Viernes, 12 de Julio 2024
Cultura | Reconocen la labor de Octavio Paz en la 'comprensión de la cultura mexicana'

Un diálogo con Paz, Orozco y Goeritz

El Instituto Cultural Cabañas acoge a partir de mañana la muestra Fuego petrificado, que reúne 52 piezas pertenecientes a su acervo

Por: EL INFORMADOR

Variedad. Dibujos, esculturas y textos, con la utilización de diversas técnicas, se incluyen en esta muestra.  /

Variedad. Dibujos, esculturas y textos, con la utilización de diversas técnicas, se incluyen en esta muestra. /

GUADALAJARA, JALISCO (20/FEB/2014).- Con 'Fuego petrificado', exposición que se inaugura mañana en el Instituto Cultural Cabañas (ICC), Carlos Ashida asume su primera tarea como curador en jefe, Carlos Ashida y, como él mismo indica, la muestra representa “un ejercicio curatorial que tiene como punto de partida el reconocimiento a la labor de Octavio Paz” como alguien que contribuyó enormemente a la “comprensión de la cultura mexicana”, con un diálogo entre un poema del autor de 'El Laberinto de la soledad' y las obras de José Clemente Orozco y Mathias Goeritz.

La muestra consta de 52 piezas (entre dibujos, esculturas, técnicas mixtas, piroxilinas y textos), todas pertenecientes a los acervos del ICC, entre las que se cuenta el poema Petrificada petrificante, de Paz, el cual se agrega a la exposición “como una pieza más”, refiere Ashida, pues recibe “tratamiento de obra visual” y se toma en cuenta su “capacidad para evocar imágenes de compleja riqueza”; de esta forma, la colección de versos convive con las piezas de “dos artistas relevantes para la cultura nacional”.

En este sentido, es a través del texto poético que —dice el curador— se reconocen “las coincidencias entre estos tres personajes tan disímbolos”, tres perspectivas que se unen en la noción del artista “como testigo primordial de la historia, dispuesto a dar testimonio de ella” y cuya labor siempre proyectó las “constantes inherentes a la conducta humana”.

Por estos motivos, Ashida no evita referir que el poema de Paz funciona como “equivalente verbal de uno de los murales de Orozco”, esto es, que puede considerarse como “una alegoría con fuerte sabor religioso” pues, detalló, los tres artistas de la muestra exhiben en su trabajo “una espiritualidad sin dioses o iglesias, pero con misterios y enigmas” en donde la existencia se plantea como una “búsqueda no alcanzada”; así, el espectador estará “ante obras con un carácter trágico común: la contemplación de la historia como un movimiento circular del que no se tiene escapatoria”.

La exposición, que se encuentra en las salas 1, 6, 7 y 8 del Circuito Norte del Instituto Cultural Cabañas, se inaugura mañana a las 20:00 horas y estará hasta fines de mayo próximo.

DUALIDADES CON TRES VISTAS


Las obras de Octavio Paz, José Clemente Orozco y Mathias Goeritz dan cuenta de referencias compartidas, explica Carlos Ashida.

“La historia nacional, la era prehispánica, la tradición cristiana y la modernidad en que estamos inscritos”, todas ellas involucradas en una representación de la naturaleza del hombre en su doble cualidad de “víctima y verdugo”.

Esta triple mirada de los artistas representa asimismo “una mezcla de sentimientos en conflicto: la ira y el horror, la simpatía y la piedad”, puesto que ninguno de ellos es capaz de “condenar o celebrar en sentido categórico”; a lo anterior, enfatizó, se añade “el reconocimiento a la naturaleza inherente del lenguaje —visual y escrito— para aprehender la realidad”, como una característica esencial que —como escribiría Paz— “anima las mejores creaciones del arte moderno”.

Más que un homenaje, la exposición es una invitación para acudir “de nuevo a la extraordinaria labor” que el escritor mexicano —de quien se celebra este 2014 el centenario de su nacimiento— “realizó en torno al arte del siglo XX”.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones