Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Internacional | Piden a las dos cámaras del Reino Unido impedir la entrada del presidente de EU

Diputados británicos rechazan visita de Trump al Parlamento

Piden a las dos cámaras del Reino Unido impedir la entrada del presidente de EU

LONDRES, INGLATERRA (30/ENE/2017).- Varios diputados británicos pidieron este lunes a los líderes de las dos cámaras parlamentarias del Reino Unido que impidan que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se dirija al Parlamento durante su visita oficial a este país.

Con apoyo de colegas de otros partidos, el laborista Stephen Doughty presentó la moción, donde se pide a los presidentes de las Cámara de los Comunes, John Bercow, y de los Lores, Peter Fowler, que "no den permiso al Gobierno de su Majestad para que el presidente Trump pronuncie un discurso en Westminster Hall o en ningún otro lugar del Palacio de Westminster".

La moción "deplora" la decisión del republicano de vetar la entrada a EU a personas de siete países con mayoría de población musulmana (Sudán, Iraq, Somalia, Siria, Libia, Yemen e Irán), así como sus comentarios sobre las mujeres y la tortura.

La primera ministra británica, la conservadora Theresa May, invitó a Trump a hacer una visita de Estado al Reino Unido, con la reina Isabel II como anfitriona, tras reunirse la semana pasada con él en la Casa Blanca.

Los diputados consideran que no sería apropiado que el líder estadounidense se dirigiera a las dos cámaras parlamentarias desde el lugar en que lo hizo en 1996 el entonces presidente de Suráfrica, Nelson Mandela, o donde yació en su féretro el ex primer ministro conservador Winston Churchill.

Barack Obama fue el primer presidente de Estados Unidos en pronunciar un discurso en el histórico Westminster Hall, en 2011, mientras que Bill Clinton y Ronald Reagan y, más recientemente, la canciller alemana, Angela Merkel, lo hicieron en la menos emblemática Galería Real.

Las visitas de Estado al Reino Unido suelen incluir un discurso del líder invitado ante las Cámaras del Parlamento, cuyos miembros se juntan para la ocasión, entre otros actos protocolarios.

A raíz de la decisión de Trump de suspender el programa de refugiados de su país y la entrada de ciudadanos de determinados territorios, la oposición política británica, así como más de un millón de personas -que han respaldado una petición por internet-, han pedido a May que suspenda la visita.

Pese a todo, un portavoz de May ha confirmado hoy que la visita de Trump seguirá adelante, en una fecha aún por concretar, pues la primera ministra "está muy contenta" de haberle invitado y tiene "muchas ganas" de recibirlo.

"Hemos cursado una invitación al presidente, él la ha aceptado y es correcto que sigamos fraguando nuestra estrecha relación", zanjó la fuente.

Temas

Lee También

Comentarios