Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 21 de Agosto 2018
null
Jalisco

Crecen ocho veces los robos a pasajeros del transporte público

En el comparativo anual 2016-2017, los robos a pasajeros se dispararon de 54 a 412 ilícitos, según la Fiscalía

El Informador

En los últimos dos años, el robo a pasajeros y conductores a bordo de las unidades del transporte público se incrementó de 54 a 412 averiguaciones previas o carpetas de investigación, de acuerdo con estadísticas de la Fiscalía del Estado.

Para Gustavo Flores, director de Transporte Público del Estado, el disparo de los ilícitos se debe a que se aumentó la frecuencia en zonas que carecen de alumbrado público, con la intención de atender la demanda de los nuevos fraccionamientos en la periferia urbana.

Señala que la mayoría de los asaltos ocurre con arma blanca en horarios nocturnos.

En la radiografía de la metrópoli, Las Mesas y el camino hacia Colotlán, en el municipio de Zapopan; la colonia Jalisco y la zona de Coyula, en Tonalá; Adolf Horn y Chulavista, en Tlajomulco; San Pedrito en Tlaquepaque, así como Miravalle, Belisario Domínguez y Aquiles Serdán en Guadalajara, son las zonas que requieren especial atención para reducir los delitos contra pasajeros; en otras palabras, es donde hay más riesgo de ser víctima del delito incluso en el interior del transporte público.

Según la Fiscalía del Estado, los reportes aumentaron por la difusión de los canales de denuncia, “además de la ola de violencia que está viviendo el país”, considera Salvador Medina Bonilla, director del Centro de Inteligencia y Comunicación para la Seguridad.

Para evitar ser víctimas de robo en el camión, la autoridad recomienda a los usuarios no utilizar sus dispositivos móviles, como teléfonos o tabletas, estar alertas en todo momento y evitar el uso de joyas ostentosas.

Estadísticas de la Fiscalía de Jalisco

Averiguaciones previas iniciadas y carpetas de investigación por el delito de robo a personas al interior del transporte público:

Año Ilícitos denunciados
2014 171
2015  89
2016 54
2017 412

Fuente: Dirección de política criminal y estadísticas de la Fiscalía del Estado.

Prevén disminuir robos con ruta-empresa y C5

Este mes iniciará la operación del Escudo Urbano C5, un sistema de videovigilancia de alta tecnología que permite detectar placas y hasta el reconocimiento facial durante un delito. EL INFORMADOR/Archivo

Ante el repunte de robos en las unidades del transporte público, las autoridades estatales y municipales prevén disminuir la incidencia de este tipo de delitos con el inicio del modelo de transporte ruta-empresa y la puesta en marcha del sistema de videovigilancia Escudo Urbano C5.

El director de Transporte Público, Gustavo Flores, afirma que el modelo ruta-empresa, al contemplar el prepago, será una apuesta para acabar con los robos en el interior de los camiones.

“El hecho de que el conductor no tenga disponible el dinero hace menos atractivo para los delincuentes el robo a la unidad… esto ha ayudado para que el indicador esté a la baja en esas rutas”.

De acuerdo con la Secretaría de Movilidad de Jalisco, los reportes de robo en las unidades que ya circulan bajo el nuevo modelo de transporte son menores, pues no recorren zonas con falta de alumbrado o caminos, además de que el interior de la unidad se ilumina en los recorridos nocturnos, se realizan paradas escalonadas con luz y reducen los tiempos de espera.

La otra ventaja del esquema ruta-empresa es que los conductores de las unidades certificadas deben acreditar una capacitación para la atención de situaciones de emergencia en caso de violencia de género y robo.

“Todas las rutas que vayan migrando al nuevo modelo tendrán este módulo de capacitación”.

Para disminuir los delitos, este mes iniciará la operación del Escudo Urbano C5: la apuesta por un sistema de videovigilancia de alta tecnología que permita detectar placas y hasta el reconocimiento facial durante un delito.

“Entre mayor vigilancia y que se pueda generar una estadística para analizar a las diferentes personas o delincuentes que acostumbran robar en determinadas zonas, se podrían hacer operativos para descender los robos en el transporte público”.

Juan Pablo Hernández González, comisario de Zapopan, coincide en que el Escudo Urbano coadyuvará a la disminución de robos en las unidades de transporte, “van a ser muchos ojos vigilando la ciudad y eso nos ayudará a prevenir el delito y a la captura de presuntos responsables”.

Señala que hay una buena coordinación con la Fiscalía General y los Ministerios Públicos; sin embargo, se deben concentrar esfuerzos en aumentar la cultura de la denuncia, prevenir los delitos y generar un mayor acercamiento con los choferes del transporte público.

Por su parte, el comisario Carlos Burguete adelanta que el Ayuntamiento de Tlajomulco está próximo a poner en marcha el C4 para incrementar la vigilancia y hacer más eficiente el trabajo de la Policía de proximidad en los paraderos del transporte público y los cruces más susceptibles a robos.

En tanto, María de la Luz Duarte, directora técnica de la Policía de Tlaquepaque, considera que se debe fortalecer la coordinación entre las diferentes corporaciones, “la agencia metropolitana nos ha invitado a que presentemos nuestras propuestas para hacer una coordinación entre todas las Policías”.

Detalla que el Ayuntamiento se encuentra adecuando el sistema de videovigilancia para que comiencen a funcionar las cámaras: Recomendó no sobresaturar las unidades de transporte para disminuir las faltas administrativas y los robos.

Capacitan a 190 choferes contra la delincuencia

Desde que el Ayuntamiento de Guadalajara arrancó la campaña de transporte público seguro, a inicios del año pasado, los reportes del robo a usuarios disminuyeron de 30 a siete incidentes, entre 2016 y 2017.

En coordinación con la Alianza de Camioneros, las autoridades municipales desarrollaron un programa de capacitación para choferes para prevenir delitos a bordo de las unidades e instruirlos sobre las medidas para la prevención del acoso, informa Concepción Lomelí Delgado, a cargo de la División de Vinculación Ciudadana, Prevención Social y Atención a Víctimas.

“Es importante que nos informen qué sucede y cómo sucede, con la información que generan de los puntos de conflicto, pero también el tema de que sean aliados y sepan cómo ayudar a la ciudadanía, cómo marcar a la Policía”.

El año pasado fueron capacitados 120 conductores en situaciones de riesgo y esta semana recibirán los talleres de medidas de seguridad otros 70 choferes del transporte público, quienes son vinculados con las áreas operativas o jefes de cuadrantes de la Policía.

“Nos enfocamos en las rutas y horarios que los camioneros nos identifican con el mayor número de robos y acoso en el transporte, abordamos las líneas en las paradas oficiales y proporcionamos información de qué hacer en estas situaciones, les proporcionamos los números de emergencia y recomendaciones a los usuarios del transporte”, precisa Lomelí Delgado.

También realizan acciones preventivas en las paradas de camiones con más robos y reportes de acoso, “es para que la gente tome conciencia de qué debe considerar para tener un traslado seguro, es importante que la gente sea parte fundamental de esta estrategia, independientemente de reforzar la vigilancia”.

El otro objetivo de la campaña es reforzar la cultura de denuncia, por lo que la Policía municipal pide a las personas que hayan sido víctimas de robos en el transporte público, contactar a las autoridades directamente o en su página de Facebook, Policía de Guadalajara, para que faciliten la localización de los ladrones.

A partir de la información proporcionada por la Alianza de Camioneros, el Ayuntamiento ha concentrado los esfuerzos en las rutas 214, 52B, 380, 258A, 37, 45 y 45A, que acumulan los reportes de robos y acoso.

En la administración pasada, el Ayuntamiento implementó el programa “Una nueva forma de hacer seguridad”, para difundir entre los transportistas y usuarios información para la prevención de robos y asaltos.

La campaña de transporte público seguro capacita a choferes y da recomendaciones a usuarios. EL INFORMADOR/Archivo

Van 117 delitos reportados a los Ayuntamientos

En lo que va de las administraciones municipales, los Ayuntamientos de Guadalajara, Zapopan, Tlajomulco y Tlaquepaque han recibido 117 reportes por robos al interior de las unidades del transporte público, siendo Guadalajara el que lidera la lista con 56 reportes, entre 2015 y el año pasado. Le sigue Zapopan con 28 incidentes reportados a través de los números de emergencia.

Para reducir los robos en camiones, el comisario Juan Pablo Hernández González detalla que han incrementado el patrullaje en los puntos de abordaje con mayor afluencia e incidencia de robo en ciertos horarios, “básicamente los robos suceden en las mañanas o por la noche”.

A partir de estos operativos se detuvo a nueve sujetos dedicados al robo a pasajeros de unidades del transporte en colonias como Arenales, Miramar, Carretera a Saltillo, Balcones de la Cantera, Nuevo Vergel y la Nueva España, mientras que en lo que va del año no se registran reportes de robo.

Después de Zapopan figura Tlajomulco con 25 reportes. En el último año y medio, el comisario Carlos Burguete asegura que el combate a los robos en el transporte público ha sido una prioridad, por lo que se ha fortalecido la vigilancia en los paraderos y rutas que transitan por Adolf Horn, Prolongación 8 de Julio y corredor López Mateos.

“Iniciamos un esquema de vigilancia en todos los paraderos desde la madrugada, son dispositivos permanentes que tenemos establecidos para el cuidado de los ciudadanos que van a la Zona Metropolitana de Guadalajara y regresan por las tardes a Tlajomulco, por eso tenemos ese resultado y para este año no llevamos ni un reporte”.

Otra de las estrategias es el contacto permanente con los propietarios de las rutas de transporte y la comunicación a través de redes sociales con los encargados de las líneas y conductores, “la mejor herramienta ha sido el WhatsApp porque nos avisan (si hay un sospechoso), paramos el autobús y los bajamos”.

Con sólo ocho reportes de robo, el Ayuntamiento de Tlaquepaque implementó desde noviembre del año pasado un proyecto de proximidad social para abatir el robo en los lugares más problemáticos, “un grupo de policías trabaja en las paradas de camiones, arriba del transporte público y en los puentes peatonales. Donde tenemos la frecuencia de incidencia paran a la unidad y preguntan a los pasajeros si hay algún problema”, señala María de la Luz Duarte, directora técnica de la Policía de Tlaquepaque.

A partir de estos operativos se difunden los números de emergencia a la población y se ha logrado la detención de personas bajo el influjo de enervantes, con actitud sospechosa y en posesión de armas punzocortantes, “se hace la revisión correspondiente y nos ha permitido disminuir el robo”.

Reportes de robo en los Ayuntamientos (periodo 2015-2017)
Año  Guadalajara Zapopan Tlajomulco  Tlaquepaque Total
2015   19 13 11  3   46
2016 30 8 5 52
2017 7 6 6 0 19
Total 56 28 25 8 117

Fuente: Ayuntamientos.

Las zonas más peligrosas
Este medio publicó el año pasado que las 15 zonas más inseguras para abordar el transporte público, según usuarios, autoridades estatales y municipales, son las siguientes:
Periférico y Colón.
Periférico y Federalismo.
Artesanos y Circunvalación.
Carretera a Tesistán.
Prolongación Mariano Otero.
Colonia Jalisco.
Chulavista.
Santa Fe.
El Álamo.
Lázaro Cárdenas y 18 de Marzo.
Vallarta y Periférico.
Hidalgo y Federalismo.
Carretera a Chapala y avenida Las Rosas.
Arenales Tapatíos.
La Constitución.

 

LA VOZ DEL EXPERTO

Falla coordinación policial

Jorge Tejeda Montaño (académico del ITESO)

Ante el incremento de las denuncias de robos en las unidades del transporte público, el académico del Departamento de Estudios Sociopolíticos y Jurídicos del ITESO considera que se debe a la baja de guardias, posibles arreglos con las Policías locales y la falta de coordinación operativa entre las comandancias municipales.

“Para los delincuentes es relativamente sencillo asaltar un camión porque se tiene bien identificados los horarios y rutas de las Policías preventivas, además se tiene la certeza de que no habrá una investigación efectiva de esas denuncias”, asegura Jorge Tejeda Montaño.

Para prevenir los robos en el transporte público, el especialista sugiere fortalecer las áreas de investigación para llevar a cabo detenciones de los delincuentes que sirvan como ejemplo para desincentivar la comisión de delitos, “un modo de prevención sería que ellos supieran que la Fiscalía ya detuvo a dos o tres ladrones y que están montando operativos”.

Para lograr las detenciones, es necesario establecer un modelo de colaboración conjunta entre los empresarios transportistas, operadores de las rutas y la Policía, “los conductores deben tener línea directa con los comandantes de zona para avisar de robos que acaban ocurrir y puedan hacer su trabajo operativo”.

Al mismo tiempo que los agentes investigadores le dan seguimiento a las denuncias, sugiere implementar campañas de prevención para los usuarios del transporte con recomendaciones sobre cómo evitar un robo y qué hacer en caso de que suceda.

Respecto a las cámaras de vigilancia al interior de las unidades, comenta que pueden ayudar a inhibir el robo, como sucede con los bancos y negocios, al igual que los operativos aleatorios a bordo de las unidades en las rutas con mayor incidencia.

Lo roban tres veces… ¡en lo que va del año!

No han pasado tres meses de este año y Rogelio Ortega Montaño ha sido víctima de robos en tres ocasiones a bordo de unidades del transporte público.

Eran las 17:00 horas a principios de enero cuando el abogado de 36 años salió de la Fiscalía del Estado y tomó la Ruta 52 con destino a su domicilio en San Pedro Tlaquepaque. Unos minutos después, un sujeto abordó la unidad y tomó el asiento a su lado.

“Íbamos por la avenida 8 de Julio y el cuate se me pone al lado, cruza los brazos y saca una navaja. Me amenaza para que no haga ningún ruido”, recuerda con coraje Rogelio, luego de quedarse sin su celular y 200 pesos.

El resto de los pasajeros corrió con suerte porque tras percatarse que Rogelio era víctima de robo, “un chavo gritó para tratar de frustrar el robo y el asaltante se salió corriendo, aventando a los pasajeros que le estorbaban”.

La historia se repetiría tres semanas después en la Ruta 275 B, cuando se dirigía a casa de su padre, en San Martín de las Flores, al Centro de Tlaquepaque. Tras abordar la unidad, en el crucero de San Martín ingresaron al camión dos jóvenes con pistola en mano. El chofer y los pasajeros fueron encañonados para que entregaran todas sus pertenencias. “No tuvimos tiempo de hacer nada porque nos sacaron la pistola, me quitaron el nuevo celular que había comprado y mil 500 pesos que me acababan de pagar por un servicio legal”. También se llevaron las joyas, relojes, carteras y celulares del resto de los pasajeros.

Después de dos asaltos en un mes, Rogelio comenzó a tomar medidas de seguridad, como no cargar con más de 200 pesos en su cartera, guardarse el celular nuevo entre los calcetines, traer uno desechable para despistar a los ladrones y estar siempre alerta para evitar a los ladrones. Tampoco trae anillos, reloj ni joyas ostentosas.

Sin embargo, las precauciones de nada le han servido, pues hace 15 días volvió a ser asaltado cuando se dirigía de su casa hacia la Zona Olímpica, en la Ruta 644 B. Ésta vez eran las 20:30 horas cuando dos sujetos se subieron a la unidad y se llevaron consigo todo lo que a su paso encontraron.

El problema es que ya perdió la fe en el sistema de justicia, pues la primera vez que le robaron sus pertenencias interpuso una denuncia ante la Fiscalía General, pero “siguen investigando… estoy decepcionado por el nuevo sistema de justicia penal, las Policías no están bien preparadas”.

Hoy, del cero al 10, se siente cero seguro y afirma que la inseguridad ha crecido por la insuficiente presencial policial, “no son suficientes elementos. Tardan hasta media hora en responder”.

Por eso pide que las Policías realicen constantemente operativos de revisión en el interior de las unidades de transporte público y que se refuerce el sistema de videovigilancia, estrategias que deben acompañarse de mejores vehículos,  horarios establecidos, paradas iluminadas y choferes capacitados y preparados con gas pimienta para contener a los asaltantes.

Presionan sólo una vez botón de pánico

Aunque la Fiscalía afirma que el botón de pánico es efectivo, de enero a la fecha solamente se ha recibido un reporte por asalto a un conductor del transporte público (en marzo de 2017). EL INFORMADOR/Archivo

Desde enero de 2016, cuando la Fiscalía del Estado lanzó la aplicación Botón de Pánico, hasta la fecha, la dependencia ha recibido un reporte correspondiente al asalto de un conductor del transporte público, en marzo de 2017, según un informe obtenido por Transparencia.

Aunque el objetivo inicial de la aplicación para los sistemas IOS y Android es que los usuarios del transporte público puedan alertar a las autoridades cuando ocurre un asalto mientras viajan en un camión, la mayoría de los usuarios le dan otro uso.

Salvador Medina Bonilla, director del Centro de Inteligencia y Comunicación para la Seguridad de la Fiscalía, detalla que se han atendido 348 servicios en los últimos dos años, principalmente de robos a vehículos y negocios, así como reporte de personas sospechosas y agresivas.

Aunque la aplicación no ha frenado los robos en el transporte público, destaca que ha servido para evitar asaltos en otros espacios y poner a los presuntos delincuentes a disposición de las autoridades.

“Hemos tenido diferentes tipos de delitos en los que ha intervenido la Fiscalía General a través de la aplicación, es una herramienta más que se pone al uso de la ciudadanía para estar en contacto con las autoridades”.

Cuando se ha registrado e instalado la aplicación, aparece un botón en la pantalla del celular y debajo se dan dos opciones: una es la de alerta silenciosa. Cuando ésta se activa se elige el vehículo de emergencia que se requiere (patrulla, bombero o ambulancia) y se oprime el botón rojo de la alerta.

Esto envía una señal a la cabina del 066, que alerta de una emergencia. Los operadores pueden ver en sus computadoras la persona, el número celular, la alerta y en dónde se encuentra el ciudadano que requiere ayuda.

Tres segundos después de oprimir el botón la aplicación ubica el celular vía GPS y avisa a las unidades de emergencia. La ubicación se actualiza cada 10 segundos, para que en caso de que el camión esté en movimiento, las patrullas puedan localizar hacia dónde se ha ido.

“Nos ha servido para tener una reacción más rápida y atender los servicios que nos solicitan, que a diferencia del 911, vienen georreferenciados”. El tiempo de atención a estos reportes toma entre tres y cinco minutos, de acuerdo con la autoridad.

Sigue: #DebateInformador

¿Qué rutas considera las más inseguras ante los impactos de la delincuencia?

Participa en Twitter en el debate del día @informador