Jueves, 24 de Septiembre 2020
El ambiente que se vive en PalReal no tiene comparación. ESPECIAL
Entretenimiento

Cuando el Sol alumbra de más

Disfruta de PalReal, un lugar que se ha convertido en un clásico de la gastronomía de la ciudad

Gastrónomo Callejero

Tuve la oportunidad de disfrutar de PalReal y su platillo insignia: el Lonche de Pancita ($100 pesos), el cual me invitó a redefinir lo que una perfecta combinación debería de tener en un bocado, ese crujir del birote salado, bien dorado y, en su punto, un guiso que denota la habilidad culinaria del creador. 

El platillo está acompañado con una salsita verde de tomatillo que le da al cerdo, hablo del preparado no del comensal, el dulzor que su carne pide para hacer el perfect match. Es así que llega el emplatado, así nomás, partido en dos y recargado el uno en el otro para dar volumen y coronado con una ramita de cilantro.

A mí me gusta pedir salsa adicional, para ir poniendo a cada bocado un poco más y ver cómo chorrea sabor al plato cada vez que le doy una mordida. Y es tan bueno ese lonche que, además de regresar por él siempre, opaca los demás platillos que ofrece el lugar. Platillos buenos y bien presentados, como las encacahuatadas ($95), o su desayuno inglés ($130) que tiene para saciar al más hambriento ya que lo sirven con dos hot cakes acompañados con miel de maple, huevo estrellado, salchicha de la casa y jitomate asado; también hay chilaquiles y tacos variados, por mencionar algunos.

En esta ocasión me acompañó un buen amigo a desayunar. Pedimos obviamente el lonche de pancita y él me recomendó la torta ahogada, así que decidimos compartir por lo que llegaron los platillos partidos en dos. La torta ahogada era de suadero y lengua, muy rica; la presentan bañada en salsa no picosa y con cebolla picada. Buena, sin más adjetivos.

La oferta gastronómica de este sitio es para chuparse los dedos. ESPECIAL

En PalReal preparan una salsita picosa que embotellan ahí mismo y que se parece a una que hacen en Nayarit de nombre Tepicor; viene en una pequeña botella de 100 mililitros y está súper buena y con un picor alto... Con esa acompañé la ahogada.

Como tercer round pedimos el bisquet de roast beef con huevo estrellado (les debo el precio); otro platillo original del restaurante es un sándwich en pan de bisquet, de roast beef cocinado a la perfección y rebanado muy delgado; así como jamonesco, acompañado con queso frito y un huevo estrellado, buenazo y muy recomendable.

El café del lugar es una maravilla para los que somos amantes de este líquido; desde que llega uno al lugar los aromas se entremezclan en la entrada, ya que en la parte baja, lo que alguna vez fue una cochera, está el barista que prepara uno tras otro sin descanso. Además, tienen a Jorge, su propio tostador de café, así como su marca propia: Estelar. Cabe mencionar que Jorge es el campeón nacional de master tostador, no por nada el café es inigualable y sin rival.

¡Sé feliz!

Toma nota

  • Comida 4.5
  • Ambiente 4
  • Lugar 4
  • D: Calle Lope de Vega 113, Arcos Vallarta, Guadalajara, Jalisco. 
  • Tel: 3319837254
Gastrónomo Callejero / @superchofo

AC