Martes, 28 de Mayo 2024
null
Jalisco

Las Colmenas, impulsadas por Lemus, bajan delitos en zonas conflictivas

Son ocho las colonias de Zapopan y Guadalajara en las que se han observado resultados positivos a favor de los habitantes 

El Informador

Lidia Ramírez tiene dos hijas y un hijo a quienes lleva a tomar clases de ballet y futbol en la Colmena de Miramar, en Zapopan. Para ella, el centro comunitario referido ayuda a que los menores se involucren en actividades saludables y productivas. 

“Los niños hacen deporte y pueden ver otras opciones de vida, más allá que el pandillerismo o la drogadicción”. 

Una de sus hijas, Ana Katia, está aprendiendo “El lago de los cisnes” tras un mes de acudir a clases: “Es levantarte de puntitas y poner el pie en una pierna”. 

Hay ocho Colmenas en Guadalajara y Zapopan. Cuatro por municipio: Miramar, San Juan de Ocotán, Villas de la Loma y Villas de Guadalupe en Zapopan; y en Guadalajara Rancho Nuevo, Oblatos, Balcones del Cuatro y la recién estrenada en San Juan de Dios. 

El objetivo es reducir la incidencia delictiva y aprovechar el uso de espacios públicos en zonas marginadas.  

Desde la puesta en marcha de cada Colmena, han disminuido los delitos en las colonias donde fueron construidas: en Miramar, bajaron 42%; en Villa de la Loma, 24%, y en San Juan de Ocotán, 3 por ciento. 

El éxito también se replicó con las Colmenas de Guadalajara: en la Colonia Balcones del Cuatro, los ilícitos cayeron 39%; en Oblatos, 37%, y en Rancho Nuevo, 14%, según cifras del Instituto de Información Estadística y Geográfica del Estado (IIEG). 

Germán Hernández Valdés, quien es especialista en Desarrollo Comunitario, consideró que es un acierto la implementación de las Colmenas porque impulsan la participación de la comunidad. 

“Están muy bien equipadas, cuidadas, son atendidas con los promotores, con los maestros y los voluntarios. Tienen vida y no son elefantes blancos”, compartió el especialista a este medio.

Detrás del centro se puede apreciar la colonia Miramar, en Zapopan. EL INFORMADOR/A. Navarro

PARA SABER

¿Qué son las Colmenas?

Las Colmenas son centros comunitarios implementados en Zapopan y Guadalajara con el objetivo de reconstruir el tejido social, recuperar la paz en las colonias y reducir los delitos. En estos espacios, los vecinos acceden a talleres, actividades recreativas, culturales y deportivas que sirven para fortalecer el sentido de comunidad y fungen como una alternativa ante la falta de oportunidades educativas. El modelo es similar al que se puso en marcha en la ciudad de Medellín, en Colombia, creado tras la violencia desatada por el crimen organizado en aquel país.

Ven beneficios de Colmenas en Guadalajara y Zapopan

Habitantes de los municipios de Guadalajara y Zapopan ven beneficios con la implementación de los centros comunitarios conocidos como Colmenas. En total, son más de 200 mil personas de colonias aledañas a las ocho Colmenas comunitarias que se han construido y puesto en marcha a partir del año 2017 en los dos municipios. 

Karen González, directora de los centros Colmena, destacó la participación de los habitantes de las colonias vecinas a los centros comunitarios para abonar a la apertura de los nuevos espacios, los cuales fueron adaptados en zonas rehabilitadas para su implementación y que reciben a cientos de personas diariamente para distintas actividades.

“El objetivo es construir un lugar digno donde las personas tengan mejores espacios y posibilidades de conectar con otros, así como con proyectos de la sociedad civil y con universidades”, comentó la funcionaria.

Una de las beneficiadas por las Colmenas es Lidia Ramírez, madre de dos niñas y un niño, quienes toman clases de ballet y futbol en la Colmena de Miramar, espacio del cual son vecinos. 

“Tengo a mis dos hijas en el ballet y tengo un niño de 14 años por la tarde. Me gusta que estén haciendo actividad en la tarde después de la escuela para que no estén viendo tanta tele o sin actividad”, indicó Lidia.

Para ella, el centro comunitario beneficia para que los menores no se involucren en el pandillerismo o la drogadicción; debido a su trabajo, sólo puede llevarlos a clases los lunes, contó mientras tomaban una clase de ballet. 

Su hija Ana Katia, de 11 años, dijo que ha aprendido varios pasos de baile; por ejemplo, el ballet de los cisnes, así como poder levantarse sobre las puntas de sus pies.  

“Ya casi me puedo abrir de pies. Ahorita nos están enseñando a hacer el baile de los cisnes (...) es levantarte de puntitas y poner el pie en una pierna”, explicó la niña.

