Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 23 de Septiembre 2019
null
Jalisco

Atenciones por fugas de gas casi se duplican en Zapopan

El año pasado se registraron mil 305 siniestros, y tan sólo en el primer semestre de este año se han reportado 642

El Informador

En diciembre pasado, en la colonia San Nicolás de los Belenes, en Zapopan, fallecieron cuatro adultos y un menor tras un incendio registrado en una casa provocado por una fuga de gas LP, un siniestro que está en aumento en ese municipio.

Durante 2017 se atendieron 888 fugas de gas en Zapopan, pero el año pasado se registraron mil 305. Y tan sólo en el primer semestre de este año se han reportado 642 siniestros.

Mario Espinoza, oficial de inteligencia de Protección Civil y Bomberos, informa que el 58% de las fugas en cilindros obedece a las malas condiciones en las que se encuentran, mientras 33% es por las fallas en las válvulas, 3% por cuestiones de caídas asociados a las mascotas y 2% por sobrecargas, entre otras causas. Sobre las fugas en tanques estacionarios, precisa, 87% está relacionado con fallas en las válvulas.

Recuerda que, además del caso en San Nicolás de Belenes, se han registrado otros, como el que ocurrió el 15 de junio en una finca ubicada en el centro de Tepatitlán. El saldo fue de cuatro personas fallecidas y daños en decenas de inmuebles del Centro.

Mayor demanda de atención por fugas, entre las 13:00 y 15:00 horas

Los servicios por fugas de gas en Zapopan presentan un pico de demanda entre las 13:00 y las 15:00 horas, y posteriormente desde las 18:00 hasta las 21:00 horas, reporta el Mario Espinoza, oficial de inteligencia de Protección Civil y Bomberos.

El comandante reporta que los casos están asociados principalmente con la elaboración de alimentos y, por ello, los reportes se incrementan en el horario de la comida.

Una de las principales causas que se han encontrado asociadas al tema de fugas es el error humano. Señala que los ciudadanos suelen colgar objetos en los tubos, ya sea ropa o cualquier otro peso adicional que termina venciendo los soportes; es decir, utilizan las instalaciones de transmisión y conducción de gas para otros fines.

Otros casos están relacionados a que las personas desconocen cuáles son las instalaciones disponibles para gas en las viviendas, “llegan a una vivienda que no conocen, puede ser nueva o rentada y, al no conocer las instalaciones de gas, es cuando se generan ese tipo de situaciones”.

Por ejemplo, cuando se tienen adaptaciones para una secadora y no está debidamente sellada la toma. Otra de las causas está relacionada a las mascotas, las cuales pueden golpear o tirar los cilindros de gas.

Acentúa que 32% de las fugas de gas se genera en cilindros, mientras que 33% en tanques estacionarios. El 1% tiene que ver con tubería expuesta y 3% con fallas de los electrodomésticos que funcionan con este combustible, entre otras causas.

De 2016 a la fecha, la Profeco ha supervisados 197 vehículos repartidores de gas LP en la Entidad. EL INFORMADOR/Archivo

Aplican campañas de prevención tras explosión

La explosión registrada el pasado 15 de junio en Tepatitlán de Morelos, provocada por una fuga de gas LP, dejó como saldo cuatro personas fallecidas y daños en 21 comercios, cuatro bancos, tres hoteles, en Presidencia Municipal y pequeñas afectaciones en la Parroquia San Francisco. Debido a esto, el Ayuntamiento inició una campaña de prevención.

El titular de Protección Civil, Daniel Torres, informa que se busca generar conciencia entre la población sobre las medidas de seguridad que deben tomar: revisar sus instalaciones de gas, dar mantenimiento adecuado, cambiar los accesorios cada cinco años y revisar la vida útil de los tanques estacionarios, así como de los cilindros de gas.

Por ello, en dos semanas se proyecta iniciar una campaña de prevención con los empresarios para que su personal cumpla con los protocolos de seguridad al surtir y que se tengan técnicos especializados para evitar fugas. “Ya estamos platicando con algunos empresarios... están en la mayor disposición de apoyar”.

Inmovilizan tres de cada 10 camiones verificados de las gaseras en Jalisco

En poco más de tres años, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) ha verificado 197 camiones repartidores de gas LP en las plantas distribuidoras que operan en la Entidad; de éstos, 67 han sido inmovilizados por presentar distintas irregularidades, como incumplir con el peso y por las malas condiciones de seguridad.

En ese periodo se inspeccionaron también 85 vehículos en la vía pública, de los cuales, a 12 se les colocaron sellos de inmovilización. Además, de las 279 pipas para la venta de gas en tanques estacionarios que se verificaron sólo tres fueron inmovilizadas.

De acuerdo con la dependencia, en las unidades distribuidoras de cilindros se revisa que tengan colocados los precios a la vista, que los tanques pesen de acuerdo con lo que se indica y que cuenten con las medidas de seguridad establecidas.

Con relación a los autotanques, además de revisar si el precio es visible, también se verifica que los mecanismos de despacho estén debidamente calibrados.

De 2016 a la fecha, la Procuraduría ha realizado 373 inspecciones a gaseras que operan en el Estado, de las cuales 46 han sido infraccionadas, mientras que 37 presentaron alguna irregularidad.

Esto coloca a Jalisco como la segunda Entidad con el mayor número de sanciones, sólo por debajo del Estado de México, en donde las brigadas de la Dirección General de Verificación de Combustibles han detectado anomalías en 80 plantas y han multado a 93.

A partir de 2017, la Profeco intensificó los operativos contra las gaseras. Desde entonces, Jalisco se ubica en el segundo sitio a nivel nacional con el mayor número de sanciones.

Para evitar los abusos que se han presentado en la venta de gas LP, durante la actual administración federal se reforzaron las acciones de monitoreo a las empresas distribuidoras.

Debido a que en los últimos dos años y medio en Zapopan se han atendido dos mil 835 servicios por fugas de gas LP y otros mil 697 por olor de este combustible, Mario Espinoza, oficial de inteligencia de Protección Civil y Bomberos, informa que también se han reforzado los trabajos en materia de prevención.

A las gaseras se les ha solicitado que renueven los cilindros y demás equipo utilizado para brindar el servicio. Recomiendan también a la población no recibir los cilindros que estén en malas condiciones.

“Desde humedad en la parte posterior del cilindro, o fallas en alguna de las válvulas, justamente, desde la ciudadanía impulsamos la parte de oferta-demanda: exigir mejor servicio a las gaseras en el sentido de que ofrezcan seguridad”.

Por ello ve con buenos ojos que la Profeco trabaje en una propuesta para una nueva norma que obligue a las empresas a renovar los tanques. Esta reglamentación contemplará también otros aspectos técnicos para la protección de todos los consumidores y del medio ambiente en el tema de cilindros de gas LP.

“El hecho de que se involucre la instancia federal en este sentido, pues de alguna manera va a ayudar a que esto tenga un alcance mayor para generar mejores condiciones de seguridad”.

Hallazgo

  • La Profeco detectó un grave problema en la renovación de cilindros. Tras desaparecer el fideicomiso que administraba la compra de éstos, las empresas dejaron de invertir en la compra de tanques, pese a los elevados márgenes de ganancia.
  • La dependencia reveló que cinco empresas con el mayor número de ganancia a nivel nacional no han reportado compras de cilindros en tres años: cuatro están ubicadas en Chihuahua y una en Coahuila. Los indicadores de ganancia van de los 9.65 pesos a los 10.96 pesos.
  • Entre 2016 y 2018 se han comprado 1.6 millones de cilindros, que representa 8.8% del parque actual estimado.

La norma

La NOM 011/1-SEDG-1999 establece que las gaseras deben asegurarse de que los tanques estén en buenas condiciones antes de ser llenados. Y deben inutilizar los que presenten abolladuras o grietas.

La última tragedia por una explosión registrada en Jalisco fue el pasado 15 de junio en Tepatitlán. Dejó como saldo cuatro personas fallecidas y daños en decenas de inmuebles del Centro. ESPECIAL

NUMERALIA

22.5 millones de mexicanos usan cilindros.
3.5 millones de mexicanos usan tanques estacionarios.
45.8% de los cilindros es para la vivienda.
32.3% de los cilindros es para servicios.
11.6% se usa para el autotransporte.
8.8% se distribuye en el sector industrial.
0.9% es para el sector agropecuario.
0.6% se usa en el sector del petróleo.

LA VOZ DEL EXPERTO

Falta la placa de identificación en los cilindros

Marco Antonio Hernández (académico del Departamento de Ingeniería Química del CUCEI)

La nueva norma que propone el Gobierno federal para exigir la renovación de los cilindros y tanques de gas LP debe establecer medidas claras sobre la colocación de placas de identificación en los cilindros, como sucede con los tanques estacionarios, señala el académico de la Universidad de Guadalajara (UdeG).

“Nunca le he visto una placa a los cilindros, eso es peligroso. Y falta cuidar el transporte: hay personas que, para no comprar en el camión, lo rellenan en la gasera”.

Señala que, por mucho cuidado que pongan estos últimos en el traslado de los cilindros, tienen una alta posibilidad de tener un accidente, “me parece más peligroso”.

Opina que la NOM debería establecer menor tiempo para revisar el estado de los tanques y cilindros para determinar si éstos pueden continuar hasta cumplir su vida útil o ser renovados en menos tiempo.

El académico recuerda que tanto el cilindro que distribuyen en las casas como el tanque estacionario son recipientes sujetos a presión y contienen una sustancia peligrosa, por lo que deben extremarse las medidas de seguridad. “Tristemente lo vemos con cierta frecuencia en las noticias”.

Como usuarios, agrega, es necesario que también sean responsables y revisen el vencimiento de los tanques para sustituirlos a tiempo y, en el caso de los cilindros, exigir a las gaseras que se encuentren en buen estado.

Lo anterior, debido a que hay dos fenómenos que intervienen en su deterioro: la corrosión que puede incluir picaduras, que a su vez puede desencadenar en una fuga; y dos, la fatiga mecánica, que es cuando los tanques se golpean en los camiones que los transportan.

Rechazan supervisión

Pese a los esfuerzos que realiza la Profeco para poner en orden a las gaseras a través de las verificaciones que se realizan en las plantas de gas LP, con el fin de evitar abusos en la venta del producto y garantizar las medidas de seguridad, hay distribuidoras que se niegan a ser verificadas.

Desde 2016, cuatro empresas que operan en Jalisco han mostrado una negativa a ser inspeccionadas en 41 ocasiones.

Tan sólo en este año, dos de éstas ubicadas en el municipio de Zapopan negaron el paso a personal de la dependencia: se trata de Vela Gas Occidentes y La Perla.

A nivel nacional, en los últimos tres años y medio, las empresas mostraron una negativa a ser verificada en 607 ocasiones.

En el último reporte de verificaciones de la Profeco (publicado el 1 de julio), como parte del programa “Quién es quién” en los precios del gas LP, el organismo reportó que se realizaron 40 inspecciones, de las cuales todas aceptaron la revisión. Tras estas revisiones, 18 fueron infraccionadas.

De acuerdo con este informe, en el que se revelan los precios de las gaseras, en la semana del 22 al 26 de junio, la empresa Caragas ubicada en Zapotlán el Grande en Jalisco se encuentra entre las distribuidoras que venden el producto más caro del país.

En la gasera de ese municipio, por ejemplo, el kilogramo de gas LP se vende al público en 20.15 pesos, con un margen de ganancia de nueve pesos con 52 centavos, puesto que el pago realizado a las terminales de almacenamiento y reparto, es de 7.88 pesos.

El precio más alto en la venta de este combustible se ubica en Chihuahua, en donde el kilo se vende en 20.35 pesos.

Los precios más bajos se registraron en Saltillo, en donde el kilo de gas se vende a 13 pesos con 79 centavos, con una ganancia de apenas 3.29 pesos.

El precio del cilindro de gas ya supera los 600 pesos

Aunque el precio promedio del kilogramo de gas LP en Jalisco es de 19.24 pesos, en los municipios de la Zona Metropolitana de Guadalajara supera los 20 pesos con 42 centavos; es decir, comprar un cilindro de 30 kilos en cualquiera de los municipios metropolitanos representa un gasto de 612 pesos en promedio.

Al cierre del año pasado, el costo de éste alcanzaba los 580 pesos. Por su parte, el gas de auto-tanque tenía un costo promedio de 9.87 pesos por litro en la Entidad en diciembre de 2018, pero actualmente el precio más alto en los municipios de Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque, Tonalá y Tlajomulco de Zúñiga puede alcanzar los 11.03 pesos.

De acuerdo con el registro de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), algunas gaseras brindan precios más bajos que pueden alcanzar hasta los 17.04 pesos por kilo, por lo que el cilindro se puede comprar en 511 pesos.

En septiembre del año pasado, este medio publicó que durante el sexenio anterior, el cilindro de gas tuvo un alza de 195 pesos. En 2013, cuando inició la administración federal pasada, el costo promedio era de 385 pesos y finalizó en 580 pesos durante 2018. A nivel nacional, el incremento del cilindro fue de 63.75% aproximadamente: pasó de 367 a 600 pesos.

En 2013, el costo promedio del cilindro era de 385 pesos; este año pasó a más de 600 pesos. EL INFORMADOR/Archivo

Jalisco, cuarto lugar en ordeñas

Entre 2012 y 2018, Petróleos Mexicanos (Pemex) detectó 889 tomas de gas LP clandestinas a nivel nacional, de las cuales 62 corresponden a Jalisco, que lo colocan como la cuarta Entidad con más ordeñas de este hidrocarburo, sólo por debajo de los Estados de México, Puebla y Querétaro, que registraron 339, 259 y 87, respectivamente.

En los últimos años la alerta por la ordeña ilegal de combustible se había concentrado en el robo de diésel y gasolinas, pero el hurto de gas LP viene en aumento. Mientras en 2012 se registraron 71 en todo el país, el año pasado se duplicó a 167.

En el recuento, entre 2012 y 2015, Jalisco se ubicó en los tres primeros lugares con el mayor número de ordeñas.

Los operativos del Ejército, el monitoreo y cierre de ductos desde diciembre pasado han provocado que los ladrones de gasolina buscaran otro medio para seguir robando: la extracción ilegal de gas LP.

De acuerdo con el presidente de la Comisión de Energía del Senado, Armando Guadiana, durante el año pasado, el ducto de gas licuado que va de Cactus en Tabasco a Guadalajara registró la mayor incidencia de ordeñas.

En México, el transporte por ductos de gas LP depende, en buena medida, del Sistema Nacional de Gas LP Cactus-Guadalajara, el más grande y que representa 67% de la capacidad total de transporte por este medio. Atraviesa siete Estados: Tabasco, Veracruz, Puebla, Hidalgo, Estado de México, Querétaro y Jalisco. Por eso son los más afectados por el crimen organizado.

Según los empresarios gaseros, tan sólo el año pasado, las pérdidas por el robo de gas licuado en el país representaron 13 mil millones de pesos, por lo que solicitan la intervención de la autoridad.

Por otra parte, las autoridades de Pemex deberán rendir cuentas también por los presuntos descuentos que se aplicaron a distribuidoras de gas LP de manera irregular por alrededor de 44 mil millones de pesos en el sexenio pasado, los cuales no se vieron reflejados en un beneficio para el consumidor.

Sigue: #DebateInformador

¿Es frecuente el olor a gas LP en su colonia?

Participa en Twitter en el debate del día @informador