Viernes, 22 de Octubre 2021

Plaza del Sol, entre anécdotas y familias

Más allá de las compras, este lugar se ha consagrado como un oasis para la convivencia, la relajación, el paseo y, por supuesto, está lleno de historias

Por: Norma Gutiérrez

Juan Manuel Aguilar y su familia (Trabajador). EL INFORMADOR / N. Gutiérrez

Juan Manuel Aguilar y su familia (Trabajador). EL INFORMADOR / N. Gutiérrez

Ante el ajetreo cotidiano de la ciudad, Plaza del Sol se ha consagrado como un oasis para encontrar la calma y la diversión entre sus pasillos. Durante 50 años, este recinto ha representado para los tapatíos el lugar perfecto para convivir en familia y escapar del aburrimiento en cuestión de segundos.

Más allá de la variedad de servicios que caracterizan a Plaza del Sol, la popularidad y cariño por este espacio radica en el ambiente de tranquilidad que se respira en su peculiar estructura arquitectónica, que por mucho, marcó tendencia y modernidad desde su apertura al apostar por espacios abiertos que permiten disfrutar de cálidas tardes cuando el antojo por una nieve llega al paladar.

Plaza del Sol es sinónimo de convivio, de risas, de reencuentros que alegran al alma, de esos segundos en que uno solamente quiere respirar profundo y cargar pilas en la comodidad de sus bancas y jardineras siempre llenas de verdor y frescura.

Considerar a Plaza del Sol como un ícono de servicios, gastronomía y diversión no es solo capricho de sus habituales visitantes, pues basta con prestar atención a las anécdotas que paseantes de otras fronteras comienzan a vivir en estos pasillos, que sin duda, no pueden irse de Guadalajara sin dedicar un par de días a explorar cada rincón de Plaza del Sol.

EL INFORMADOR / N. Gutiérrez

Marco Orozco (Licenciado en sistemas). “Vengo a Plaza del Sol desde 1982. Antes venía desde Vallarta Norte y ahora estoy más cerca por Expo Guadalajara. Regularmente vengo para hacer pagos de servicios como en Liverpool y aprovechar para buscar alguna ‘gusguería’. Plaza del Sol es un lugar con muchos años de historia, es un lugar cómodo para dar algún paseo porque hay variedad de tiendas y cosas. Lo más bonito es que sigue conservando sus espacios abiertos a diferencia de otros lugares que son completamente cerrados, además, es bastante amplia para toda la gente que viene. Cuando vengo con mi familia aprovechamos para buscar alguna amenidad y disfrutar de los eventos culturales que hay los sábados. Plaza del Sol es una de las plazas con más antigüedad, definitivamente es un ícono de la ciudad”.

EL INFORMADOR / N. Gutiérrez

Jonathan Sánchez (Programador). “Soy de Chihuahua, Chihuahua, tengo un año viviendo en Guadalajara y he venido como cuatro veces a Plaza del Sol porque me queda cerca de donde vivo y me agrada mucho visitarla. Por lo que sé, fue la primera plaza comercial de Guadalajara y tiene un toque muy particular por sus espacios al aire libre, en Chihuahua tenemos plazas muy americanizadas y techos cerrados. De Plaza del Sol se me hacen agradables sus fuentes y espacios de juegos al aire libre, además de sus tiendas. Normalmente vengo a comerme una nieve y a los restaurantes que tienen un poco de todo”.

EL INFORMADOR / N. Gutiérrez

Alma Delia Sánchez (Asistente educativa). “Tengo más de 15 años viniendo a Plaza del Sol, regularmente vengo de Santa Teresita o de Tetlán. Me parece una plaza cómoda, que está muy bien y con muchos locales en los que encuentras diversidad de productos o servicios. Casi siempre vengo a Soriana y Suburbia a comprar cosas que necesito, pero también llego a comer por su variedad de restaurantes en pizzas, quesadillas, burritas o hasta comida china, tienen menús muy variados. Creo que Plaza del Sol es de la más bonitas y muy bien adecuada con sus espacios abiertos cuando es temporada de calor”.

EL INFORMADOR / N. Gutiérrez

Antonio Lomelí (Comerciante). “Tengo viniendo a Plaza del Sol desde hace 40 años, siempre me ha gustado este lugar, todo está bien. Me gusta la variedad de servicios que tiene, desde nieves hasta ropa. En familia siempre venimos a pasar un rato en las tardes porque es una plaza tranquila, con muchos visitantes y variedad de comida. Me gustaría que cuando haya actividades hubiera más espacios con sombra”.

EL INFORMADOR / N. Gutiérrez

Juan Manuel Aguilar y su familia (Trabajador). “Tengo muchos recuerdos en Plaza del Sol, porque yo trabajaba en Calzado Canadá y venía a traer productos a la plaza desde la fábrica que estaba en la calle de Jazmín y González Gallo. Cuando empezó esta plaza pusieron una exhibición para que los visitantes vieran cómo se fabricaba el calzado, yo tenía como 18 años y ahora tengo 69, me tocó todo el proceso de Plaza del Sol. Plaza del Sol fue la primera en su tipo, realmente fue el ‘boom’ de las plazas comerciales y para mí sigue siendo la más accesible porque llegas fácil desde cualquier punto de la ciudad, yo vengo desde Fovissste Miravalle, pero anteriormente venía desde el barrio de San Juan de Dios. Creo que Plaza del Sol mantiene su esencia, siempre con gente muy amable, nunca he visto ningún problema en ninguna tienda. Por lo general vengo a pasar las tardes con mi esposa y mis hijas”.

Tapatío

Temas

Lee También