Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 14 de Noviembre 2018

Ideas

Ideas |

Sexto Informe: Como te ves, me vi

Por: Diego Petersen

Sexto Informe: Como te ves, me vi

Sexto Informe: Como te ves, me vi

Nadie es tan feo como en su credencial de elector ni tan guapo como en su Facebook, reza un adagio posmoderno que yo escuché por primera vez de María Marván. Lo mismo podemos decir de los presidentes: ninguno es tan inteligente como el día de su toma de posesión ni tan idiota como el día de su Sexto Informe. Como en la entrada de los panteones, en la banda presidencial debería estar escrito en letras de oro “como te ves, me vi; como me ves, te verás” como una advertencia al Presidente entrante de que el camino hacia la ignominia no tiene regreso, el que entra Presidente sale tarugo.

El Sexto Informe se ha convertido en el suplicio de los presidentes; viven los momentos más difíciles del ejercicio del poder justo cuando el poder los ha abandonado. Díaz Ordaz dio ahí su explicación a la represión del movimiento del 68 y asumir su responsabilidad histórica; Luis Echeverría tuvo que explicar una devaluación, la primera en más de 20 años que llevó el dólar de 12.50 a 20.50, dos golpes letales. López Portillo hasta lloró, claro después de haber nacionalizado la banca y establecido un control de cambios para fijar el dólar en 70 pesos, cuando en el mercado libre estaba arriba de 100; De la Madrid se enfrentó en el Sexto Informe al fantasma del fraude: Porfirio Muñoz Ledo, quien ahora entregará la banda presidencial, inauguró aquel día la moda de las interpelaciones que a la postre terminaría con los informes pomposos y “el día del Presidente”. Salinas se presentó al informe con tres asesinatos a cuestas y el país en vilo. Zedillo es quizá el único que entregó un país mejor del que recibió, porque lo recibió hecho un desastre. En el último informe de Fox el fantasma del fraude volvió a rondar y López Obrador tenía paralizada a la Ciudad de México. Finamente Calderón llegó al Sexto Informe vituperado por su política de seguridad y después perder la elección frente al PRI. A Peña le toca mañana.

¿Hay algo que no sea fracaso en el Gobierno de Peña Nieto? Podemos decir que Peña hubiese sido un gran Presidente en el Maximato, es decir, si solo hubiera durado dos años

¿Hay algo que no sea fracaso en el Gobierno de Peña Nieto? Podemos decir que Peña hubiese sido un gran Presidente en el Maximato, es decir, si solo hubiera durado dos años. Los primeros 22 meses fueron de una eficiencia política digna de admiración y que lució doblemente tras doce años de ineficiencia política de los gobiernos del PAN. Después, lo mató la frivolidad. El Gobierno fue incapaz de leer la indignación social y las respuestas del Presidente lejos de reducirla solo ayudaron a incrementarla. Los hombres de la eficiencia política del siglo XX no estaban preparados para andar en los suelos gelatinosos de la posmodernidad y las redes sociales. Peña nunca entendió que México había dejado de ser corporativo.

Mañana, durante la grabación del mensaje a la nación, seguramente Peña se acordará cómo veía a Calderón, pero, sobre todo, lo seguro que se sentía de sí hace seis años. Se acordará que, él también, confundió el poder con la inteligencia, y la estupidez con la ausencia de poder.

(diego.petersen@informador.com.mx)

Temas

Lee También

Comentarios