Jueves, 01 de Diciembre 2022
A  la baja.  Hay menos  beneficiarios del programa “Jóvenes Escribiendo el Futuro” en Jalisco. Especial
Jalisco

Caen becas estudiantiles en el Estado

De nueve mil 397 alumnos beneficiados en el Estado, solamente tres son de origen indígena

El Informador

En las últimas dos convocatorias del programa “Jóvenes Escribiendo el Futuro” se han beneficiado nueve mil 397 estudiantes de universidades de Jalisco. Sin embargo, en 2020 se apoyó a 11 mil 265 alumnos. Este año se admitieron menos solicitantes.

Como parte de la estrategia para reducir la desigualdad, el Gobierno de México lanzó el programa “Jóvenes Escribiendo el Futuro”, dirigido a estudiantes en condición de pobreza o vulnerabilidad, que vivan en zonas con altos índices de violencia, así como alumnas y alumnos de origen indígena y afrodescendientes que estén inscritos en alguna institución prioritaria de Educación Superior del Sistema Educativo Nacional.

Aunque en el último informe del Gobierno federal se afirma que se dio prioridad a esta característica, en Jalisco no se cumplió la disposición, ya que la Coordinación Nacional de Becas para el Bienestar Benito Juárez responde por  Transparencia que de los nueve mil 397 estudiantes beneficiados en el Estado, solamente tres son de origen indígena.

El procedimiento de selección para la convocatoria de este 2021 establece que, a nivel plantel, se prioriza la atención a las Instituciones Públicas de Educación Superior (IPES) ubicadas en municipios indígenas o en localidades de alta o muy alta marginación, así como escuelas normales públicas federales y estatales, en ese orden.

Según el Censo de Población y Vivienda 2020, en Jalisco la población en hogares indígenas es de 104 mil personas.

En la justificación del programa, se indica que la ampliación de universidades no ha resuelto el problema de exclusión o la falta de atención educativa adecuada a los grupos de jóvenes que tienen desventajas sociales, como es el caso de las personas en condición de pobreza, indígenas, afromexicanos, personas con discapacidad y mujeres. 

Hay menos apoyos

En las convocatorias del programa “Jóvenes Escribiendo el Futuro” de este año han salido beneficiados nueve mil 397 estudiantes de universidades de Jalisco. Pero en 2020, cuando comenzó la pandemia, apoyaron a 11 mil 265.

La Coordinación Nacional de Becas para el Bienestar Benito Juárez detalla que los estudiantes pertenecen a los municipios de Guadalajara, Zapopan, Zapotlán El Grande, Colotlán, Ixtlahuacán de los Membrillos y Ocotlán.

Pueden participar alumnos de 61 universidades públicas de la Entidad, como los institutos tecnológicos Mario Molina en Lagos de Moreno, Tala, Zapotlanejo, La Huerta, Mascota, Puerto Vallarta, El Grullo, Arandas, Cocula, Tamazula, Tequila, Zapopan y Chapala.

También de las Universidades para el Bienestar Benito Juárez en Tomatlán, Ayotlán y Tecolotlán. Y se suman becarios que están en la Escuela Normal de Jalisco, Normal Experimental, Normal para Educadoras de Unión de Tula, Arandas y Guadalajara.

Además de espacios de la Universidad de Guadalajara, como los centros universitarios de Tonalá, Ciénega, Ciencias de la Salud y Ciencias Sociales y Humanidades, entre otros.

En total, la Coordinación Nacional está a cargo de cuatro programas: “Becas de Educación Básica para el Bienestar Benito Juárez”, “Beca Universal para Estudiantes de Educación Media Superior Benito Juárez”,  “Becas Elisa Acuña” y “Jóvenes Escribiendo el Futuro”.

Durante el ciclo escolar 2020-2021, entre los cuatro programas se destinaron  70 mil 043.9 millones de pesos en beneficio de 10.4 millones de alumnos, académicos y personal docente, según el último informe presidencial.

“Mediante la entrega de becas para los estudiantes inscritos en los tipos  de educación básica, media superior y superior, el Gobierno de México contribuye a garantizar el derecho de la población a una educación equitativa, inclusiva, intercultural e integral”.

Se agrega que el objetivo es fortalecer una educación inclusiva y equitativa, dirigida a la población que se encuentre en  situación de pobreza.

PUNTEO

Contraloría social,  una alternativa

  • Si las personas detectan que no se cumplen con los objetivos de los programas federales de desarrollo social o que hay corrupción, se pueden realizar actividades de contraloría social de manera individual o colectiva.
  • De acuerdo con las reglas del programa, esta figura puede realizar actividades de monitoreo y vigilancia sobre el cumplimiento de los objetivos y metas del programa, así como de la correcta aplicación de los recursos públicos asignados.
  • “Se reconoce y fomenta la participación de las comunidades indígenas y afromexicanas, a través de sus autoridades tradicionales, para llevar a cabo acciones de contraloría social en los programas”, se indica.
  • Para registrar un comité de contraloría social debe existir un escrito libre ante la unidad responsable o entidad de la administración federal, donde como mínimo se especificará el programa a vigilar, el nombre y los datos de contacto de las personas que lo integrarán, así como la ubicación geográfica de las mismas.
  • “La Secretaría de la Función Pública asistirá y orientará a las personas interesadas en conformar los comités a través de la cuenta contraloriasocial@funcionpublica.gob.mx”.

GOBIERNO FEDERAL

No hay evaluaciones ni diagnósticos 

Una de las críticas constantes a los programas del Gobierno federal es que no hay certeza de que realmente contribuyan a erradicar o paliar las problemáticas para las que fueron creados.

En el caso de “Jóvenes Escribiendo el Futuro”, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) detectó que, aunque el proyecto pretende llegar a grupos de  población, lugares e instituciones de educación superior cuyos estudiantes son principalmente vulnerables, no tiene un diagnóstico definitivo y validado de la problemática que se atiende.

Se presenta información sobre las dificultades de acceso a la educación  superior de grupos vulnerables, pero no se cuantifica el abandono escolar en las estudiantes mujeres, afrodescendientes, estudiantes de deciles  de ingresos más bajos o en el grupo de indígenas que asisten a las universidades  interculturales y  los demás tipos de instituciones. Además, faltan mejores mecanismos de comunicación entre los diferentes actores involucrados en la operación. “Inclusive, muchos de los aspectos de mejora en otros procesos se pueden subsanar con  una estrategia pertinente de difusión, que comparta un mismo mensaje en cuestiones de  convocatoria, inscripción, entrega de métodos de pago, calendarios para la entrega de  becas y otras dudas subsecuentes”.

Falla plataforma

Durante más de un mes,  estudiantes estuvieron reportando problemas para acceder a la plataforma de “Mi Beca Benito  Juárez”.

Al respecto, hace unos días la Coordinación Nacional informó que ante la saturación del sistema, suspendía definitivamente la generación de citas.

Para evitar aglomeraciones, se implementó un esquema de atención para que los estudiantes identifiquen su forma de pago, el medio por el que serán convocados y el periodo en el que recibirán su beca, una vez que hayan completado su expediente, en el caso de quienes ingresan por primera vez al programa.

Ante ello, siguen las dudas. Por ejemplo, Alejandra Galán preguntó si ya se puede retirar dinero a través de las tarjetas del Banco de Bienestar. Y  Violeta Guerrero cuestionó si “¿alguien sabe si la tarjeta para los que no pusimos la CLABE interbancaria se tiene que activar?”, preguntó.

La dependencia precisó que, para identificar el estatus y disponer del recurso de los bimestres septiembre-octubre y noviembre-diciembre, que suman tres mil 200 pesos en total, los beneficiarios de nuevo ingreso y continuidad deben ingresar al sistema https://consulta.becasbenitojuarez.gob.mx/mibecabenitojuarez/.

SABER MÁS

Últimos resultados

El programa  “Jóvenes Escribiendo el Futuro” tiene como objetivo que los alumnos inscritos  permanezcan y concluyan este nivel educativo.

Según el Presidente Andrés Manuel López Obrador, “mediante la beca se dio prioridad a los planteles ubicados en  municipios o localidades indígenas, de alta o muy  alta marginación, así como jóvenes de bajos  ingresos”.

En el ciclo escolar 2020-2021 se otorgaron  becas a 405 mil estudiantes de licenciatura y  niveles equivalentes,  lo que representó la  entrega de ocho mil 538.8 millones de pesos.

“Las becas se distribuyeron de la siguiente manera: 55%  a las mujeres y 45% a los hombres. Se logró que el porcentaje de permanencia escolar de estudiantes del nivel de licenciatura becados por el programa se ubicara en 97.5 por ciento”.

Persiste la desigualdad

El análisis realizado en el programa “Jóvenes Escribiendo el Futuro”, que apoya a las personas de hasta 29 años de edad, revela que no hay menos desigualdad, a pesar de  las nuevas universidades.

Afirma que en varios de los subsistemas de reciente creación y que tienen mayor precariedad en sus recursos humanos y materiales, han accedido, fundamentalmente, la población joven rural e indígena, perteneciente a los sectores de menor nivel socioeconómico. “De manera que el incremento de cobertura no se da en igualdad de oportunidades y hace que el cursar la educación superior en el país sea un privilegio y no un derecho”.

Un reto adicional se relaciona con la continuidad escolar, puesto que actualmente en México el 23% de las personas de 25 a 34 años de edad cursaron o concluyeron algún nivel de educación superior, muy por debajo al 44% del promedio de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos.

Con respecto a las condicionantes socioeconómicas, se destaca que las causas que en mayor medida provocan que los estudiantes de grupos sociales vulnerables abandonen sus estudios, son que las becas son acaparadas por grupos con mayores ventajas, así como por las mayores dificultades que tienen para pagar materiales escolares o traslados a la escuela.

“Respecto a la asignación de las becas públicas, se concentran en los deciles de ingreso más altos, mientras que los porcentajes más bajos se ubican en los deciles del  I al IV, que corresponden a la población que enfrenta mayores dificultades económicas para asistir o permanecer en la escuela”.

Según el Sistema MIDE Jalisco, durante el año pasado, 0.44% de los alumnos en educación superior abandonaron sus estudios antes de concluir algún grado educativo. Pese a la pandemia, este porcentaje fue más bajo que en años anteriores.

GUÍA

Las características 

  • La beca consiste en un apoyo económico por un monto de hasta nueve mil 600 pesos para todo el periodo comprendido.
  • Para recibir el pago oportuno de la beca, el beneficiario deberá tener una cuenta bancaria de débito a su nombre y verificar que permita depósitos y transferencias electrónicas hasta por el monto total.
  • Si el beneficiario se encuentra imposibilitado,   se le tramitará el pago de la beca por medio de la tarjeta con el Banco del Bienestar.  Deberá sujetarse a los procesos de dicha institución liquidadora para la expedición y entrega de los medios de pago.

Sigue #debateinformador, participa en Twitter en el debate del día @informador

¿Qué opina de los apoyos federales para la educación?

MQ