Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien

Suplementos

Suplementos | Se celebra la tercera edición de la 'Semana Pamplona Negra: radiografía del crimen'

Un crimen por resolver en Navarra

Actores, actrices, escritores, escritoras, músicos y miembros de la policía de diferentes partes de España participan en la 'Semana Pamplona Negra: radiografía del crimen'
La capital de Pamplona, en España, se pintó mucho más oscura por la celebración de la tercera edición de la 'Semana Pamplona Negra'. ESPECIAL / S. Pando

La capital de Pamplona, en España, se pintó mucho más oscura por la celebración de la tercera edición de la 'Semana Pamplona Negra'. ESPECIAL / S. Pando

GUADALAJARA, JALISCO (22/ENE/2017).- En medio de los paisajes blancos por las fuertes nevadas de estos días, Navarra, la capital de Pamplona, en España, se pintó mucho más oscura por la celebración de la tercera edición de la “Semana Pamplona Negra: radiografía del crimen”. El Palacio Baluarte fue por la sucursal de la violencia en la literatura y sede de detectives, sospechosos, asesinos y crímenes salidos de novelas policiacas.  

Actores, actrices, escritores, escritoras, músicos y miembros de la policía de diferentes partes de España, se reunieron esta semana en  la capital Navarra, para que los amantes del género negro, presenciaran las escenas de los crímenes y  personajes que nos ha dejado la novela y el cine negro. Organizado por Fundación Baluarte y Filmoteca de Navarra y coordinado por Carlos Bassas, a pesar del intenso frío en la ciudad; la música, el teatro, la literatura y la gastronomía dieron calor al Festival de Pamplona Negra.  

La semana comenzó el martes 17,  con el Taller de Novela Negra -para los más expertos-, impartido por uno de los invitados más esperados: Carlos Zanón, quien obtuvo el premio Dashiell Hammett 2015, por su novela “Yo fui Johnny Thunders”. El taller se llevó a cabo durante los primeros tres días de la semana negra. Con un costo de 50 euros (mil 167 pesos), estuvo dirigido a aquellos dispuestos a enfrentarse a lo terrorífico de la  literatura.

Para el público en general y con entrada gratuita en algunos eventos, el Palacio Baluarte abrió sus puertas a las 19:00 horas para permitir que detectives privados, como Rafael Guerrero, salieran de su anonimato y contaran su trabajo persiguiendo a criminales y sospechosos. Aunque con una carrera oficial como detective, las narraciones de Rafael parecían más un relato literario policiaco, que la vida cotidiana. Con chaqueta negra y jeans, este detective pasa desapercibido y se mezcla entre la multitud para poder despejar sus dudas, atar hilos y resolver casos reales.  

Con el manto oscuro de la noche dueño de Navarra, y a un costo de tres euros para el público general y entrada reducida para los más jóvenes, el horror llegó al escenario con la obra de teatro “El hogar del Monstruo”, de la compañía Los hijos de Mary Shelley. Con una propuesta interesantísima, la obra invita a preguntarnos ¿cuáles son los monstruos que acechan a nuestra época? ¿Existen criaturas parecidas a “Frankenstein” o “Drácula” en el siglo XXI?  
 
Tras las pistas

 La calma, a pesar de las tormentas de nieve, regresó el pasado miércoles gracias a una mesa redonda con  Juan Laborada, Ignacio del Valle, Félix Modroño y Carlos Erice. Los especialistas dialogaron sobre literatura y el género negro, y respondieron preguntas de los curiosos e interesados.  Por la noche se proyectó un clásico del cine negro el “Retorno al pasado”, un viaje a los años cuarenta. El filme, que tiene una fotografía maravillosa en blanco y negro y fue dirigida por  Jacques Tourneur, narra la historia del detective Jeff Bailey, que en el Acapulco de mediados del siglo pasado, se enfrenta a resolver crímenes mientras vive una contradicción entre el amor y la pasión. Un clásico, no sólo por el manejo del claroscuro, del cine de detectives.  

El viernes las actividades se centraron en los hablantes del euskera, una de las lenguas más antiguas de Europa, quienes pudieron disfrutar en Plaza Baluarte la “Novela Negra en euskera”, seguido de la conferencia “El pasado como raíz para construir los personajes”, a cargo de Víctor del árbol.

Pero no todo estuvo dirigida para los grandes, el sábado por la mañana, La Policía Foral de Navarra, le dio la bienvenidaa los futuros y los detectives y científicas. Con el Taller Infantil de Policía Científica, los más pequeños pudieron aprender sobre el trabajo científico de la policía, resolver casos y sí, convertirse en los héroes de carne y hueso dispuestos a combatir el crimen. Y para los que ya se perfilan como detectives, se presentó el Taller Juvenil de Investigación de cibercrimenes, impartido por Pere Cervantes ( jefe del grupo de Delitos Tecnológicos de Castellón). Porque en pleno siglo XXI el crimen se ha mudado a la virtualidad y la justicia debe seguir sus huellas digitales.   

Y para los que dicen que resolver un crimen abre el apetito, el Hotel Tres Reyes, ubicado a un costado de la Calle Mayor de Pamplona, ofreció gastronomía con tintes y sabores negros, a cargo de Xabier Gutiérrez y Enrique Martínez. Para poder acceder a este festín la entrada tenía un costo de treinta euros por menú.  

Caso cerrado

La semana comenzó a mostrar sus estertores finales. Las actividades menguaron aunque la nieve siguió cayendo de forma pertinaz. El sábado, durante sus últimas horas, hizo su aparición Dolores Redondo, premio Planeta 2016, para contar sobre su trabajo con la novela negra y policiaca. Un cerrojazo único para los entusiastas del suspenso y los misterios por resolver. La clausura de la Tercera Edición del Festival Pamplona Negra, estuvo a cargo de Ensemble Constrastes, que ofreció al público una siniestra y preciosísima melodía del cine negro. El ensamble puso transportó al público a un espacio sombrío y angustiante, como toda escena del crimen. El concierto fue también la oportunidad perfecta para que los detectives vuelvan a su gabardina negra y las gafas oscuras y retornen al anonimato para seguir resolviendo los complicados casos de la vida real. También para que los monstruos vuelvan a la oscuridad de sus crímenes a esperar al hasta el próximo año y volver a la Semana Negra de Pamplona,  o hasta que algún valiente abra las páginas del libro y lea su historia.

Temas

Lee También

Comentarios