Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 19 de Noviembre 2019
Deportes | Por Héctor Huerta

Atuendo futbolero

Por Héctor Huerta

Por: EL INFORMADOR

"Los jóvenes ganan partidos, pero los
experimentados ganan campeonatos".

Axioma mundial del futbol.


Se pueden ver ejemplos en Copas del Mundo, en torneos de las mejores ligas y también en los campeonatos mexicanos.
La realidad indica que los jóvenes, en efecto, aportan dinámica, entusiasmo, hambre de ser, espíritu de sacrificio y un esfuerzo inagotable durante más de 90 minutos. Suelen ser obedientes tácticamente, muy disciplinados con las órdenes del entrenador, no son una pesada carga en la  nómina, pero tienen el único defecto que solamente el tiempo cura: la inexperiencia.

Los jugadores con largo recorrido, con partidos y partidos en sus piernas, los experimentados (y en muchos casos los veteranos), aportan al equipo la serenidad para afrontar los problemas, la sapiencia para resolver encrucijadas propias del juego, la calma para no precipitar los tiempos o la voz de mando para influir en los demás jugadores y cambiar la historia de un partido con un gol oportuno o con una gran atajada.
Unos y otros son necesarios en el futbol. Pero si predominan los jóvenes sobre los experimentados, el desenlace invariablemente será el mismo: ganarán varios partidos, pero no los títulos.

En caso contrario, si son los experimentados quienes predominan sobre los jóvenes, las posibilidades de que un equipo levante el trofeo de campeón aumentan considerablemente.

Ejemplos se pueden sacar de cualquier liga. El Santos Laguna del torneo pasado, por ejemplo, tuvo una abundante base de experimentados, en la que se incluían a Oswaldo Sánchez, Fernando Ortiz, Juan Pablo "El Chatito" Rodríguez, Christian "El Lorito" Jiménez, Fernando Arce, Daniel Ludueña y Matías Vuoso. Pero también tenían a jóvenes talentosos como Iván Estrada, Rafa Figueroa, Édgar Castillo o Christian Benítez. Su proporción fue de siete experimentados contra cuatro novatos.

Si la proporción es a la inversa, como Chivas ahora, con una base de experimentados en la que sólo están disponibles Ramón Morales, Héctor Reynoso, Gonzalo Pineda, Sergio Santana y Alberto Medina, junto a los jóvenes Hugo Hernández, Xavi Báez, Antonio Olvera, Édgar "El Chore" Mejía, Patricio "El Pato" Araujo y Omar Arellano, entonces se invierte el factor, produciendo triunfos que agradan mucho al público (ante Atlas y América, en los dos clásicos, y a nivel internacional superando al Paranaense y al River Plate), pero que difícilmente alcanzarán para levantar el trofeo de Liga o el de la Copa Sudamericana.
Esto en nada demerita la apuesta de Jorge Vergara con Chivas, ya que es refrescante para el futbol que la cantera esté produciendo porque el Guadalajara sólo puede recurrir a jugadores mexicanos.

Pero si recordamos la alineación que jugó en la final contra Toluca en el torneo de Apertura 2006 (único título que ha ganado Vergara desde que se instaló como dueño del equipo), en la alineación de Chivas predominaba un porcentaje mayor de experimentados.

Basta recordar la alineación titular de ese día: Oswaldo Sánchez, Diego Martínez, Francisco Javier "El Maza" Rodríguez, Héctor Reynoso, Jonny Magallón, Ramón Morales, Patricio Araujo, Gonzalo Pineda, Adolfo Bautista, Alberto Medina y Omar Bravo. Es decir, salvo el "Pato" Araujo, los otros diez que iniciaron ya tenían varios años de trayectoria en el futbol mexicano.

Hoy, aunque Chivas ha hecho un gran papel en este cierre de torneo y se mantiene con posibilidades de seguir avanzando en ambos torneos, en los partidos cruciales la experiencia jugará un papel determinante y el Guadalajara no la tiene.

Ese es el Talón de Aquiles de este equipo que lleva 11 partidos sin perder y que ha causado admiración en el país, para merecer muchos aplausos, pero que difícilmente podría sumar otro título en su brillante historial.

Temas

Lee También

Comentarios