PARA SABER

Estas son algunas actividades que pueden ser encontradas en la Colmena San Juan de Dios y en otras colonias de Guadalajara como de Zapopan. 

  • Ballet clásico.
  • Dance fitness. 
  • Lucha libre. 
  • Salsa básica para niños.
  • Activación física, gimnasia y cheerleading. 
  • Karate.
  • Baile folclórico.
  • Hip hop.
  • Rap.
  • Diseño de joyería. 
  • Creación de coro.
  • Taller de indumentaria escénica.
  • Fotografía de barrio. 
  • Danza urbana. 
  • Sketch urbanos e ilustración.

FOMENTAN APRENDIZAJE

Actividades y servicios de los centros comunitarios

Los centros comunitarios construidos en Zapopan y Guadalajara, conocidos como Colmenas, desarrollan principalmente actividades recreativas y fomentan el aprendizaje y la cultura entre la población de colonias donde se encuentran insertadas. 

Además de las actividades culturales, educativas, productivas, de atención y salud integral, se llevan a cabo campañas con algunas atenciones médicas.

En el caso de la Colmena de la Colonia San Juan de Ocotán, se cuenta con un salón de usos múltiples, cocina industrial y aula-taller comedor para clases de cocina, recepción, sala de juntas, de cómputo, estudio de grabación, bodegas, patio y canchas de usos múltiples, de áreas verdes, forestación y jardinería. 

En esta Colmena, por ejemplo, se realizan actividades similares de baile, talleres de arte, danza y  acondicionamiento físico.

El objetivo es fomentar la convivencia familiar, el aprendizaje, la recuperación del tejido social y reducir la incidencia delictiva, dijo el alcalde con licencia de Guadalajara, y actual candidato a la gubernatura, impulsor de las obras, Pablo Lemus Navarro. 

“Los centros Colmena en Guadalajara y Zapopan han dado extraordinarios resultados en prevención del delito y recuperación del tejido social”. 

CLAVES

Centros comunitarios en Zapopan: Miramar, Villas de la Loma, San Juan de Ocotán y Villas de Guadalupe.

Colmenas comunitarias en Guadalajara: Rancho Nuevo, Oblatos, Balcones del Cuatro y San Juan de Dios.

LA VOZ DEL EXPERTO

Importancia de espacios de formación social

Germán Hernández Valdés, especialista en Desarrollo Comunitario y académico de la UdeG

Los centros comunitarios conocidos como Colmenas e impulsados en los municipios de Zapopan y Guadalajara buscan la recuperación del tejido social en zonas marginadas y reducir incidencia de delitos, pero también pueden fungir como centros de formación social para la ciudadanía. 

Germán Hernández Valdés, especialista en Desarrollo Comunitario, consideró que al ser centros donde hay afluencia de personas y con aprendizaje en varias materias, se debe fomentar la participación de la población en organizaciones políticas en favor del bien común y que vean por el bienestar de la sociedad. 

“Más allá de las actividades, es importante también que es un primer paso el ofrecer actividades deportivas, artísticas, culturales, artesanales, los oficios que pueden ir desarrollando, algo muy importante que tiene que desarrollarse es que sean espacios de formación social, de organización y de participación, no sólo en este tipo de actividades, sino la participación en organizaciones políticas y no que tenga que ver en grupos de Gobierno o de poder, más bien en la participación política del bien común”, señaló el especialista.

Alumnas durante la preparación de la clase de danza en la Colmena de Miramar. EL INFORMADOR/A. Navarro

TELÓN DE FONDO

Apoyan a miles con talleres y cursos 

En el año 2017 fue implementado el modelo de centros comunitarios Colmenas en los municipios de Zapopan y Guadalajara para tratar de reducir los índices delictivos en zonas conflictivas y marginadas de ambos municipios. 

En total, suman ocho Colmenas inauguradas en ambos municipios, cuatro en cada uno y con más de 200 mil personas beneficiadas que pueden acceder a los cursos, talleres y demás actividades que se imparten en ellas; el número de personas corresponde a más de 50 colonias de Guadalajara y Zapopan. 

Los centros comunitarios desarrollan actividades culturales, educativas, productivas, de atención y salud integral; por ejemplo, acondicionamiento físico, talleres de arte experimental, de herbolaria, de creación artística, de flores de Bach, de arte expresivo, así como de danza, baile, música, competiciones deportivas, entre otras.

También se llevan a cabo campañas con  atenciones médicas y se habilitan de forma temporal módulos para pagar el predial, licencias de giro, mantenimiento en cementerios, servicio de agua, multas municipales, entre otros, con el objetivo de la reconstrucción del tejido social, fomentar la cultura de paz y reducir la incidencia delictiva.

Dependiendo la Colmena, las actividades que se ofertan varían, aunque en casos como la Colmena Miramar pueden ser más de mil 100 usuarios activos.