Sábado, 04 de Diciembre 2021

Al menos 15 heridos tras nuevo atentado en una mezquita en Afganistán

El atentado ocurrió hoy viernes mientras un grupo de personas se encontraba orando en una mezquita ubicada en la aldea de Reli, en el distrito de Spinghar en Nangarhar

Por: EFE

El atentado ocurrió en una mezquita de Afganistán durante el día sagrado para los musulmanes. AFP

El atentado ocurrió en una mezquita de Afganistán durante el día sagrado para los musulmanes. AFP

Al menos 15 personas resultaron heridas, alguna de gravedad, en un atentado con bomba este viernes en una mezquita en la provincia de Nangarhar, en el este de Afganistán, en un nuevo ataque contra un templo durante el día sagrado para los musulmanes.

La explosión se produjo hacia el mediodía durante las oraciones del viernes en una mezquita en la aldea de Reli, en el distrito de Spinghar en Nangarhar, según afirmó el portavoz provincial de los talibanes, Hanif Nangerhary.

"Desafortunadamente enemigos del islam y de los afganos colocaron explosivos en el interior de la mezquita. (Al menos) 15 personas resultaron heridas, aunque por fortuna aún no tenemos información de fallecidos", explicó Nangerhary.

Uno de los fieles que se encontraba en la mezquita, Hamidullah Lawang, detalló que la bomba estaba colocada bajo el "mehrab", el lugar donde se sitúa el imán, y "la explosión se produjo cuando la gente escuchaba el discurso" del religioso.

"Nuestro imán se encuentra gravemente herido y otros menos. Las ventanas y las puertas de la mezquita se rompieron", reveló Lawang.

Otros atentados en mezquitas de Afganistán

Ningún grupo ha reclamado todavía la autoría del ataque, aunque el mes pasado el grupo yihadista Estado Islámico (EI) reivindicó dos grandes atentados suicidas contra mezquitas en Afganistán.

En aquellas dos ocasiones los templos pertenecían a la minoría chií, aunque según la información inicial en esta ocasión los fieles no profesan esa rama del islam, considerada apóstata por los yihadistas del EI, que poseen su bastión en Nangarhar.

Esos atentados se produjeron dos viernes consecutivos, el 8 y el 15 de octubre, en la provincia norteña de Kunduz y en la meridional Kandahar, y dejaron respectivamente al menos 80 y 60 muertos, y más de un centenar de heridos.

Entonces la comunidad chií criticó que los talibanes les habían confiscado todas o gran parte de las armas, lo que hacía casi imposible protegerse contra este tipo de ataques suicidas.

El grupo yihadista ha multiplicado sus ataques en Afganistán desde la retirada final de las tropas de Estados Unidos de Afganistán poco antes de la medianoche del pasado 31 de agosto, el mayor de ellos el atentado contra el aeropuerto de Kabul que el pasado 26 de agosto causó unos 170 muertos.

Los talibanes han lanzado una serie de operaciones en buena parte del país contra el Estado Islámico, que todavía continúan, en las que han muerto o han sido detenidos decenas de yihadistas en al menos ocho de las 34 provincias afganas.

Analistas y expertos han señalado que el grupo yihadista se ha convertido en la mayor amenaza a la seguridad del Gobierno talibán en Afganistán, al estar detrás de ataques casi diarios contra los fundamentalistas. 

MF

Temas

Lee También