deberá reducir su velocidad de circulación.
Detallaron que los Costos Generalizados de Viaje (CGV) se estimaron como el 1.5% de los mismos CGV anuales de las cuatro horas de máxima demanda en los días hábiles en la situación actual.
Los CGV son el precio para el usuario de un camino, por trasladarse entre un cierto origen y un destino. Incluye operación vehicular (combustible, lubricantes, neumáticos y refacciones, entre otros) y el valor del tiempo del conductor y de los pasajeros.

TELÓN DE FONDO

Incumplen promesas

Las autoridades han incumplido en reiteradas ocasiones las promesas en torno a la conclusión de los trabajos de la Línea 3 del Tren Ligero de Guadalajara.

En noviembre de 2018, el anterior titular del Sistema de Tren Eléctrico Urbano (Siteur), Rodolfo Guadalajara, afirmó que los trabajos se terminarían a finales de ese año, por lo que la ruta podría operar en agosto de 2019, una vez que estuviera certificada.

En ese mismo mes, previo a la última visita a Jalisco de Enrique Peña Nieto como presidente de México, el gobernador Enrique Alfaro advirtió que no recibirían la obra hasta que se corrigieran los desperfectos encontrados en la colocación de los neoprenos, los cuales sirven como amortiguadores que evitan las vibraciones entre columnas y trabes.

Al respecto, Peña Nieto y el entonces gobernador Aristóteles Sandoval afirmaron que las fallas serían corregidas. Además, el anterior secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz, aceptó que la obra se entregaría en fase de pruebas, lo que tampoco ocurrió.

Tras el abandono del proyecto, que se presumió como uno de los grandes del periodo priista, el nuevo presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que la ruta estaría lista este año. Incluso, en su Primer Informe de Gobierno reiteró el compromiso, ya que el retraso había causado muchas molestias a los ciudadanos.

Sin embargo, Arturo Herrera, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), reconoció en su última visita a Jalisco que la ruta estaría funcionando en abril del próximo año.

La anterior administración detalló que una vez que se termine la obra civil, se requieren entre cinco y ocho meses para realizar las pruebas de seguridad en la Línea 3. Eso significa que para que se cumpla la nueva promesa federal, los trabajos deberían estar concluidos a más tardar en noviembre próximo.

Pablo Lemus calculó que se requieren 65 millones de pesos para los trabajos en las estaciones Arcos de Zapopan, Mercado del Mar, Periférico, Basílica y Plaza Patria. EL INFORMADOR/J. Armendáriz

Zapopan, sin recursos para todas las obras complementarias

Luego que quedara en el aire la obtención de recursos por parte de la Federación para hacer las obras complementarias de la Línea 3 del Tren Ligero, el alcalde de Zapopan, Pablo Lemus Navarro, afirmó que su municipio no cuenta con la solvencia para realizar los trabajos.

“Nosotros vamos a hacer unas obras de carácter peatonal en los entornos de la Línea 3. Vamos a hacer la recuperación de vialidades por donde fue desviado el transporte público, pero el municipio no tendría la capacidad de absorber la inversión de todo lo que se necesita en los entornos de las estaciones”.

El alcalde calculó que se requieren 65 millones de pesos para los trabajos en las estaciones Arcos de Zapopan, Mercado del Mar, Periférico, Basílica y Plaza Patria, los cuales el Ayuntamiento “en este momento no tiene la forma de poderlos solventar”.

Por otra parte, el primer edil de Guadalajara, Ismael del Toro, afirmó que si no se logra conseguir el dinero necesario para las obras, se tendrá que apostar por una redistribución presupuestal en su municipio.

“Obviamente tendríamos que cambiar los proyectos. Es una obra de vital importancia y no se puede dejar sin las condiciones de las obras complementarias”.

Sin embargo, ambos presidentes coincidieron en que esperan que la Federación decida si otorga los 230 millones de pesos que se requieren para llevar a cabo las obras complementarias.

La semana pasada, el titular de Infraestructura y Obra Pública del Estado,  David Zamora, afirmó que el Gobierno del Estado y los municipios podrían sacar el proyecto adelante si la Secretaría de Hacienda no otorga los recursos que solicitan.

El gobernador Enrique Alfaro afirmó ayer que el encuentro del pasado fin de semana con el titular de Hacienda, Arturo Herrera, fue “en algunos momentos tenso”, ante las solicitudes de más recursos.

Sigue: #DebateInformador 

¿Qué opina del avance de obras de la nueva línea del Tren Ligero?

Participa en Twitter en el debate del día @informador