Domingo, 19 de Enero 2020
Cultura | Morales se presentará con una muestra que cuestiona los manierismos contemporáneos en la ciudad

Leonardo Morales cuestiona los ideales de belleza

El artista llega a la sala Gabriel Flores de la Casa Museo López Portillo, para presentar ''Marginorama Ink''

Por: EL INFORMADOR

GUADALAJARA, JALISCO.- Al artista plástico Leonardo Morales le gusta cuestionar con su trabajo y transmitir esas inquietudes a quienes lo observan. Esta vez, la pregunta va encaminada hacia la validez del ideal de belleza de las personas y el espacio de acción es la sala Gabriel Flores de la Casa Museo López Portillo, sitio donde esta noche el creador inaugura su última muestra, Marginorama Ink.

Esta exposición es un manierismo en sí misma. Es un "homenaje manierista a los manierismos", precisa el autor. Se trata de jugar, reivindicar, diferenciar e intentar "reactivar" ideales determinados de las personas. Su cometido es ofrecer una nueva lectura de estos aspectos -una sátira o una reflexión-. En Marginorama Ink, Morales expresa una alegoría a "esas comunidades que se forman y se sustentan en cuestiones de embellecimiento, de moda".

Pero, específicamente, el manierismo va en relación a los programas televisivos como Miami Ink, en los que se da la validación de sus miembros como "grupos conformistas que actúan en función de lo que ocurre dentro del ‘mainstream’ y del embellecimiento vacuo", advierte Morales. Y en los que también, de manera natural, se suscita la marginación. De ahí nace el título de esta muestra.

Marginorama Ink

ha aflorado en la Casa Museo López Portillo a manera de tres murales de grandes dimensiones que han tatuado sus paredes. El artista dibujó calaveras y tribales solo con tinta negra. Su intención es "subrayar el aspecto de embellecimiento que puede tener una pieza de esta naturaleza más allá de cualquier otro concepto que se le pueda dar a un mural".

La solución visual y estética empleada por Morales en los murales versa también sobre el embellecimiento. El creador trató de mantener el recinto de exposición "limpio, bello en sí mismo, en su soledad, en su blancura", pero, concretamente, "armonioso". Al lado del artista Antonio Tun Naal, quien funge como curador de esta exposición, el autor de Marginorama Ink ha decidido destacar las luces y un texto introductorio de gran tamaño para que "colaboren" y "solidifiquen" el discurso implícito en esta obra. El espacio total de la sala Gabriel Flores se muestra así como una sola pieza ante los ojos del espectador.

"Tun Naal me conoce a la perfección. Sabe lo que quiero decir con lo que hago. Mi intención era la de mostrarme con inmediatez ante el público, especializado o no. Él me ayudó sacándole el mejor partido a este espacio", cuenta el artista con respecto a la participación del curador en esta muestra.

Morales explica que su obra es "sólida y concisa por sí misma", además de "consumible en primera instancia". Dice que la etiqueta de artista sale sobrando para él. Incluso hasta le resulta banal. Mostrar su trabajo solo es la parte final de un proceso de producción de "objetos o ideas" que parten de un planteamiento específico: qué es en realidad el sistema del arte y el ser humano como tal. Así, Marginorama Ink no se sale de los dos sustentos principales de su trabajo.

La Casa Museo López Portillo se encuentra ubicada en el número 177 de la calle Liceo. Margninorama Ink se inaugura esta noche, a las 20:00 horas, y ocupará las paredes de la sala Gabriel Flores hasta el próximo 28 de junio.

EL INFORMADOR/EDUARDO SÁNCHEZ

Temas

Lee También