Sábado, 02 de Marzo 2024

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Una disculpa a Alondra

Por: Rubí Bobadilla

Una disculpa a Alondra

Una disculpa a Alondra

La figura de la disculpa pública figura dentro de la Ley General de Víctimas como uno de los mecanismos de reparación del daño por parte de las autoridades.
 
Si bien no cambia la situación ocurrida, representa el reconocimiento público por parte de las mismas de fallar en su responsabilidad de velar por el bienestar de las víctimas antes de que ocurrieran los hechos.

La disculpa pública ofrecida ayer por el Gobierno de Jalisco, en voz del Secretario General de Gobierno, Enrique Ibarra, por el feminicidio de Alondra Guadalupe, asesinada en 2017, y otras tantas mujeres quienes hoy ya no están, es un paso en el cual el Estado reconoce que ha fallado en el establecer mecanismos de protección a las mujeres y en la prevención de la violencia de género. 

El hecho es de relevante análisis porque además ocurre a menos de un mes de que el Gobernador de Jalisco asegurara que Jalisco es ejemplo en la búsqueda de justicia por la ocurrencia de Feminicidios en la Entidad, y también es de analizarse porque precisamente es el secretario de Gobierno y no el Gobernador quien rinde la disculpa.

En el mensaje Ibarra Pedroza reconoce que Jalisco le ha fallado a las mujeres que hoy ya no están, a sus hijas e hijos, pese a que esta administración ha insistido en que este tipo de violencia es el resultado de la "descomposición familiar".

Pero no es así. Jalisco tiene dos Alertas de Violencia de Género activas, una local y una federal, que no han impedido que en la Entidad cada mes, en promedio, sean asesinadas de manera violenta 16 mujeres, de acuerdo con estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.
 
El problema es que, si bien la disculpa pública es un gran avance en el reconocimiento de los errores (si es que estas son sinceras y no un acto público más), no basta con ello para generar un cambio. Hoy Alondra ya no está.

El verdadero sentido deviene de generar compromisos y políticas públicas que ayuden a que no se repitan los hechos, a que no existan más feminicidios, que no haya más "Alondras", y ahí es donde se pone en duda, pues, si no han servido dos Alertas de Violencia de Género ¿una disculpa pública lo hará? Les queda un año de Gobierno ¿de verdad veremos cambios reales y no solo bailes de cifras?

No basta tampoco con generar mensajes en medios o redes sociales en busca de hacer consciencia sobre la violencia, es necesario que desde las escuelas se genere esta consciencia, se enseñe a las infancias sobre los tipos de violencia, cómo identificarla, que el mensaje se replique en casa, que el Estado genere mecanismos reales para sacar a las víctimas de sus núcleos de agresión y que se garantice su protección y el resguardo de su vida y la de sus hijas e hijos, fallas principales por las cuales Alondra hoy ya no está.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones