Domingo, 21 de Julio 2024

Más de 600 militares se unen a la búsqueda de desaparecidos

El gobernador de Sinaloa Rubén Rocha, publicó en sus redes sociales que investigan reportes ciudadanos

Por: El Informador

Un policía pasa junto a un vehículo quemado en octubre de 2019, en el llamado “Culiacanazo”. Hoy enfrentan otra crisis en el Estado. AFP

Un policía pasa junto a un vehículo quemado en octubre de 2019, en el llamado “Culiacanazo”. Hoy enfrentan otra crisis en el Estado. AFP

El Ejército envió a Culiacán dos batallones de fuerzas especiales, con más de 600 elementos, para contribuir en la búsqueda de las personas que fueron reportadas como desaparecidas, informó el gobernador de Sinaloa, Rubén Rocha Moya, a través de sus redes sociales. Adelantó que una fuerza adicional de 300 efectivos y un batallón de la Guardia Nacional se integran a la fuerza de tarea regional.

En seis puntos distintos del medio rural y urbano de Culiacán se reportaron, en horarios distintos, la presencia de grupos armados que allanaron residencias y privaron de su libertad a 41 personas, entre hombres, mujeres y niños, por lo que el Ejército, la Guardia Nacional, la Marina y las policías mantienen operativos de búsqueda. Dámaso Castro Saavedra, vicefiscal General del Estado, dijo que las notificaciones de estos hechos se captaron en C-4, provenientes de los poblados de La Noria, en la sindicatura de Imala; el poblado El Doce, en Sanalona; en los fraccionamientos El Encanto, Villa Bonita, Los Ángeles y en la Colonia el Palmito. Subrayó que cada uno de estos reportes se está verificando y confirmando en los sitios donde se reportó los supuestos “levantones” y en la Vicefiscalía de Desapariciones Forzadas inició la recepción de denuncias formales, por lo que no se tiene en forma oficial una cifra exacta de personas no localizadas de ambos sexos y distintas edades.

En mensajes cortos, divulgados en redes sociales, la Fiscalía General del Estado dio a conocer que no se descarta ninguna línea de investigación y se trabaja con todos los hechos registrados durante esta semana en Sinaloa a fin de no descartar ninguna línea de investigación que permita localizar a las personas afectadas. La dependencia estatal hizo notar que no se puede especificar el número de personas privadas de su libertad ya que aún se continúan recibiendo denuncias y atendiendo a los familiares de las víctimas.

El secretario de Seguridad Pública del Estado, Gerardo Mérida Sánchez, dijo que entre las cuatro y nueve de la mañana se tuvieron los primeros tres reportes, dos de ellos del medio rural de que 15 personas, miembros de tres familias, habían sido “levantadas”. Comentó que no se tienen evidencias de que estos hechos estén relacionados con los enfrentamientos registrados en la sierra de Badiraguato, donde tres personas del sexo masculino perdieron la vida y dos de ellos fueron decapitados.

Sobre los hechos, el gobernador Rubén Rocha Moya dijo que se investigan estos hechos y junto con fuerzas federales, mantienen un operativo de búsqueda de las personas reportadas como privadas de su libertad. Apuntó que existe una respuesta inmediata, por lo que se espera rescatar a las familias que han sido “levantadas”, entre ellas menores de edad. Uno de los últimos reportes captados en el C-4, proveniente de vecinos de la Colonia el Palmito, donde personas con armas de fuego se introdujeron a un domicilio y sacaron a Ricardo “N”, una mujer mayor y tres menores de edad, a los que subieron en camionetas.

AP

Telón de fondo

Así fue el “Culiacanazo”

“El Culiacanazo” del 17 de octubre de 2019 dejó una marca indeleble en la historia de Sinaloa y del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Este episodio, también conocido como el “Jueves Negro”, se desencadenó con el intento de captura de Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín “Chapo” Guzmán, en Culiacán, Sinaloa.

La recaptura de Ovidio Guzmán el pasado 5 de enero de 2024, según fuentes federales, reavivó la memoria de los eventos de 2019. En aquella ocasión, tras reportarse la captura de Ovidio, las fuerzas de seguridad se encontraron con una respuesta inesperada por parte del crimen organizado, que desató un caos sin precedentes en la ciudad.

El Presidente López Obrador, comprometido con una estrategia de seguridad distinta a la de administraciones anteriores, se vio enfrentado a una situación crítica. La incapacidad de las fuerzas de seguridad para contener la respuesta violenta de los grupos criminales puso en entredicho la eficacia de la estrategia gubernamental.

“El Culiacanazo” evidenció la vulnerabilidad de los esquemas de seguridad del Estado y provocó un ambiente de incertidumbre en la población. Las calles de Culiacán se convirtieron en escenarios de guerra, con bloqueos en múltiples puntos y vehículos incendiados que paralizaron la ciudad.

La liberación de Ovidio Guzmán, decidida supuestamente para evitar una mayor violencia y proteger a la población, generó un intenso debate sobre la efectividad de la estrategia gubernamental y la necesidad de replantear el enfoque en materia de seguridad.

Cuatro años después, “El Culiacanazo” sigue siendo un recordatorio de los desafíos que enfrenta México en su lucha contra el crimen organizado.

Crisis en Culiacán durante el sexenio de López Obrador

Durante el sexenio del Presidente Andrés Manuel López Obrador, la ciudad de Culiacán, en el Estado de Sinaloa, ha sido testigo de una serie de eventos que han sacudido los cimientos de la seguridad y la política. Desde el episodio conocido como “El Culiacanazo”, hasta el inesperado gesto del Mandatario al saludar a la madre de Joaquín “El Chapo” Guzmán, la región ha enfrentado desafíos sin precedentes hasta hoy.

En octubre de 2019, Culiacán se convirtió en el epicentro de una crisis nacional cuando las fuerzas del orden se vieron superadas por grupos del crimen organizado, desencadenando una ola de violencia y caos conocida como “El Culiacanazo”. 

Este evento, marcado por la liberación de Ovidio Guzmán, hijo del famoso narcotraficante “El Chapo” Guzmán, dejó al descubierto las vulnerabilidades del Gobierno frente al poderío de los cárteles de la droga.

Pero la polémica no se detuvo ahí. En un gesto que generó debate nacional e internacional, el Presidente López Obrador decidió saludar públicamente a María Consuelo Loera Pérez, madre de “El Chapo”, durante una visita a Culiacán en marzo de 2020. 

Este acto simbólico, visto por algunos como un gesto de humanidad y por otros como una muestra de complicidad, resaltó las complejidades de la política mexicana frente al narcotráfico y la justicia. 

Además de estas controversias, Culiacán ha enfrentado otro desafío crucial durante el Gobierno de AMLO: la creciente problemática del fentanilo. Con el aumento del tráfico de esta controvertida droga sintética, la ciudad se ha visto sumergida en una crisis de salud pública y seguridad.

Rebasada la GN

Para el abogado penalista Adolfo Gámez, la Guardia Nacional está totalmente rebasada, esto tras los hechos ocurridos en Culiacán, Sinaloa, en los que al menos 15 personas de distintas familias fueron secuestradas por hombres armados.

El especialista reclamó que la corporación federal, creada para el resguardo de la seguridad durante esta administración, no se haga presente en momentos donde suceden hechos delictivos de relevancia en Culiacán. 

“A mí lo que me preocupa es que si secuestran en tres o cuatro eventos en diferentes lugares y luego en una hora normal de actividades en el día donde no hay ninguna detención significa que la Guardia Nacional está totalmente rebasada o está enterada de todo lo que va a ocurrir y es lo que me va a preocupar porque se me hace curioso que pasan estos eventos y no está el policía de la esquina, el que siempre va a trabajar, eso me preocupa porque ya saben a qué hora pasa y dónde están o de plano ya saben los horarios permisibles para realizar actos criminales, es mi lectura”, dijo.

Los plagios por parte de grupos armados ocurrieron en la localidad de La Noria, en la sindicatura de Imala; y El Carrizalejo, además de los fraccionamientos Villa Bonita, Belcantto, Los Ángeles, y en la Colonia El Palmito.

Andrés Manuel López Obrador justificó saludo a mamá del “Chapo”

Hace cuatro años, el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, vivió un controvertido episodio con su gesto de saludo a María Consuelo Loera Pérez, madre de Joaquín “El Chapo” Guzmán, durante una gira por Sinaloa en marzo de 2020.

En su conferencia matutina en Palacio Nacional, López Obrador defendió su acción, afirmando que responder al saludo de la madre del narcotraficante más famoso de México era un acto de respeto hacia una anciana, y no una muestra de complicidad o impunidad. 

