Miércoles, 27 de Enero 2021
RECUPERACIÓN.  Aunque los números son más bajos que en 2019,  al día se otorgan 42 permisos para nuevos negocios en la metrópoli. EL INFORMADOR •  F. Atilano
Jalisco

Crean 42 negocios al día en la metrópoli, pese a crisis sanitaria

Entre marzo y la primera semana de noviembre de este año, los Ayuntamientos de la Zona Metropolitana de Guadalajara, otorgaron 10 mil 491 licencias municipales para la apertura de giros comerciales

El Informador

Los efectos de la pandemia por el COVID-19 se remarcan en los cierres de empresas, pero también se han creado pequeños negocios en la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Entre los meses de marzo y la primera semana de noviembre de este año, los Ayuntamientos de Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque, Tonalá y Tlajomulco otorgaron 10 mil 491 licencias municipales para la apertura de giros comerciales; es decir, un promedio de 42 al día. Las alcaldías reportan que la mayoría de los giros solicitados corresponde a tiendas de abarrotes, para la preparación de alimentos, estéticas, oficinas administrativas y papelerías, entre otros.

Juan Manuel Munguía, coordinador de Desarrollo Económico de Guadalajara, aceptó que hay una baja en la generación de nuevas licencias, pero esto se revertirá cuando los negocios vuelvan a ser rentables y circule el dinero.

Recordó que, para el próximo año, se concentrarán en materia de emprendimiento. Y una de las acciones será apoyar a los micronegocios. “Esperamos tener entre 15 mil y 25 mil empresas beneficiadas”.

Alfredo Aceves Fernández, director de Padrón y Licencias de Zapopan, explicó los motivos por los que hay generación de negocios a pesar de la crisis: hay mucha gente que decidió emprender tras perder algún trabajo debido a la pandemia.

“Puede ser por el tema de los diferentes empleos formales que han colapsado. La gente, con sus ahorros, con los propios recursos de sus finiquitos, han iniciado nuevos negocios”.

Entre marzo y la primera semana de noviembre, Guadalajara fue el municipio con el mayor número de licencias expedidas (con cuatro mil 525), seguido por Zapopan (dos mil 158), Tlaquepaque (mil 760), Tlajomulco (mil 032) y Tonalá (mil 016).

Reducen las licencias para abrir negocios en zona metropolitana

RECUPERACIÓN.  Aunque los números son más bajos que en 2019,  al día se otorgan 42 permisos para nuevos negocios en la metrópoli. EL INFORMADOR •  F. Atilano
  • Aunque sí hay aperturas de giros comerciales, la pandemia bajó la generación de nuevas empresas en la ciudad

Entre enero y  noviembre de este año, los municipios de Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque, Tonalá y Tlajomulco han autorizado 12 mil 979 licencias para la apertura de negocios, ubicándose lejos de las 17 mil 613 que se otorgaron al cierre del año pasado, ante los efectos de la crisis sanitaria detonada por el nuevo coronavirus.

La caída más pronunciada corresponde a Guadalajara, donde se han otorgado cinco mil 919 permisos para el funcionamiento de giros comerciales, frente a los ocho mil 179 expedidos en el mismo periodo del año pasado (de enero a la primera semana de noviembre). En  2019 se otorgaron nueve mil 232.

En Zapopan se han autorizado dos mil 768, mientras el año pasado cerró con tres mil 316. Alfredo Aceves Fernández, director de Padrón y Licencias,  informó que son  pocas  licencias en comparación con el mismo periodo del año anterior.

“En Zapopan   mantenemos números  optimistas, en términos de lo que está sucediendo en México (por el COVID-19)”.

Consideró que los cierres de negocios también son moderados. Van dos mil 816 bajas, contra dos mil 700 del año pasado. “En ese sentido no hemos tenido una cantidad excesiva de bajas”.

La mayoría de los permisos son para tiendas de abarrotes, venta de alimentos, estéticas, papelerías y oficinas, entre otros.

Moisés Alejandro Alarcón Osuna, académico de la Universidad de Guadalajara (UdeG), comentó que se están abriendo pequeños negocios (de cero a 10 empleados). “No creo que ayude tanto a la recuperación económica de Jalisco. Sería más un emprendimiento de subsistencia que del tipo que detone un desarrollo económico”.

Añadió que en tiempos de pandemia, “muy probablemente” la ciudadanía está emprendiendo, pero en el sector informal. “Como no se están registrando, no lo ven reflejado en las solicitudes de las licencias”.

Es el caso de Olivia Velarde, quien en marzo decidió iniciar la venta de productos artesanales, sin necesidad de abrir un establecimiento. Aunque en un principio le iba bien, ya no presenta buenos números.

Tlaquepaque informó que se han otorgado mil 760 permisos, frente a los dos mil 010 del cierre del año pasado; Tonalá reportó mil 338, contra los mil 708 de 2019, y en Tlajomulco fueron mil 194, mientras en el año pasado se concluyó con mil 347.

VOZ DEL EXPERTO

Moisés Alejandro Alarcón Osuna, coordinador de la Licenciatura de Economía en el Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas.

“Las reglas cambian de un día para otro”

Tanto la apertura de nuevos negocios como el cierre de los existentes durante lo que va de la contingencia sanitaria por el COVID-19, están relacionados con las medidas implementadas por las autoridades, quienes deciden qué negocios pueden o no operar durante algunos periodos, consideró el académico de la Universidad de Guadalajara (UdeG).

“Esto se debe, en parte, a que últimamente hay mucha incertidumbre en el mercado; es decir, tan sólo viendo con el botón de emergencia, las reglas cambian de un día para otro”.

Señaló que las personas no tienen la certeza de que pueden abrir un negocio y mantenerlo en operación. “Si yo quisiera poner un restaurante en este momento, creo que sí me lo estaría pensando; primero, porque no sé si la semana que viene o en dos semanas, el número de contagios aumentará y de nuevo se aplicará un botón de emergencia”.

Para que las autoridades generen mayor certidumbre, dijo, lo primero sería tener las reglas claras de cómo se está operando.

Recordó que durante la implementación del botón de emergencia (del 30 de octubre al 12 de noviembre), se restringió la circulación de taxis ejecutivos que operan a través de aplicaciones, pero a los taxis convencionales sí se les permitió brindar el servicio.

“¿Cómo se decide quién operará o no en un mismo giro de negocio? Eso genera incertidumbre y desincentiva a las personas que quieren emprender nuevos negocios”.

CLAVES

Apoyos para los informales 

Clasificación

Tras recordar que la población que trabaja en la informalidad se calcula uno a uno respecto al sector formal, “con las estadísticas de diferentes organismos”, Alejandro Guzmán Larralde, coordinador del Gabinete de Desarrollo Económico de Jalisco, reconoció que en el Estado hay alrededor de 1.8 millones de personas que están en el sector informal, sin registro en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Beneficios

Guzmán informó que durante la pandemia se han destinado apoyos al subempleo y al desempleo con una bolsa de 638 millones de pesos, beneficiando a 126 mil personas en estas condiciones.

Informe

Al comparecer ante los diputados como parte de la glosa del Segundo Informe de Gobierno, el funcionario destacó que la estrategia para mejorar la economía del Estado es apoyar a todos los sectores, a través de la atracción de inversiones y el reinicio de los negocios. “Esto se hace en buena medida con los programas de inyección de recursos que hemos hecho a las empresas, pero también a la atracción de inversiones”.

Expectativa

Aunque entre marzo y julio pasados Jalisco perdió 95 mil empleos, la recuperación que se ha tenido a partir de agosto y los puestos creados en los dos primeros meses del año, Guzmán comentó que 2020 podría cerrar con un déficit de 24 mil puestos de trabajo. “El ritmo de recuperación de empleos que hemos tenido ahora (agosto-octubre) nos da confianza de que recuperaremos los empleos en un periodo no mayor a 24 meses, quizá 18, porque el ritmo ha sido positivo”.

Afectaciones

 La pérdida de empleos formales en Jalisco por el COVID-19 provocó un aumento de personas en el sector informal. Tan sólo en el primer trimestre del año, 42 mil 760 se sumaron a este sector; es decir, 469 personas al día, en promedio, de acuerdo con el Inegi.  Martín Romero, investigador de la UdeG, agrega que lo más delicado es que seguirá creciendo el número de trabajadores en la informalidad, que no tienen prestaciones ni seguridad social. 

Ayuntamientos

Pese a la pandemia nacen negocios

Entre marzo y la primera semana de noviembre de este año, los municipios metropolitanos de Guadalajara, Zapopan, Tonalá y Tlajomulco de Zúñiga han otorgado ocho mil 731 licencias municipales para la apertura de negocios.

Aunque Tlaquepaque no entregó una base de datos de los permisos otorgados en ese periodo, reportó que en todo el año autorizó  la apertura de mil 760 negocios (entre los cinco Ayuntamientos suman 10 mil 491 licencias).

Tlaquepaque se mantiene por debajo de las licencias expedidas durante el año pasado, pero sí presenta un aumento en algunos giros. Por ejemplo, en las tiendas de abarrotes (que concentran el mayor número de solicitudes) se tienen  191 este año, frente a las 180 que se otorgaron al cierre del año pasado. En la venta de alimentos van 171, contra las 160 de 2019.

Vía Transparencia, los Ayuntamientos reportaron que la mayoría de los giros solicitados corresponde a las tiendas de abarrotes, para la preparación de alimentos, las estéticas, las oficinas administrativas y las papelerías.

En el periodo de marzo a noviembre de este año, Guadalajara es el municipio con el mayor número de licencias expedidas, con cuatro mil 525, seguido por Zapopan (dos mil 158),  Tlajomulco (mil 032) y Tonalá (mil 016).

Alfredo Aceves Fernández, director de Padrón y Licencias de Zapopan, declaró que de manera general se tiene una ligera baja en la solicitud de los permisos para iniciar negocios, pero hay mucha gente que ha decidido emprender tras perder algún trabajo debido a la pandemia por el COVID-19.

“Puede ser por el tema de los diferentes empleos formales que han colapsado; entonces, la gente con  sus ahorros, con los propios recursos de sus finiquitos, han iniciado nuevos negocios”.

En el caso de Zapopan, dos meses después de  que inició la cuarentena se observó un incremento en  las  licencias de tipo A. “Aumentaron la cantidad de estéticas, de alimentos, de abarrotes, de ventas de tiendas de ropa... todos estos negocios se incrementaron de forma importante”.

Testimonio

“Sin ingresos...”

Durante la pandemia, Roberto Vidrio y su pareja, ambos maestros de primaria de educación pública en Zapopan, se quedaron sin uno de los ingresos que percibían, por lo que decidieron iniciar un negocio de venta de alitas.

“Sí fue por la crítica situación. Somos docentes, trabajábamos todo el día y nos quedamos sin ingresos (en el turno matutino) y comenzamos a buscar de qué manera pudiéramos tener otra entrada, además de nuestro trabajo”.

Roberto declaró que el proceso para iniciar la venta de alimentos fue muy rápido. Tardaron alrededor de una semana y media para buscar a los proveedores y ponerlo en marcha.

Acentuó que iniciaron a mediados de septiembre pasado, pero sin solicitar licencia municipal ante el Ayuntamiento, debido a que la venta de alitas la realizan desde su hogar.

“Es un negocio informal. Los únicos trámites que hemos hecho es inscribirnos a las plataformas de envíos de comida… y sí hemos tenido un poquito de retraso en cuanto a una respuesta para podernos dar de alta en los servicios”.

Aunque consideraron que, por la emergencia sanitaria, tendrían bajas ventas, hasta el momento han sido regulares. “Trabajamos los fines de semana de las 7:00 a las 12:00 horas. Vemos una venta estable. Los fines de semana que hemos vendido, hemos sacado casi la misma cantidad de dinero”.

Añadió que el proyecto está pensado a largo plazo. “Y sí establecerlo en forma, pero también como se vaya dando. Si no hay esa complejidad para sacar los permisos… acomodarnos en los horarios, sobre todo de nuestro trabajo como docentes, que se nos acomode para seguir con todo”.

Telón de fondo

Nuevas medidas

Las restricciones que se aplicarán a la población en general y a la operación de los negocios en Jalisco por la pandemia del COVID-19 serán por zonas, dependiendo del comportamiento epidémico y del cumplimiento de los protocolos, de acuerdo con lo que anunció el Gobierno estatal tras concluir la implementación del botón de emergencia.

“Por primera vez desde que comenzó la emergencia, la estrategia va a tener criterios territoriales para establecer acciones en lugares específicos. Hasta ahora las medidas han sido de aplicación general”, señaló el Gobierno de Jalisco.

Explicó que se suprime la restricción de horarios en locales comerciales. Sin embargo, revisarán que se cumpla con 50% de capacidad en todos los giros, con una persona por cada cuatro metros cuadrados en lugares cerrados o cada dos metros cuadrados en  los sitios abiertos.

Con respecto a las ventas por la temporada navideña, mencionó que harán peatonales algunos corredores comerciales para evitar las aglomeraciones. Aún no pueden operar salones de fiesta, bares, antros ni estadios.

Advirtió también que los comercios y establecimientos que no cumplan con los protocolos sanitarios serán sancionados hasta con la clausura permanente. “Lo vamos a cuidar (que se implemente el operativo), y el que no cumpla tiene que atenerse a las consecuencias. Vamos a hacer una aplicación estricta de los protocolos aprobados”.

Sigue #DebateInformador, participa en Twitter en el debate del día @informador

¿Qué opina de los apoyos del Gobierno ante la crisis?

JL