Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 18 de Agosto 2018

Ideas

Ideas |

Sin ellos no hay voto

Por: Lourdes Bueno

Sin ellos no hay voto

Sin ellos no hay voto

“Cuando se llevaron a otros, guardé silencio…” Niemoller

Hoy que se llevan a nuestros jóvenes, que nadie se quede en silencio.

Hace unas semanas, aun en medio del ambiente de violencia y corrupción, y de la inconsistencia de los candidatos, los mexicanos tenían una rendija de esperanza para elegir al próximo presidente.  Pero esta ilusoria se extinguió hace unos días con la enorme insensibilidad de todos los candidatos ante la desaparición de tres jóvenes estudiantes, esta vez, en la zona metropolitana de Guadalajara.

“Mire ‘seño’, lo que más duele es el abandono en que nos dejan… la Fiscalía todo lo esconde, no le conviene. Y uno piensa, ¿de qué me sirve que los candidatos prometan acabar con la corrupción, si cuando nos roban la vida no hacen nada? ¿De qué le sirve a mi hijo desaparecido que ofrezcan un cambio, si hoy, cuando el dolor lacera, cuando el alma y la carne viva están golpeadas por la desaparición forzada de mi muchacho, ellos, las instituciones, y los candidatos, están ausentes…?

Porque aunque no lo crea, ningún candidato se ha apersonado…ni los ‘disque’ independientes… ninguno nos ha dado siquiera palabras de consuelo… Ellos, a lo suyo: a ganar, y la población a lo nuestro: a llorar la perdida, ignorada agonía, los dolorosos asesinatos de nuestros muchachos. Y entonces es cuando uno despierta y dice: basta. Porque si hoy no están con nosotros para buscar a nuestros hijos, mañana la población no estará con ellos para votar.

Porque nada vale más a las madres, a las familias de México que sus hijos. Entonces, nada justifica el silencio y la ausencia de los candidatos en estos momentos. Pero en la marcha no estuvieron, están muy ocupados con sus discursos y no miran el dolor de la gente. Y entonces, de nada valen los millones para ganar… ganar que… porque a la gente, si no están junto a ella, ya la perdieron.

Entre ellos si gritan… que si tú, que si él… Todos han sobado la corrupción. Y ahora, qué calladitos están cuando la gente los necesita, cuando se trata de reclamarle al Gobierno, ese que ‘disque’ quieren cambiar. Ni chistan para no quedar mal con el jefe… Al final creen que la gente todo aguanta, pero no ‘seño’, ya no. Ya no queremos más muertos, ni más desaparecidos. Los queremos vivos.

Y si quieren votos, que sean ellos los que más griten, los que más acusen, saben dónde, saben a quién, luego, ¿qué les falta…? Entonces, si no ahora, cuando van a demostrar que están con la gente. Por eso ‘seño’, así, derecho, si no se juntan con acciones para encontrar a nuestros hijos, si no están de nuestro lado, nosotros tampoco… Que llenen las urnas con los fantasmas que reviven en los ‘cochupos’ acostumbrados. Porque si no se suman a la gente, las urnas estarán vacías, como vacíos están nuestros hogares sin los hijos que nos arrancaron…”

José, en llanto vivo, corta su arenga. Él, un hombre fuerte, recio, está quebrado por un sistema inhumano, corrupto, cómplice, que abrió una guerra donde ofreció a la población como víctima y se escondió entre reflectores pagados e instituciones corruptas.

Porque en México hay muchos más de los 32 mil desaparecidos oficiales. Y la mitad de ellos son jóvenes entre 15 y 29 años. Por eso, este sexenio pasará a la historia como el periodo más oscuro de la vida del país, uno que puso a sus jóvenes en manos del crimen. Y en el que solo los fantasmas irán a votar.

Temas

Lee También

Comentarios