“Me bajé y fui donde estaba ella a saludarla y ya ¿Y? ¿Qué se me quita? ¿Qué pierdo? ¡Nada, nada, nada!”, expresó el Presidente.

Aludiendo a críticas sobre una posible imagen negativa derivada del encuentro, López Obrador subrayó que su “tribunal es su conciencia” y que no se arrepentía de su acción.

Además, el Mandatario recordó el operativo de 2019 para capturar a Ovidio Guzmán, hijo del “Chapo”, y defendió la decisión de liberarlo para evitar pérdidas de vidas humanas de “inocentes”.

Estas declaraciones resurgen en medio de un ambiente político tenso, donde López Obrador ha sido cuestionado por su enfoque en materia de seguridad y justicia, especialmente en lo relacionado con la lucha contra el narcotráfico y la violencia en México.

El recuerdo de este episodio sugiere uno más de los conflictos en la Presidencia de López Obrador, donde la moralidad y la política se entrelazan en un contexto marcado por la complejidad de los desafíos que enfrenta México en materia de seguridad y justicia.

El Presidente causó polémica tras saludar a María Conseuelo Loera Pérez, en 2020. EL INFORMADOR/ Archivo

Voz del experto
Rafael Trejo, abogado penalista

Tiene que haber respuesta de las autoridades

Los hechos ocurridos en la ciudad de Culiacán, Sinaloa, en los que se ha confirmado el secuestro de hasta 15 personas en las últimas horas, obligan a que haya una respuesta por parte de las autoridades de aquella Entidad.

Rafael Trejo, abogado penalista que labora en un despacho de Culiacán, reconoció que se trata de hechos lamentables; señaló que, pese a la incidencia delictiva registrada en aquella zona del país, las desapariciones múltiples no son comunes, aunque se hayan reportado números similares en anteriores ocasiones. 

Son hechos lamentables que afectan a la entidad porque hay un ambiente de consternación, de zozobra. Son hechos que no son comunes, las desapariciones y más por esa cantidad tan grande, te hablo de casos de 19 hasta 40 personas sin que exista una cifra oficial por parte de las autoridades, tiene que haber respuesta”, dijo.

Trejo exige una respuesta enérgica por parte de las autoridades de los tres niveles de Gobierno para controlar estos hechos en el estado de Sinaloa. “Un sólo hecho de una desaparición de una persona ya resulta lamentable, ya hablar de 19, 20 es obviamente más lamentable y como ciudadano se esperaría una respuesta enérgica por parte del Estado para parar esto”.

Droga sintética

Problema constante

  • En diciembre de 2019, tras el ataque a vehículos oficiales por parte de dos individuos, las autoridades de seguridad desplegaron un operativo que condujo al hallazgo del primer laboratorio clandestino para la producción de fentanilo en la historia de México. Este laboratorio fue descubierto en Culiacán, Sinaloa.
  • Cristóbal Castañeda Camarillo, entonces secretario de Seguridad Pública de la Entidad, detalló que el narcolaboratorio clandestino fue encontrado después de que dos individuos, que se desplazaban en una motocicleta y actuaban de manera sospechosa, intentaron evadir la acción policial. En respuesta, abrieron fuego contra un vehículo policial blindado, desencadenando una persecución que culminó en un domicilio ubicado en la Colonia Lomas de San Isidro. Durante la inspección del lugar, los agentes detectaron de inmediato un fuerte olor a químicos, lo que les alertó sobre la posible presencia del laboratorio clandestino.
  • Elementos federales aseguraron el 19 de febrero de 2023 un mega centro de manufactura de pastillas de fentanilo, ubicado en la Colonia Ampliación Antonio Toledo Corro, en Culiacán Sinaloa.
  • También detuvieron en flagrancia delictiva a tres hombres, aseguraron 530 mil pastillas de posible fentanilo, 30 kilogramos de probable fentanilo en polvo y 150 kilos de acetaminofén.
  • El 3 de diciembre de 2023, un bebé de un año de edad falleció por intoxicación en el Hospital Pediátrico de Sinaloa. El director de la institución, Carlos Mijail Suárez, confirmó que el deceso fue porque el bebé ingirió fentanilo y este caso sería la primera muerte infantil por esa droga.
  • El 6 de diciembre de 2023, seis jóvenes fueron ingresados al Hospital Civil por intoxicación por fentanilo; uno de ellos fue reportado como grave y otro requirió ser intubado.

CT

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones