Sábado, 02 de Marzo 2024

Liberan al ex presidente peruano Alberto Fujimori

Pese a oposición de la Corte Interamericana, el Gobierno de Dina Boluarte lo excarceló

Por: El Informador

Alberto Fujimori (al centro) fue puesto en libertad en cumplimiento de una orden del Tribunal Constitucional, a pesar de las críticas de la comunidad internacional. AFP

Alberto Fujimori (al centro) fue puesto en libertad en cumplimiento de una orden del Tribunal Constitucional, a pesar de las críticas de la comunidad internacional. AFP

El ex presidente peruano Alberto Fujimori salió ayer de la cárcel, donde cumplía una condena de 25 años por el asesinato de 25 civiles durante su Gobierno, a raíz de una controvertida orden del Tribunal Constitucional.

El alto tribunal ordenó la víspera su liberación inmediata pese a que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) pidió al Estado peruano que no ejecute esa disposición constitucional hasta que el organismo internacional cuente con todos los elementos necesarios para analizar si el fallo cumple con todas las condiciones.

La excarcelación requerida el martes demoró hasta un día después por un error de trámite subsanado durante la jornada.

Es la segunda vez que Fujimori, de 85 años, es liberado.

La primera fue la noche de Navidad de 2017 cuando el ex mandatario estaba internado en una clínica por una caída de su presión sanguínea y recibió un indulto humanitario del entonces presidente Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018), cuyo débil Gobierno necesitaba el apoyo de una parte de la bancada fujimorista.

El indulto fue anulado en 2018 por la Corte Suprema que lo consideró “incompatible con las obligaciones internacionales”. Fujimori retornó a prisión en 2019.

En esta ocasión Fujimori -que gobernó entre 1990-2000- salió en un vehículo acompañado de su hija mayor Keiko Fujimori, la líder del partido derechista Fuerza Popular, y de su hijo menor el ex congresista Kenji Fujimori.

Ni la presidenta Dina Boluarte ni sus ministros se han manifestado de forma pública sobre su ex carcelación, pero el jefe de la agencia carcelaria, Javier Llaque, dijo la víspera a la radio local RPP que Fujimori no fue liberado el martes por un error de trámite del Tribunal Constitucional que debía ser subsanado al día siguiente.

AP

La CorteIDH y otras organizaciones rechazan su libertad

El presidente de la CorteIDH, Ricardo Pérez Manrique, emitió una resolución de rechazo a la orden de excarcelación antes de ejecutarse en la que indicaba que era para “garantizar el derecho de acceso a la justicia” de los 25 peruanos asesinados en dos masacres durante el Gobierno de Fujimori.

Volker Turk, Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, dijo en la red social X, antes Twitter, que la orden del Tribunal Constitucional de liberar a Fujimori “es un retroceso preocupante” y añadió que “cualquier liberación humanitaria de los responsables de graves violaciones de los derechos humanos debe estar en consonancia con el derecho internacional”.

“Vivimos en una orfandad porque no tenemos instituciones de ningún tipo capaces de defendernos”, dijo Gisela Ortiz, hermana de una de las víctimas por las que Fujimori fue condenado. “Perú da la imagen de un país donde no se garantizan los derechos de las víctimas y donde los temas de derechos humanos no tienen ninguna importancia”, añadió.

¿Por qué Fujimori estaba encarcelado?

El ex presidente peruano fue condenado en 2009 como autor mediato en dos matanzas ejecutadas por un escuadrón militar que combatía al grupo terrorista Sendero Luminoso. La primera ocurrió en 1991 en Lima, en una zona pobre llamada Barrios Altos, donde militares encapuchados ingresaron a una fiesta y mataron con fusiles a 15 vecinos, incluido un niño de ocho años.

La segunda matanza fue en 1992 cuando los mismos militares secuestraron y asesinaron a nueve universitarios y un catedrático de la Universidad Enrique Guzmán y Valle.

Según la sentencia, el grupo militar funcionaba como una oficina de arquitectura y era financiado por la gestión de Fujimori.

Perfil

El hombre de la mano dura en Perú

Alberto Fujimori es uno de los personajes más polémicos de la historia política del Perú. Nacido en Lima en 1938, Fujimori estudió matemáticas y física en la Universidad Nacional Agraria La Molina, donde obtuvo su licenciatura en 1961. 

Comenzó su carrera política en 1990, cuando se presentó como candidato a la presidencia del Perú por el partido Cambio 90. Su campaña se centró en la lucha contra la corrupción y la inseguridad ciudadana, y logró captar el apoyo de un sector importante de la población peruana. En las elecciones presidenciales, Fujimori obtuvo el 28% de los votos, lo que lo llevó a disputar una segunda vuelta con el candidato de izquierda Mario Vargas Llosa.

En la segunda vuelta, Fujimori logró una victoria sorprendente, obteniendo el 62% de los votos. Su mandato comenzó en medio de una crisis económica y política, con un país sumido en la hiperinflación y el terrorismo del grupo armado Sendero Luminoso. Fujimori tomó medidas drásticas para enfrentar estas crisis, entre las que destacan la privatización de empresas estatales, la reducción del gasto público y la lucha contra el terrorismo.

Sin embargo, el mandato de Fujimori también estuvo marcado por la controversia. En 1992, Fujimori dio un golpe de Estado y disolvió el Congreso peruano, argumentando que era necesario para enfrentar la corrupción y la inestabilidad política. Este acto fue ampliamente criticado por la comunidad internacional y por muchos peruanos, que lo consideraron un ataque a la democracia.

A pesar de esto, Fujimori logró mantenerse en el poder y llevar a cabo importantes reformas económicas y sociales. Durante su mandato, el Perú experimentó un crecimiento económico sostenido y una reducción significativa de la pobreza. 

Sin embargo, el legado de Fujimori también está marcado por los abusos a los derechos humanos cometidos durante su Gobierno. En particular, se le acusa de haber ordenado la creación del Grupo Colina, un escuadrón de la muerte que asesinó a decenas de personas durante la lucha contra el terrorismo. Además, se le acusa de haber violado la libertad de prensa y de haber utilizado la corrupción para mantenerse en el poder.

En 2000, Fujimori huyó del país en medio de un escándalo de corrupción y abusos a los derechos humanos. Fue capturado en Chile y extraditado al Perú, donde fue condenado por corrupción y violaciones a los derechos humanos. 

ESPECIAL

CT

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones