Viernes, 27 de Enero 2023

Bosque Colomos en Guadalajara: ¿Qué animales habitan el parque tapatío?

¿Alguna vez te has preguntado cuántas especies de animales hay en el bosque Colomos? ¿Te imaginas llegar a ver un reptil o un anfibio mientras paseas? Explora la enorme diversidad que alberga nuestro parque, un "oasis dentro de Guadalajara"

Por: Cynthia Márquez

Andrés Rodríguez, biólogo de la UdeG, trabaja en una investigación sobre la herpetofauna y la diversidad de especies que existen en el bosque Colomos. EL INFORMADOR / CYNTHIA MÁRQUEZ

Andrés Rodríguez, biólogo de la UdeG, trabaja en una investigación sobre la herpetofauna y la diversidad de especies que existen en el bosque Colomos. EL INFORMADOR / CYNTHIA MÁRQUEZ

Ubicado en la frontera que limita los municipios de Guadalajara y Zapopan, el bosque Colomos es un pulmón gigante, que da vida a nuestra zona metropolitana, y en compañía de Andrés Rodríguez, un biólogo del Centro Universitario de Ciencias Biológico Agropecuarias (CUCBA), conoceremos la enorme diversidad de especies que alberga nuestro parque. 

Andrés Rodríguez, originario de Guadalajara, Jalisco, estudió biología y se especializó en el estudio de los anfibios y reptiles, mejor conocido como herpetología. Actualmente trabaja en el desarrollo de su tesis y en un capítulo de un libro sobre la herpetofauna y la diversidad de especies que existen en el bosque Colomos. 

Entre los proyectos que ha realizado este apasionado biólogo encontramos su labor en la conservación del ajolote del lago de Pátzcuaro, en Michoacán, el trabajo de una guía de especies de aves en el Bosque el Centinela, el rescacte de animales dentro de la Brigada de Rescate de Fauna, cuando hubo incendios en el Bosque La Primavera, y durante una estancia en Nayarit trabajó con el atropellamiento de fauna. 

Además, forma parte de un grupo de jóvenes biólogos interesados en divulgar ciencia

Durante una exploración en Colomos para encontrar la tortuga Trachemys ornata, una especie que se distribuye desde Sonora hasta Guerrero, pero cuyo registro no está documentado en Jalisco, charlamos sobre la inmersión de Andrés Rodríguez en la biología, los reptiles y anfibios y la enorme cantidad de animales que habitan en el parque. 

La fauna en el bosque Colomos

¿Cómo nace tu interés por el estudio de la biología? 

Nunca me sentí con ganas de estar atrapado en un solo lugar, como en una oficina o solo escribiendo. Siempre me ha gustado conocer un poquito más de todo lo que nos rodea y me fascinaron los animales desde siempre, desde niño.

Ahora, con la biología, se me dio un poquito más la posibilidad de conocer de ellos y sobre todo encontré interés en los reptiles y anfibios. Me parecen animales muy incomprendidos y muy bonitos. Sus colores, la diversidad que tienen; son muy interesantes, sobre todo aquí en México, que es el país con más diversidad de reptiles en todo el mundo y el sexto a nivel mundial en anfibios. Estas especies solamente se encuentran en México y en ninguna otra parte del mundo, y en los dos grupos, tanto en anfibios como en reptiles, tenemos arriba del 60% de las especies endémicas. Entonces, creo que es un campo muy amplio y muy interesante para conocer. 

Azulilla de arroyo. CORTESÍA

¿Qué cualidades vuelven tan interesantes a estos grupos de animales?

Para empezar, los anfibios son especies que pasan por un proceso de metamorfosis, es decir, empiezan su vida siendo renacuajos. La mayoría de las especies tienen una etapa en la que viven en el agua y al llegar a cierta edad pasan por una completa metamorfosis en la que dejan de tener branquias y empiezan a tener pulmones. Es algo que ningún otro grupo de animales puede hacer. 

