Sábado, 03 de Diciembre 2022
null
Jalisco

Admiten fallas en plataforma de desaparecidos

En la herramienta de búsqueda que presenta el Gobierno estatal se detectan errores; el IJCF hará las correcciones sobre la marcha

El Informador

La plataforma “Registro de Personas Fallecidas Sin Identificar (PFSI)”, con la que los ciudadanos podrán consultar la descripción de este tipo de cuerpos que están bajo resguardo del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF), se presentó con fallas.

La lista, que cuenta con datos de 814 cadáveres hallados desde el 19 de septiembre de 2018 hasta la fecha, se dio a conocer con errores en las edades.

Por ejemplo, los resultados de las búsquedas arrojaron que restos de hombres y mujeres de entre cero y cinco años tenían múltiples tatuajes y perforaciones, e incluso ropa interior que no corresponde a esas edades.

Al advertir esta situación, durante la tarde de ayer el IJCF cambió ese rango de edad por la leyenda “no determinable años”.

En ese sentido, el director de la dependencia, Gustavo Quezada, admitió que la plataforma se dio a conocer con irregularidades. “Nos vimos en el dilema de que ya necesitábamos lanzarla para poder tener algunos casos a favor y estar mejorándola”.

Karolina Chimiak, investigadora del Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo (Cepad), consideró que las autoridades estatales se precipitaron al publicarla.

“Cuestiona la credibilidad de esta plataforma y la certeza de la información que se encuentra en la misma, y si bien es muy importante crear este tipo de avances, pudo ser una decisión mucho más adecuada esperar unos días”, dijo.

El gobernador Enrique Alfaro detalló que la herramienta permitirá a cualquiera, con acceso a internet, consultar extractos del sistema de identificación del archivo básico y conocer, a través de descripciones de prendas, tatuajes e información como sexo, edad o señas particulares, si su familiar o algún ser querido están en manos del IJCF.

En todo el país, los colectivos de familiares de desaparecidos se han organizado a tal grado que hay quienes coordinan las búsquedas cuando se reportan hallazgos. NOTIMEX/Archivo

Edad ‘no determinada’, el indicador más presente en plataforma del IJCF

Sin especificar la edad se encuentran más de la mitad de los 814 datos de personas no identificadas que contiene la plataforma que ayer presentó y publicó el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF) para facilitar su reconocimiento, a fin de que los familiares puedan sepultarlos.

Actualmente, el micrositio cuenta con datos de personas en resguardo del IJCF que han sido localizadas desde el 19 de septiembre de 2018 y hasta la fecha. Y entre la información que aporta  la autoridad forense destacan el sexo, la edad, los rasgos característicos y, si es el caso, si el fallecido tiene tatuajes, entre otros.

La razón de ser de la plataforma es darle la mayor publicidad a esa información para que quienes cuentan con familiares o conocidos desaparecidos la consulten, y así encontrar si alguna de las descripciones encaja con la de la persona que buscan.

Pero uno de los parámetros más importantes: la edad, no está precisada en 432 de esos casos, según una revisión hecha por este medio.

Anna Karolina Chimiak, investigadora del Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo (Cepad), lamentó la falta de precisión en este apartado. “Obviamente no ayuda a esta búsqueda más específica, más personalizada y más detallada en cuando a la búsqueda de las personas concretas desaparecidas, que pudieran estar resguardadas en el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses”.

Gustavo Quezada Esparza, director del IJCF, aseguró que en los próximos días se exigirá a las áreas que se encargan del llenado de los registros precisar los rangos de edades. “Si es por alguna omisión o algo, que de inmediato la subsanen. Y si es por otra causa, tener nosotros el argumento que así lo avale”.

Chimiak explicó que, sin atender esa arista, difícilmente será realmente útil la plataforma para la identificación de las personas halladas.

“Un aspecto muy importante en cuanto a las fallas e inconsistencias es la importancia de generar la capacitación adecuada de las personas que se encargan de la sistematización, de recabar y actualizar la información de las personas fallecidas no identificadas”.

A su vez, manifestó la necesidad de que los campos de búsqueda incluyan otras variables, como el lugar del hallazgo, a fin de ampliar las posibilidades de éxito en las identificaciones. “Conocer en qué municipio se halló el cuerpo también podría dar mucha más información y ser de mucha más utilidad, en posibilidad de generar mayores coincidencias y procesos de identificación”.

La herramienta de búsqueda se encuentra en el siguiente enlace: http://cienciasforenses.jalisco.gob.mx/registro_pfsi.php.

¿Error en el sistema?

Cuando se presentó la herramienta, los indicadores mostraban datos particularmente inusuales, como información de menores de edad que tenían entre cero y cinco años, y entre cuyas características se destacaban varios tatuajes. El caso en la imagen es el cuerpo de una niña que entra en ese rango, y quien incluso tiene una imagen de la Santa Muerte en la espalda.

Rato después, cuando se comenzó a difundir esa información por internet, en el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses comenzaron a modificar las edades de cero a cinco años. En su lugar destacaron la frase “no determinable años” en mayúsculas. Según un conteo hecho por este medio, ese indicador se repite en 432 de los 814 registros. Equivale a 53 por ciento.

Los colectivos la impulsaron

La plataforma “Registro de Personas Fallecidas Sin Identificar (PFSI)” tuvo su origen en los colectivos de familiares de desaparecidos, recordó Anna Karolina Chimiak, integrante del Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo (Cepad).

Destacó que, ante la falta de información de las autoridades sobre las personas sin identificar en resguardo del IJCF, los colectivos comenzaron a divulgar en redes sociales las características de los cuerpos que se encontraban, principalmente los tatuajes.

“(La plataforma PFSI) ha tenido antecedentes del valioso trabajo que realizan familiares de personas desaparecidas, en la publicación y difusión de información relacionada con los procesos de identificación forense, y que suplían las mismas obligaciones del Estado”.

Sin embargo, la investigadora reconoció que la publicación de la lista es un avance “importante” que da muestras de voluntad del Gobierno para atender a las familias de víctimas de desaparición.

Convenio con el Itei

Para la publicación de la plataforma de búsqueda, el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses suscribió un convenio con el Instituto de Transparencia, Información Pública y Protección de Datos Personales (Itei). Y de acuerdo con un comunicado del Gobierno del Estado, esto prueba que “Jalisco continuará hablando con la verdad y siendo preciso en términos de información, dentro de la estrategia integral de personas desaparecidas”.

Colectivos esperan que se nutra

Miembros de colectivos consideraron que, en las condiciones actuales, no les será de mucha utilidad la plataforma, pues sólo cuenta con datos de 814 personas localizadas desde el 19 de septiembre de 2018 a la fecha. “Por lo regular somos de 2017 para atrás. Necesitamos que se abra más, que se expanda más hacia atrás”, dijo Guadalupe Íñiguez, del colectivo Entre el Cielo y la Tierra.

En 432 de los 814 cadáveres en la base de datos que fue presentada ayer no hay certeza de los años que tenían las víctimas. EL INFORMADOR/Archivo

En 2020 inyectarán más fondos al IJCF

Una vez más, el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF) contará con una ampliación presupuestal: 17% más para 2020, informó el gobernador, Enrique Alfaro Ramírez.

Este año, el Instituto funciona con 220 millones de pesos, que pasarán a 268 millones (48 más) el próximo año.

Actualmente se encuentra en proceso la licitación para la construcción de un laboratorio de genética más, a fin de ampliar la capacidad de análisis de los casos.

Además, se espera la instalación de un sistema de extracción de aire y una remodelación, pues según el gobernador, el IJCF “no debe parecer sede de oficinas burocráticas”.