Domingo, 27 de Septiembre 2020
null
Jalisco

Crece dengue, pero reducen fondo para combatirlo

Además del recorte para comprar insecticidas contra el mosco transmisor, la Federación no ejerció recursos entre enero y mayo
 

El Informador

En México aumentaron los contagios de dengue en el primer semestre del año. En el comparativo del 1 de enero al 15 de junio de 2019 y 2020, los casos positivos pasaron de dos mil 882 a cuatro mil 045. Y viene lo peor por la llegada de las lluvias y la proliferación del mosco transmisor.

Sin embargo, el Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece) informa por Transparencia que tiene menos presupuesto para la compra de insecticidas. El año pasado ejerció 213.9 millones de pesos (MDP) en este químico para distribuirlo a las 32 Entidades federativas, pero este año sólo ejercerá 192.3 MDP. 

Los contagios tendrán un repunte entre agosto y octubre, y la actual incidencia adelanta escenarios complicados para Jalisco, Veracruz, Nayarit, Tabasco, Quintana Roo, Colima, Michoacán, Guerrero, Campeche y Morelos. El problema es que el Cenaprece también confirma que hasta el último día de mayo pasado no había ejercido un solo peso para distribuir insecticidas a los Estados, por lo que las medidas preventivas dependen totalmente de los Gobiernos locales. La Federación desatiende este problema sanitario, que el año pasado dejó un saldo de 41 mil 505 enfermos y 191 fallecidos en el país (Jalisco fue líder nacional con 11 mil 727 contagios y 49 muertes).

Además, el año pasado, la Secretaría de Salud Federal cerró diciembre con más de 268 mil casos probables de dengue (adicionales a los 41 mil 505 confirmados), que estaban en análisis de los laboratorios. Sin embargo, inició 2020 y jamás actualizó los contagios comprobados. Así quedaron en el limbo los registros de miles de personas que acudieron a un hospital ante la sospecha de la enfermedad.

Lo anterior se demuestra porque en la primera semana de enero de 2020, la Secretaría no reportó contagios, cuando debía continuar con el reporte o la confirmación de casos heredados del año anterior.

Además de los impactos por el nuevo coronavirus, ahora la población enfrenta el aumento de los contagios de dengue. ESPECIAL

Advierten que las personas pueden contagiarse de dengue y COVID-19

La Secretaría de Salud Federal confirma cuatro mil 045 casos de dengue hasta la semana epidemiológica 24 (mañana actualiza la información por cada Entidad federativa). Esto representa un incremento de 40% comparado con los contagios documentados en la misma semana del año anterior.  

De los cuatro mil 045 contagios en todo el país, dos mil 503 son por “dengue no grave”, mil 183 por “dengue con signos de alarma” y 359 por “dengue grave”.

La alerta es que Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud Federal, aceptó que es posible que una persona pueda tener dengue y, al mismo tiempo, enfermarse del COVID-19, lo que representa un reto para el diagnóstico. 

Al respecto, hasta el pasado 9 de junio se tenía conocimiento de solamente una persona en el Estado de Nayarit que presentó ambos padecimientos.

Refirió que, a nivel poblacional, puede representar un reto porque la fiebre es un síntoma cardinal de ambas enfermedades, al igual que el dolor de cabeza y del cuerpo.

Lo que puede ayudar en la valoración es que los síntomas específicos del nuevo coronavirus, como dolor de garganta o escurrimiento nasal, son menos frecuentes en el dengue. 

Por su parte, en los casos del dengue, el dolor de los ojos es muy característico.

“Esto se puede volver un reto a nivel población. Ya nos pasó en la pandemia de la influenza durante 2009, donde tuvimos, particularmente en Jalisco, un enorme brote de dengue…  el más grande que habíamos tenido”.  Por eso las medidas preventivas entre la población son fundamentales para evitar que se disparen las estadísticas en los dos padecimientos.

Las diferencias

  • En el caso del COVID-19, la muestra útil para el diagnóstico por laboratorio en la fase aguda es una muestra de secreción respiratoria que se toma con un hisopo, que se introduce por la nariz y debe llegar hasta la faringe.
  • En el caso del dengue es una muestra de sangre que se hace también para diagnósticos por PCR. Los reactivos son diferentes, confirma Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud Federal.

Jalisco se mantiene en segundo lugar nacional

La Secretaría de Salud Federal reporta que en la semana epidemiológica 24, con datos al 15 de junio de 2020, las Entidades con más casos confirmados de dengue son Veracruz (846), Jalisco (701), Tabasco (382), Michoacán (318), Guerrero (257), Nayarit (243), San Luis Potosí (227), Quintana Roo (227), Yucatán (130) y Chiapas (665).

Aunque desde hace dos semanas Jalisco se mantiene en ese sitio, los contagios registran un alza anual, ya que hay 429 personas más con dengue que en el mismo periodo de 2019.

También se registran cuatro mil 050 casos probables en la Entidad.

Por tasa de incidencia, Jalisco reporta  8.38 casos por cada 100 mil habitantes, que lo ubica en el quinto lugar. Esto significa un aumento comparado con las dos semanas anteriores, cuando estaba en el octavo lugar por incidencia.

Los municipios con una mayor incidencia son Zapotitlán de Vadillo, San Gabriel, Acatlán de Juárez y Jocotepec.

A nivel nacional, el grupo de edad  más afectado son los jóvenes de  entre 10 y 14 años, que son los que tienen más casos graves y no graves.

Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, recordó que está empezando la temporada anual de dengue, la cual tendría su pico máximo en octubre y termina en diciembre. Por ese motivo pidió a los médicos que consideren el diagnóstico diferencial en el COVID-19 como en el dengue, “con la posibilidad de que se tengan ambas enfermedades y cuando se considere procedente hacer los estudios de laboratorio de ambas. Es perfectamente factible”.

Indicó que en el caso del COVID-19, la muestra útil para el diagnóstico por laboratorio en la fase aguda “es una muestra de secreción respiratoria que se toma con un hisopo que se introduce por la nariz y debe llegar hasta la faringe. En el caso de dengue es una muestra de sangre que se hace también para diagnósticos por PCR. Los reactivos son diferentes”.

Puntualizó que las formas de control de los padecimientos son distintas, ya que el nuevo coronavirus es una enfermedad que se transmite por la vía respiratoria y lo más importante es mantener la sana distancia física.

Por su parte, el control del dengue se ejecuta controlando a los mosquitos que lo transmiten, principalmente en viviendas y espacios públicos. “Se crían en pequeños reservorios de agua artificiales, también en los naturales, pero generalmente en la basura, en las llantas, en los botes, en las cubetas, en las piletas y en los tinacos abiertos, etcétera… en los climas templados que tiene México por doquier”.

Los retos

Los lineamientos generales de las Jornadas Nacionales de Salud Pública 2020, elaboradas por la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud, indican que los principales retos contra la trasmisión del dengue son:

  • Disminuir la existencia de los criaderos mediante las actividades de control y la eliminación de los objetos (como recipientes permanentes y temporales en los sitios de mayor riesgo por concentración poblacional y los planteles educativos), con un plan focalizado en las localidades de prioridad nacional.
  • Reducir el contacto de las personas con el vector mediante las acciones de control integral en los sitios de mayor riesgo por la concentración poblacional en el país.
  • Organizar las eliminaciones masivas de criaderos, lideradas por personal adscrito a la Dirección de Promoción de la Salud, en las localidades prioritarias.
Hasta el 15 de junio se tenían documentados 701 casos de dengue en Jalisco. EL INFORMADOR/Archivo

Estrategia para eliminar criaderos

  • Lave con cepillo los recipientes que acumulen agua para destruir los huevos del mosquito adherido a las paredes, por ejemplo: piletas, bebederos de agua de animales o floreros.
  • Tape todos los recipientes en los que almacene agua para evitar que la hembra deposite ahí sus huevos: tinacos, aljibes o tambos.
  • Debe voltear todos los recipientes que contengan agua que no utilice para eliminar el riesgo de los criaderos: cubetas, tinas, bidones o tambos.
  • Desechar los recipientes que no sean útiles y puedan acumular agua: latas, botes, cacharros o llantas.

Fuente: Secretaría de Salud

Métodos de control

Es esencial el involucramiento de la población en la eliminación de los criaderos en las casas, con las siguientes acciones:

  • Control comunitario de criaderos productivos y mensajes de promoción de la salud. 
  • Aplicación de tres ciclos de nebulización espacial (uno por semana).
  • Protección personal mediante el uso de manga larga y repelente. Y para las viviendas, barreras físicas, tales como pabellones y mallas mosquiteras.

Fuente: Cenaprece.

GUÍA

Gobierno estatal prevé aumentar el presupuesto

El 23 de marzo, el Organismo Público Descentralizado (OPD) Servicios de Salud en Jalisco compartió por Transparencia que este 2020 contaba con un presupuesto de 108 millones 421 mil pesos para la compra de insecticidas contra el dengue, aunque “sujeto a la suficiencia presupuestal y las adecuaciones programáticas”.

En 2019 destinó 34 millones 022 mil pesos, por lo que este año aumentaron los recursos para este rubro. 

Por parte de la Federación se tenían programados 10 millones 947 mil pesos,  los cuales llegan en especie para el combate del mosco transmisor.

Este medio de comunicación solicitó una entrevista para conocer si habían llegado los insumos federales y para precisar los cambios presupuestales, pero no se tuvo respuesta.

Por otro lado, la Secretaría de Salud en Jalisco informó en abril pasado que se contaba con una fuerza operativa contra el dengue de 866 brigadistas, quienes trabajaban con medidas de protección, como guantes, cubrebocas y atendiendo la prevención del distanciamiento social ante la emergencia sanitaria.

GUÍA

Recomiendan identificar los sitios prioritarios

  • La “Estrategia de control de vectores en  el escenario de la transmisión simultánea del dengue”, publicada en días pasados por el Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece), indica que hay sitios de alto riesgo y mayor concentración poblacional, como casas de ancianos y niños, unidades de salud, hospitales y escuelas, en donde se requiere recibir una especial atención de los programas de control. Deben estar libres de la presencia del vector al interior y sus alrededores.
  • Por eso se recomienda identificar,  registrar  y mapear los lugares de concentración realizando una evaluación de riesgos entomológicos para apoyar la toma de decisiones sobre cuál es la mejor y más efectiva acción de control.
  • También se deben constituir brigadas especiales para actuar en estos sitios donde el personal técnico operativo del programa deberá obligatoriamente hacer uso de los equipos de protección recomendados,  además de aquellos indicados para el COVID-19.
  • En tercer lugar,  es indispensable preparar los planes de trabajo para la ejecución de las acciones de control elegidas, entrenar a los profesionales y responsables de estos sitios para que mantengan el espacio libre del mosquito,  la  aplicación del rociado residual antes del inicio de las lluvias y previo a la finalización de la contingencia.
  • Por último, el uso de las barreras físicas, tales como pabellones y mallas mosquiteras.
  • El personal técnico operativo debe adoptar obligatoriamente el uso del equipo de protección personal recomendado para el tipo de control vectorial que va a ejecutar y debe ser capacitado sobre mecanismos de transmisión y medidas de prevención ante el COVID-19.
Para evitar criaderos de mosquitos es necesario desechar los recipientes que no sean útiles y puedan acumular agua: latas, botes, cacharros o llantas. AP/Archivo

TELÓN DE FONDO

La crisis de 2019

El año pasado, Jalisco reportó 11 mil 727 personas afectadas por el dengue y 49 muertes a causa de esta enfermedad. Por eso se ubicó como líder nacional en la estadística. 

Este medio publicó que en la Entidad prevalecía el serotipo 2 del virus, que es  más agresivo.  “Nos estamos enfrentando a una nueva forma del virus, que durante los 10 años anteriores no habíamos tenido en el Estado. La inmunidad que tenemos como población no nos protege del serotipo 2”, explicó el año pasado Mario Márquez Amezcua, director general de Prevención y Promotor a la Salud en Jalisco.

Detalló que el serotipo 2 surgió en Sudamérica, luego se desplazó a Centroamérica y, en 2019, se asentó en México. “Anteriormente decíamos que el serotipo 3 era el más agresivo de los cuatro existentes, y lo sigue siendo, pero actualmente el serotipo 2, además de darnos brotes epidémicos, nos está dando casos clínicos de evolución muy rápida y de atención médica inmediata”.

De acuerdo con los datos actuales, en Jalisco hay 193 serotipos circulantes, de los cuales 13 son del tipo 1 y  180 son del tipo 2.

Sigue: #DebateInformador

¿Ya realizó acciones de limpieza en su casa para evitar contagios de dengue?

Participa en Twitter en el debate del día @informador