Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 17 de Septiembre 2019
null
Jalisco

Atorada, norma para reducir uso de plásticos

La disposición debió estar lista en abril pasado, pero el plazo que contempla la Ley de Equilibrio Ecológico del Estado se incumplió
 

El Informador

Aunque la restricción en la utilización de bolsas y popotes de plástico de un solo uso está vigente desde el año pasado, y se aplicarán sanciones a partir de 2020, aún no está lista la Norma Técnica Ambiental Estatal (NTAE) que debe especificar las características de los materiales con los que tendrán que elaborarse esos productos.

La Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet) incumplió el plazo marcado en la ley para elaborar y publicar la norma. Según el decreto de la reforma a la Ley de Equilibrio Ecológico del Estado, vigente desde octubre de 2018, la dependencia estatal tenía máximo seis meses para elaborar la norma, y debió estar lista a mediados del pasado mes de abril y, aunque se solicitó entrevista para aclarar los motivos del retraso, no hubo respuesta.

La Coordinación de Gestión del Territorio confirmó, vía ley de transparencia, que aún no está lista la norma y reportaron que llevan  90% de avance. Sin embargo, admitió que está pendiente aún revisarla con los sectores involucrados.

Este retraso afectará a los ayuntamientos, pues aprieta los tiempos para modificar sus reglamentos. En la reforma se precisó que, una vez publicada la norma, el Gobierno del Estado y los ayuntamientos tendrán plazo de 60 días para hacer modificaciones reglamentarias y administrativas, para supervisar la aplicación de la legislación e imponer las multas.

Al respecto, la Secretaría de Innovación, Ciencia y Tecnología (SICyT), que también es responsable de la elaboración de la norma, informó que abrieron un programa de asesoramiento al sector productivo para el desarrollo de materiales alternativos al plástico.

Reportaron que realizaron sólo dos mesas de trabajo con industriales productores de plástico y académicos a las que asistieron únicamente 23 personas.

Susana Hernández, gerente técnica de la Asociación Nacional de Industrias del Plástico (Anipac), expuso que participaron en una de las mesas donde plantearon sus inquietudes sobre las restricciones que se aplicarán en la Entidad.

Según la legislación, la norma debe considerar como elementos básicos el reciclaje y reutilización para modificar la producción de bolsas de plástico para acarreo y popotes. Además, el Estado deberá certificar a las empresas que cumplan con las nuevas disposiciones y contemplar apoyos económicos para alentar la transición a materiales sustentables, aunque todavía no hay recursos.

Utilizar bolsas de tela es la opción más útil ante las restricciones del plástico. EL INFORMADOR/A. Camacho

Puntos incumplidos de la reforma

  • Este año tendrían que haber iniciado los apercibimientos y tendría que haber salido toda la mercancía que tenían almacenada los empresarios que no fueran plásticos biodegradables.
  • En el presupuesto 2019 debieron incluirse fondos para un programa de apoyo para empresarios que migren a la producción de plásticos sustentables, pero no se consideraron.
  • En abril venció el plazo marcado en la ley para que la Secretaría de Medio Ambiente expidiera la nueva Norma Técnica Ambiental para la producción de plásticos.
  • Desde el comienzo del año el Gobierno estatal debió iniciar una campaña de difusión sobre el uso responsable de productos de plástico, dirigida a su reutilización y reciclaje.

La ley

  • La reforma se publicó el 16 de octubre de 2018 en el Periódico Oficial del Estado de Jalisco y entró en vigor al día posterior. Incluyó los siguientes plazos para su aplicación.

Plazos vigentes

  • El Gobierno del Estado y los municipios tienen máximo dos meses después de que se publique esa Norma Técnica Ambiental para realizar las adecuaciones administrativas a sus reglamentos para aplicar la regulación. Esto debe ser antes de enero, es decir, están a contrarreloj.
  • El primero de enero de 2020 debe entrar en vigor la aplicación de sanciones administrativas o económicas a quien incumpla la legislación. 

Olvidan apoyo a empresarios para aplicar ley antiplásticos

Aunque quedaron enunciados en la ley, los apoyos económicos para que empresarios de la industria del plástico cambien al uso de materiales más amigables con el ambiente no se concretaron.

La Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco) informó, en respuesta a una solicitud vía transparencia, que no se presupuestaron fondos para esos incentivos y tampoco tiene considerado este año ningún programa de apoyo a los empresarios del plástico.

“Se informa que al día de hoy la Secretaría de Desarrollo Económico del Gobierno del Estado de Jalisco no cuenta con un programa de apoyo que en específico atienda la reforma a la Ley de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente del Estado”, se expone en el oficio de la Dirección General de Planeación y Vocacionamiento de la dependencia.

La gerente técnica de la Asociación Nacional de Industrias del Plástico (Anipac), Susana Hernández, explicó que en la reunión a la que fueron convocados se les comentó sobre la posibilidad de acceder a esos apoyos, precisó que no se les han dado los detalles de cómo se asignarán o a partir de cuándo.

“No nos han informado cómo se podrían dar esos apoyos o cuáles serían los requisitos. Nos los mencionaron, pero no hubo más información ni detalles”, dijo.

La representante de Anipac pidió que se considere que la industria del plástico genera miles de empleos en el Estado. La asociación reportó que en el país han cerrado más de 50 empresas y otras han bajado su capacidad de producción. La industria del plástico llegó a generar alrededor de un millón de empleos en el país, pero desde que iniciaron las legislaciones restrictivas se habrían perdido alrededor de 150 mil puestos de trabajo.

En el caso de Jalisco, la Asociación Nacional de Industriales de la Bolsa Plástica de México (Inboplast) destacó que la Entidad es el segundo lugar nacional en fabricación de bolsas de plástico, sector que genera alrededor de ocho mil empleos.

Las bolsas de plástico de un sólo uso es el producto más utilizado por vendedores y clientes. EL INFORMADOR/A. Camacho

CLAVES

Industria dinámica

Uso. Anualmente se producen y consumen siete millones de toneladas de plásticos en el país, 22% son bolsas.

Sector. Los productos de plástico representan alrededor de 10%, de las más de 53 millones de toneladas de residuos sólidos urbanos que se generan al año en el país.

Líder. En Arandas, se localiza la empresa recicladora más grande de Latinoamérica, que recolecta al año más de 26 mil 400 toneladas de plástico a nivel nacional para fabricar bolsas.

Productividad. En Jalisco la industria genera alrededor de ocho mil empleos.

Baja La venta de bolsas de plástico en 2018 disminuyó alrededor de 15 por ciento.

Migración será escalonada

La restricción estatal para el uso de bolsas y popotes de plástico no será tajante y el cambio a productos hechos con material reciclado o biodegradables será paulatino, pues de acuerdo con un adelanto de la Norma Técnica Ambiental Estatal (NTAE), habrá dos vías para dejar los productos de plástico de un solo uso.

La utilización de material reciclado es una de las apuestas, la norma fijará un porcentaje mínimo de materiales reutilizados que deberán tener las bolsas y popotes. La otra vía es la utilización de productos biobasados y biodegradables, aunque aún no se define el tipo de materiales.

El doctor Milton Vázquez Lepe, investigador de la Universidad de Guadalajara (UdeG), informó que en la mesa realizada con la Secretaría de Innovación plantearon que la NTAE debe ser flexible y gradual en su aplicación. Explicó que los plásticos se deben reutilizar para hacer bolsas y aumentar el reciclaje de material postconsumo.

“A mí me parecía mal que se prohibieran los plásticos porque son materiales que se pueden reutilizar si tienen el tratamiento adecuado. El problema no es tanto el plástico, sino que no hay los sistemas de reciclaje eficiente para que puedan ser reutilizados. Que una bolsa en lugar de ir a la basura se procese y se vuelva a utilizar”, comentó.

Han reducido hasta 60% la entrega de bolsas

Laura y Alejandro trabajan en un minisúper ubicado en la calle Jaime Nunó y desde hace dos meses pusieron su granito de arena implementando una estrategia para ayudar al cuidado del medio ambiente.

Para incentivar que la gente deje de usar las bolsas de plástico las venden en un peso y así cada vez más clientes prefieren llevar su bolsa de tela u otro material.

“Que traiga su bolsa cada quien para no contaminar ya tanto, y a quien no traiga su bolsa se le dice te voy a cobrar un peso la bolsa para evitar la contaminación y cuidar el planeta”, dijo Alejandro.

Ahora entregan entre 50% y 60% menos bolsas plásticas, según destacaron y compartieron que incluso hay personas que ya llevan recipientes para cargar jamó o huevos.

Laura comentó: “comenzamos por lo que hemos visto en las noticias en la tele y por iniciativa propia. La mayoría traen su bolsa de tela ya. Nada nos cuesta cargar una bolsita”.

“Ojalá se difundiera más este cambio y hace falta que el movimiento sea más fuerte”, finalizó.

Por iniciativa propia, y para aportar al cuidado del medio ambiente, trabajadores de un minisúper ubicado en la colonia Chapultepec Country recomiendan a sus clientes que lleven su propia bolsa o les informan que las de plástico se cobrarán. EL INFORMADOR/E. Olvera

Es cuestión de cultura

Cobrar por la entrega de bolsas o colocar avisos sobre las próximas restricciones, son medidas que por iniciativa propia han adoptado algunos propietarios de comercios. Rocío Reynoso, empleada de una tienda de abarrotes, comentó que en su mayoría la clientela aún se molesta si no les ofrecen la bolsa, consideró que más que una nueva ley se requiere un cambio de actitud personal.

“Yo estoy a favor de la ecología, creo que más que prohibir es todo cultural y debemos hacerlo por nosotros mismos, no por una prohibición o una multa”, dijo Óscar Fernández, empleado de una distribuidora de bolsas de plástico biodegradable, refirió que, con las restricciones en el uso de productos de plástico, sí han registrado aumento en sus ventas y pedidos de entidades como Quintana Roo.

“Sí nos están comprando, son materiales biodegradables que cumplen con lo que dice la ley. Más adelante no sé si vaya a haber otras especificaciones más estrictas. Son productos hechos de una resina base y el aditivo que las hace biodegradables, nos lo han comprado mucho, ahorita tenemos un pedido grande para Cancún”, detalló.