Los ajolotes, por ejemplo, son salamandras que también pasan por un proceso de metamorfosis, pero no todas las especies atraviesan este proceso y en su lugar alcanzan la adultez conservando las características de larva. Conservan ese estado larvario y sus células tienen una potencia tal que regeneran tejidos, regeneran huesos, regeneran todo, incluso la regeneración completa de partes del corazón, de partes del cerebro, de patas, de branquias,de todo. 

En una ocasión, cuando yo trabajé con los ajolotes, me pareció increíble la manera en que uno de los ajolotes llegó sin un ojo y al mes y medio ya tenía el ojo otra vez. Se regeneró completamente e igual tienen mucho potencial en otras áreas, incluso en la biomedicina, si se puede explotar de alguna forma.

Algunos de los exudados de las pieles de los anfibios también tienen muchas propiedades médicas. La bufotoxina, por ejemplo, sale de los sapos y es usada para tratar tipos de cáncer y algunos dolores. En bajas dosis es muy bueno. 

Hay otro grupo que se llama los dendrobátidos, son las ranas arlequines o ranas dardo; los animales más venenosos del mundo. Su veneno es usado en diversas cosas y son de gran utilidad. 

Al igual que los anfibios, el veneno de las serpientes es usado para curar muchas enfermedades; para detectar otras, para avances médicos y para los mismos antivenenos o suero. Entonces, son animales que realmente tienen mucho por aportar y que los humanos podemos hacer uso de eso. No me gusta decirlo, pero es también para concientizar a las personas de lo mucho que pueden hacer estos animales por nosotros

Una gran mayoría de las tortugas en Colomos fueron llevadas por humanos. CORTESÍA

A veces tenemos impresiones muy negativas de algunas especies de animales, que imponemos pero que no tienen nada que ver con lo que son. ¿Crees que hay ciertos animales más predispuestos a esto? 

En general a las serpientes. Todas siempre son atacadas, sin importar qué especie es, qué me puede hacer o si siquiera es venenosa o un riesgo para mi familia o para mí. Muchas personas simplemente las matan antes de ver qué pueden hacer. El porcentaje de serpientes que le pueden hacer daño al humano se reduce a dos o tres familias en todo el mundo, que son los vipéridos (las cascabeles), las elapidos (como cobras, las mambas y las coralillo) y las hidrofidos, que son las serpientes de mar. Realmente son muy pocas las serpientes que te pueden matar. Todas las otras incluso te pueden dar un beneficio porque eliminan las plagas de roedores. Por ejemplo, los ganaderos que se quejan de que los ratones se comen su producción, si no mataran serpientes no tendrían esos problemas, porque ellas se dedican a eliminarlos. 

Entonces, creo que las serpientes son las más atacadas, pero también muchas personas están en contra de las ranas, porque dicen que nomás al agarrarlas te van a salir verrugas y son mitos. Yo no tengo verrugas en las manos y he agarrado ranas durante los últimos cinco años de mi vida. 

Hay muchos mitos muy marcados en la cultura mexicana, por ejemplo de las alicantes, que dicen que chupan leche de las mujeres. Que hipnotizan a las mujeres para tomar leche si están lactando. Pero, ¿cómo van a hacer eso, si ni siquiera tienen labios? Hay mucha desinformación. También hay muchas personas que siguen diciendo que las serpientes pican con la cola y no lo hacen. Ninguna serpiente pica con la cola. 

Aquí en Colomos había una especie de serpiente chiquita que se llama indotiflos, es una especie que viene de Asia, tampoco es de México, y tiene una escama en la cola con la que hace como que te va a picar, como para asustar, pero no te envenena, ni siquiera tiene veneno, o sea, come hormigas. Entonces, es más la desinformación que existe de estos grupos de animales que el verdadero daño que te pueden hacer. 

La mayoría de serpientes huye de los humanos. Muchas personas pueden tener una en su casa y nunca la van a ver, porque la serpiente está escondida casi siempre. Si la encuentran será por coincidencia. 

Zopilote cabeza roja (Cathartes aura). CORTESÍA

Hablando del trabajo que estás haciendo aquí en Colomos, tú estás enfocado en reptiles y anfibios, pero hay una variedad inmensa de otros animales. 

Sí, hay muchísima diversidad aunque sea dentro del área urbana. Yo creo que Colomos es un oasis dentro de toda la zona metropolitana de Guadalajara. Las especies que viven aquí realmente no tienen a dónde más hacerse. Por ejemplo, tengo entendido que hay más de 160 especies de aves solamente aquí en Colomos, en un pedazo de 25 hectáreas que tenemos. Es un número inmenso de especies. 

Yo por lo menos registré 18 especies de reptiles y 6 especies de anfibios pero estoy seguro que me faltan sacar muchos más. 

En mamíferos también hay tlacuaches, zorrillos, conejos, muchas especies de murciélagos, incluso había escuchado que hay mapaches pero lo creo más difícil porque no se esconderían mucho. Hay ardillas, ratones.

Hay muchos peces también, que igual no se ven tanto pero están en el jardín japonés, en manantiales, en el lago de los patos. 

También he encontrado muchos arácnidos, que no son insectos, y una variedad grande de insectos. Hace un par de años unos amigos y yo hicimos en Colomos un experimento de las especies de insectos. Pusimos una trampa con calamar echándose a perder, para atraer animales que se alimentan de descomposición, muchos de ellos insectos; la dejamos una semana y al verla estaba saturadisima. Olía muy feo pero estaba lleno de escarabajos, moscas, chinches. Insectos hay muchísimos y también hay investigaciones. Un amigo, por ejemplo, descubrió aquí en Colomos una especie de hormiga que no se sabía cómo era el macho. Se conocía la forma de la hembra, pero del macho cambiaba. Él lo encontró y está por sacar una nota de ello.

Hay muchas cosas que se desconocen y que las personas que vienen a Colomos ignoran. Realmente están en un lugar con una diversidad de animales muy grande, que quizá debería aprovecharse más. Me gustaría que hubiera cursos o pláticas para concientizar un poco sobre lo que los rodea aquí en Colomos. 

Para poder apreciar la diversidad de aves en Colomos solo hay que detenerse a observar. CORTESÍA

Respecto a la ética con los animales, ¿cómo acercarse a investigarlos?

Lo principal es hacerlo de una forma legal. Tramitar permisos o explicarle a los propietarios de los espacios específicamente qué vas a hacer. No puedes decir que vas a hacer una cosa y haces otra. 

El trabajo de los biólogos es también con las personas, no solo con los animales, y es muy importante. Por ejemplo, si yo vengo aquí a Colomos, les propongo hacer un listado de especies y al encontrar una serpiente, una lagartija o una rana me la llevó, pues ya no estoy cumpliendo lo que dije. Eso no se puede hacer. Puedo tramitar un permiso aparte para poder sacar animales del área natural, porque es un área natural protegida. 

Entonces, pienso que lo primero es hacerlo de forma legal y siempre cuidar la integridad de los animales porque tú no sabes qué daño le estás haciendo a la población. Ya de por sí llegar a mover piedras, hojas, plantas, con eso ya le estás haciendo daño al ecosistema donde ellos viven, así que siempre hay que hacerlo de la forma correcta. Hay una frase que me gusta mucho. Dice: el mejor manejo de un animal es el que no se hace. Si no necesitas agarrar al animal, no lo agarres. No hace falta. 

La diversidad de animales que habitan en Colomos vuelve al parque invaluable. CORTESÍA

¿Te gustaría compartirnos algo más? 

No maten serpientes. No maten animales en general. Hay que cuidar la diversidad que tenemos y tratar de conocer un poquito más de ellos. Es muy interesante y muy llenador. 

CM

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones