Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 23 de Octubre 2018
null
Jalisco

Avanza reforma para castigar bromas al 911

Comisión legislativa aprueba multa y prisión hasta por siete años a quienes hagan mal uso de la línea de emergencia
 

El Informador

Durante años, las autoridades del Centro Integral de Comunicaciones (Ceinco) lo han dejado claro: las llamadas de broma que se reciben en las líneas de emergencia no sólo absorben la mayor cantidad del tiempo, sino que dilapidan recursos públicos.

Desde enero de 2010 hasta octubre de 2017, el 85% de las llamadas registradas no ha sido real. Son 26.4 millones de llamadas falsas en total, contra sólo 4.7 millones de denuncias verídicas. 

Por eso la Comisión de Puntos Constitucionales del Congreso del Estado aprobó ayer una iniciativa que establece sanciones que van de tres meses a tres años de prisión, y multas de entre los tres mil 774 y hasta 75 mil 490 pesos. 

“Los teléfonos de emergencia no son un juego. La mala utilización del teléfono de emergencia: una llamada falsa, abusiva, insultante, amenazadora o jocosa, será delito. Una broma o una mentira te pueden llevar a la cárcel”, expone la diputada Rocío Corona Nakamura.

La iniciativa se construyó a partir de entrevistas realizadas con los operadores del Ceinco. Ya se ha detectado que los niños llaman para realizar bromas en horarios matutinos, y los adultos regularmente las hacen por las noches.

Será la Policía Cibernética del Estado la que se encargue de detectar a los ociosos para, después, abrir una carpeta de investigación. Sobre los tabuladores de dichas sanciones se propone que sean en función de la gravedad de la mentira expuesta, o bien, de los recursos gastados en la atención de un servicio que no fue veraz.

“Tampoco queremos que la gente deje de denunciar”, advierte el diputado Augusto Valencia, “probablemente habrá ocasiones en las que alguien crea que está en medio de una balacera y realmente sean cohetones. No queremos sancionar este tipo de confusiones sino la intención del engaño”.

Las cabinas fijas instaladas en las calles o espacios públicos, una de las vías que también han usado para eludir cualquier dispositivo de rastreo, no serán un vacío. Ya se anticipa que las labores de monitoreo a partir de las cámaras de videovigilancia serán utilizadas en la detección oportuna de quienes realicen llamadas falsas.

Los diputados prevén que, antes de concluir el año, esta iniciativa será aprobada en el pleno del Congreso para que el Gobierno del Estado la reglamente y publique. No obstante, Jalisco no será pionero en la aplicación de estas sanciones penales, pues en San Luis Potosí, Quintana Roo, Coahuila y Veracruz también han establecido mecanismos para evitar bromas en el 911.

En promedio, el Centro Integral de Comunicaciones atiende 3.3 millones de llamadas falsas por año. NOTIMEX/Archivo

Reciben 344 reportes falsos por hora en el 911

Desde el 9 de enero, la línea 066 de emergencias en el Estado cambió al 911. Ahora es el número que el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, propuso desde noviembre de 2014  para homologar todos los servicios de emergencia en un solo espacio. Por eso Protección civil, servicios médicos y de seguridad pública hoy están enlazados.

Así, México cuenta actualmente con receptores especializados en la atención de estas llamadas, una plataforma georreferenciada y hasta se habilitó una aplicación para teléfonos inteligentes a través de la cual se presta el servicio. Sin embargo, las viejas prácticas permanecen intactas: las llamadas de broma o falsas continúan siendo una constante.

Aún con las bondades de un servicio homologado (ya no es necesario aprender la clave para llamar a la Policía, al cuerpo de bomberos o paramédicos), ocho de cada 10 llamados recibidos en lo que va del año son falsos o bromas. Según información concedida por la Fiscalía del Estado, en 2017 se han recibido 3.1 millones de llamadas, pero 2.4 millones no son emergencias.

Los usuarios no sólo continúan usando esa herramienta para darle un mal uso, sino que lo hace de manera desproporcionada. La cifra de reportes falsos de este año equivale un promedio diario de ocho mil 275. Esto es: 344 por hora en promedio. Por eso, desde el Congreso del Estado se proponen multas y castigos a fin de reducir esa inercia.

Sea 911 o 066, las malas prácticas son muchas. Desde que inició la década y hasta octubre pasado, el Centro Integral de Comunicaciones y los 11 Centros regionales de atención de emergencias han recibido 31.1 millones de llamadas de emergencia, y en ese total se cuentan 26.4 millones de reportes falsos.

El nivel de ocio es tan grande, que desde el 2010 los teléfonos de emergencia han sonado 18.7 millones de veces, sólo para que nadie hable a través de éstos.

Las cámaras de videovigilancia serán utilizadas en la detección de quienes realicen llamadas falsas desde teléfonos públicos. EL INFORMADOR/Archivo

“Nos piden hasta pizzas”

No sólo las líneas de emergencia a nivel estatal registran altos indicadores de llamadas falsas. Los operadores que trabajan en las Policías del Área Metropolitana de Guadalajara también son víctimas de este comportamiento. 

La Policía de Tlajomulco, por ejemplo, detalla que entre las llamadas que identifica como broma se encuentran aquellas en las que marcan al número de emergencia y cuelgan, o cuando solicitan un servicio distinto al que tiene esa línea. 

El ejemplo que ellos ponen: llaman para ordenar una pizza. Pero no sólo eso, los despachadores también deben resistir insultos. Por eso es un comportamiento que se tomó en consideración por parte de los diputados que impulsaron la iniciativa de castigo al mal uso de este servicio para establecer las sanciones. 

Entre 2016 y 2017, esa corporación ha recibido 89 mil llamadas, pero sólo el 30% de éstas son procedentes. Y las demoras en el 70% restante son muy graves, pues el protocolo de esa dependencia indica que los oficiales que atienden el servicio deben reportarse con los operadores cuando no localizan a las víctimas o a los denunciantes, y desde cabina deben llamar al número desde el que se hizo la llamada.

Guadalajara es otro municipio que registra un porcentaje alto de llamadas falsas. La Unidad de Transparencia de ese Ayuntamiento informa que, en lo que va de la administración, ha recibido 333 mil denuncias falsas, de un total de 487 mil. Es el 68.3 por ciento del total.

En contraste, Tlaquepaque es el municipio de la metrópoli con la mayor cantidad de reportes efectivos. Allí se da cuenta de sólo cinco mil 432 no procedentes, de 677 mil recibidos durante el periodo de María Elena Limón. Ni el 1% es falso.

LA VERSIÓN DE LOS USUARIOS

Ciudadanos reclaman que la atención en el número de emergencias es deficiente, y la respuesta de los cuerpos de seguridad a destiempo. EL INFORMADOR/Archivo

Coinciden en que siempre llegan tarde

Nadie contestó. Sucedió hace seis meses y llamó para denunciar algo leve: un automóvil volcado afuera de su domicilio, en la colonia Lomas de Independencia. Joel pensó que se trataba de un conductor muy cansado, pues viajaba a una velocidad baja. Realmente era una persona alcoholizada.

“Venía circulado a una velocidad muy baja y, por la forma en que sucedió, pareciera que se quedó dormido porque se subió a la banqueta y luego a uno de los cables que sujetan a los postes de madera (…) Yo hice la llamada al 911, no porque alguien resultara herido, sino por el estado en que venía el conductor. Además, al querer ayudarlo estaba muy agresivo”.

Marcó a la nueva línea de emergencias y nadie levantó el teléfono. Luego hizo lo propio con la Policía de Guadalajara y con la Secretaría de Movilidad. Lo mismo. “Al final hubo alguien que sí pudo comunicarse, pero los cuerpos de emergencia (Bomberos, Cruz Roja y Verde, Policía y Movilidad) llegaron, pero como dos horas después de que había sucedido. Obviamente ya no estaban ni el chofer ni el carro”. 

En un sondeo realizado por esta casa editorial, 90 lectores mostraron su opinión sobre el servicio que da la nueva línea de emergencia, y no sale bien evaluada. Blanca, por ejemplo, llamó para reportar un socavón y quien le atendió le pidió dimensiones exactas del hoyo. “Le dije: ‘Perdón, pero no traje mi equipo de minera…’. ¡Y me colgó!”. 

Karla reportó a un grupo de acosadores, y la respuesta que recibió fue: “¿Y qué quiere que hagamos?”. 

Flor afirma que un individuo entró a su casa y su familia logró retenerlo, por lo que llamaron al 911 para poner sobre aviso a la Policía y entregarlo. “Tardaron 45 minutos en llegar y vivo a escasos siete minutos de la base de Policía. Antes de que llegara la patrulla volví a llamar para precisar si vendrían, o si nos tocaba hacer justicia por nuestros medios. Me dijeron que ‘sobre mi responsabilidad’ y me colgaron”.

A Lebasi se le cortó el llamado a media denuncia y volvió a llamar, pero le dijeron que no era un espacio para bromas y le colgaron. “Fatal”, afirma Zary. “Súper lentísimo el servicio”, responde María.  

Lectores sugieren una mejor capacitación para el personal y mejorar los tiempos de respuesta.

Se triplican denuncias anónimas 

Aún con las diversas estrategias para abatir la venta de droga en las calles, es el delito que más se observa en el Estado y, por ende, el que ocupa el primer lugar en la lista de los ilícitos denunciados de manera anónima a la línea telefónica 089 de la Fiscalía de Jalisco.

La dependencia revela que la venta de droga en las calles es un delito más denunciado que los robos, el vandalismo, el fraude y la extorsión telefónica. El quinto lugar en el número de denuncia, desde el 2010 a la fecha, lo ocupa el maltrato infantil.

En la última década, la actividad en esta línea anónima ha crecido notablemente. Mientras en 2010 se registraban apenas seis mil 634 reportes, para octubre de este año ya son más de 19 mil 700. El trabajo prácticamente se ha triplicado.

Sin embargo, el año pasado el número 089 alcanzó un pico histórico al alcanzar los 29 mil 252 reportes recibidos; una cifra difícil de superar este año, con una brecha de nueve mil 544 llamadas.

Y mientras las autoridades estatales reciben más denuncias por venta de droga, en los municipios lo que más llega a oídos de las autoridades es el robo, en todas sus modalidades. Aunque la excepción es Guadalajara, donde uno de los principales delitos es el homicidio doloso.

Sin datos… 

De nueva cuenta, las áreas de seguridad en los municipios de Tonalá y El Salto reconocen no tener información estadística sobre este tema. Ni siquiera la que deben reunir durante la administración en curso. 

Los Ayuntamientos de Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque y Tlajomulco informaron la cantidad de reportes recibidos en sus respectivas líneas de emergencia, y las llamadas falsas que han desechado. Sin embargo, Tonalá sólo ofrece información de enero a junio de este año (21 mil 873 reportes) y el oficio, firmado por el comisario Miguel Magaña, detalla que es “única y exclusivamente la información que obra en su poder”. 

En El Salto, el Ayuntamiento presume que en la búsqueda de su información, “siempre prevalecieron los principios rectores de transparencia”, pero a su vez reconoce que “la Comisaría de Seguridad Municipal no cuenta con la información solicitada” por este medio.

Sigue: #DebateInformador

¿Las sanciones económicas y penales reducirán las bromas en el 911? 

Participa en Twitter en el debate del día @informador