Lunes, 16 de Mayo 2022

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Una ciudad hecha nudos

Por: Argelia García F.

Una ciudad hecha nudos

Una ciudad hecha nudos

En la era de la comunicación, en la que todos necesitamos compulsivamente -no solo saber del otro-, sino saber qué hace el otro y con quién pasa sus fines de semana, qué y dónde come, a dónde viaja y en qué sitio se hospeda y por ende desde esta otra parte darle a conocer cada detalle de nuestra vida al mundo entero, nuestra fe se enraíza en el dios internet. Sí, es una herramienta que nos ha cambiado la vida manteniendo cerca a los de lejos y accesando a un mundo de información infinita de la que hemos aprendido (espero) muchísimo. La inmediatez con la que se nos revela un universo, cualquiera que este sea es realmente impresionante. Tenemos a disposición con un par de clicks cualquier tema, cualquier disciplina: medicina, artes escénicas, conciertos, arquitectura, noticias; en fin todo es accesible según nuestro motor de búsqueda.

El internet vuela para fines prácticos casi inmediatamente (a la velocidad de la luz) a través de fibra óptica, a excepción de los nodos que al no ser de este material ralentizan el proceso “una nada”. En México existen aproximadamente 500 mil km de fibra óptica que pertenece a distintas compañías: CFE, Telmex, Bestel (de Televisa), Totalplay y Megacable. De estos 500 mil km que se extienden por toda la República mexicana de los cuales al parecer estamos cortos por el avance tecnológico, me gustaría saber cuántos están hechos nudo en los postes de las ciudades y pueblos. No hablo ya de la belleza que le restan a la imagen pública sino al orden que ésta y todos necesitamos. No hablo ya de un proyecto ambicioso de cablear de manera subterránea (por lo menos) los centros de las ciudades sino de exigir a estas compañías hacer su trabajo no entorpeciendo y violentando la imagen que pertenece a todos. La contaminación visual existe y en esta ciudad somos víctimas de ella por muchos factores: los tan polémicos espectaculares y los nudos de cables para mí son las principales. En una estado que está hecho bolas en cualquier tema me pregunto quién debería de empezar a deshacer los nudos de los cables que nos transportan la bendición de estar comunicados y conectados. Nos hemos mal acostumbrado a ser testigos del deterioro esquina a esquina de nuestra ciudad. El trabajo de mantener limpia, funcional y ordenada una casa, un edificio, una colonia o una ciudad es tan importante que solo se nota si no se hace. Bueno, acá por años no se ha hecho la chamba básica. Ahora que tan impetuosamente nos quieren hacer valorar los grandes proyectos que “cambiarán” el rumbo de la ciudadanía, yo apostaría por exigir lo primordial para después empezar a soñar. Eso sí, cualquier solución a este problema o experiencia de otras ciudades y países al respecto, queridas autoridades, están tan lejos como un par de clicks.

argeliagf@informador.com.mx • @argelinapanyvina

Temas

Lee También