Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 21 de Febrero 2019
70 años de ser Chivas: la historia detrás del nombre que nació como un insulto y se convirtió en el orgullo del Rebaño Sagrado
Deportes

70 años de ser Chivas: la historia detrás del nombre

Primera parte: el insulto de las Chivas correlonas se plasma por primera vez en una crónica de EL INFORMADOR en el año 1948

Raúl Romero

"Jugaron a las carreras y ganaron las 'Chivas' uno a cero". Con ese encabezado EL INFORMADOR anunció el 1 de octubre de 1948 que el Guadalajara había vencido al Tampico el día anterior con una solitaria anotación del "Chato" Vázquez.

Ese titular es el acta de nacimiento del mote del Club Deportivo Guadalajara. Nunca antes alguien se había atrevido a publicar por escrito ese nombre despectivo que los aficionados del Atlas usaban desde los años veinte para referirse a sus rivales de la ciudad.

Los atlistas, que habían aprendido a jugar futbol en Europa, sentían desprecio por sus vecinos, que a su parecer entendían el futbol de manera limitada como un correr sin ton ni son, con insistencia, pero sin ideas. Así, se les ocurrió compararlos a un animal poco refinado, risible y terco: las chivas.

Además, en 1948 el Guadalajara era un equipo susceptible a las burlas. Estaba iniciando la era del "Ya merito", en la que el equipo se gana la fama de siempre quedarse a un paso de ser campeón, para regocijo de sus detractores.

El mote "Chivas" circuló de manera oral hasta esa última noche de septiembre de 1948, cuando el editor de la sección deportiva de EL INFORMADOR, Reinaldo Martín del Campo la usó en su encabezado, inspirado por el recuento del partido escrito por Manuel Gómez Gutiérrez, cronista deportivo del periódico, que firmaba como "Magog".

En un par de ocasiones en su reporte, Gómez parece juguetear con la ironía que sabe que sus lectores van a entender. "Los jugadores se concretaban a ejecutar carreras por todos lados", escribió, para volver a la carga más adelante: "al segundo (tiempo) se pusieron a jugar a las carreras".

Reinaldo Martín del Campo (izq.), responsable de la sección de deportes de EL INFORMADOR en 1948. EL INFORMADOR/ARCHIVO

Es fácil imaginar a Reinaldo Martín del Campo detrás de la máquina de escribir, con esa media sonrisa irónica que esboza en algunas fotografías, mientras completa la idea de Magog: "jugaron a las carreras y ganaron las 'Chivas"'.

En EL INFORMADOR, Martín del Campo firmaba como "Anotador", porque desempeñaba esa función en partidos de beisbol y basquetbol. Aunque es recordado por su carácter serio, en sus artículos le gustaba crear polémica, provocar. Como en una metáfora de su temperamento, a la vez meticuloso y por momentos incendiario, trabajaba durante el día en un puesto administrativo una fábrica de explosivos, y por la tarde se dirigía al diario. Los periodistas entonces no era bien pagados, la carrera de periodismo estaba lejos de existir, y las familias eran numerosas. Había que tener más de un empleo para sobrevivir.

Reinaldo Martín del Campo había nacido en Tepatitlán en 1908 y su firma aparece en EL INFORMADOR por primera vez en 1939. Ya en 1923, cuando el futuro periodista tenía 15 años, hay constancia de un Reinaldo Martín del Campo que era defensa en el equipo de futbol "Calaveras del Terror B", que derrotaron por 9-6 al Atlas B en partido de la liga junior disputado en El Paradero.

En 1948 "Magog" y "Anotador", sólo separados por un año de edad, tenían mucho en común. "Magog", también tenía un empleo de día, en un expendio de tequila, y también había nacido fuera de Guadalajara, en San Martín Hidalgo. El destino de ambos, sin embargo, iba a ser diferente.

"Magog", que vivió hasta 2005 es recordado de manera unánime por el lema que usaba para saludar a sus amigos: "¡Mucha fibra!". Su firma aparece por primera vez en EL INFORMADOR en 1932, cuando el cronista tenía 25 años. Había llegado a Guadalajara aproximadamente en 1918, para estudiar teneduría de libros, equivalente a la actual carrera de contaduría pública.

"¡Mucha fibra!" era el lema preferido de "Magog". ESPECIAL / Cortesía de la familia del periodista

Los recuerdos varían entre las personas que conocieron a "Magog". Para Alfredo Magaña, publicista que lo conoció personalmente, era innegable que el cronista era aficionado de Chivas.

El periodista Jaime García Elías, que tuvo con "Magog" una relación de amistad y de trabajo, cree que no tenía afición por ningún equipo.

Pero Manuel Gómez, hijo del periodista, sospecha que su padre era aficionado al Guadalajara, aunque "no lo reconocía del todo".

Prácticamente nadie disputa que Reinaldo Martín del Campo fue quien escribió por primera vez en un medio de comunicación el mote "Chivas", aunque la familia de "Magog" difiere.

Míralos, parecen chivas detrás de un balón

"Para ser honesto,  él ("Magog")  decía que escuchó un aficionado que gritaba 'míralos, parecen chivas detrás de un balón' y el sólo escribió el sentir de los aficionados, cosa que el jefe de redacción 'autorizó', ya que él (Martín del Campo) no mostraba afición por el equipo que eran los rayados de Guadalajara", explica Manuel Gómez, hijo de "Magog".

La familia Gómez recuerda que el mote "Chivas" le costó represalias a "Magog". "Lo rechazaban por haberle puesto nombre de animal al equipo que en esa época no era común", dice Manuel Gómez. "Nos llevaba al club a practicar deportes y a él no le permitían el acceso, cosa que duró aproximadamente 15 años".

Por otra parte, la afición de Reinaldo Martín del Campo se ha vuelto objeto de debate entre los amantes del futbol en Jalisco. A los rojinegros les gusta recordar que sus rivales de ciudad fueron bautizados por un atlista, mientras los seguidores de Chivas buscan evidencia que demuestre que "Anotador" era aficionado del Guadalajara.

"Supe que le iba al Atlas. Era 'nena'" mi padre, dice uno de los hijos de "Anotador", Gabriel Martín del Campo. Francisco, otro de los hijos del periodista, cree que su padre "siempre pensó que un periodista no debe tener recargo hacia ningún equipo". Gabriel recuerda que a su padre "no le gustaba mucho hablar" de sus preferencias deportivas, ni siquiera con él, que llegó a ser futbolista profesional mientras su padre vivía.

Si en verdad Reinaldo Martín del Campo era aficionado del Atlas, su recuerdo ha quedado unido al Guadalajara, y no sólo por su encabezado de 1948. Su hijo Gabriel debutó como jugador con Chivas y su hija Refugio se casó con Fausto Prieto, jugador rojiblanco.

Chivas en 1958. Gran parte del plantel que se convertiría en el Campeonísimo asistió al funeral de Reinaldo Martín del Campo. EL INFORMADOR/ARCHIVO

Las circunstancias del fallecimiento de Reinaldo Martín del Campo reflejan esa vida, suspendida entre los dos equipos de la ciudad, aunque firmemente ligada a Chivas.

En 1958 el periodista estaba con sus hijas en la fiesta de aniversario del Atlas cuando resbala en el baño, se golpea la cabeza contra el lavabo y sufre una embolia. A su funeral asiste prácticamente todo el plantel del Guadalajara, donde su hijo Gabriel es suplente de Isidoro Díaz. El partido a beneficio de la familia Martín del Campo es un Guadalajara-Oro en el que Gabriel anota el único gol del partido, que le dio la victoria a las Chivas.

Entre 1948, cuando aparece el titular del Guadalajara-Tampico, y 1958, el año de la muerte de Reinaldo Martín del Campo, el Guadalajara había iniciado una transformación. Ya no era el "Ya merito". En enero de 1957 finalmente se corona campeón. Inicia la era dorada del Campeonísimo, y en esa transición, el mote "Chivas" es un estandarte que los seguidores del equipo se apropian con orgullo.

A diferencia de "Magog", Reinaldo Martín del Campo no tuvo la fortuna de llegar a la tercera edad, pero su ocurrencia de 1948 iba a tener una larga vida, entrelazada con el destino del club deportivo Guadalajara.

LEE TAMBIÉN LA SEGUNDA PARTE DEL ESPECIAL:

Consulta más noticias sobre Chivas