Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 17 de Diciembre 2018

Ideas

Ideas |

Seguridad, el verdadero reto de AMLO

Por: Diego Petersen

Seguridad, el verdadero reto de AMLO

Seguridad, el verdadero reto de AMLO

El mandato del electorado el pasado 1 de julio fue muy claro: combate a la inseguridad y a la pobreza. Lo demás, incluyendo la cuarta transformación, es secundario frente a estos dos grandes temas. Ambos temas están relacionados, pero sin duda la seguridad es hoy lo más delicado, no solo porque ha invadido todos los terrenos de la República sino porque la inseguridad se ha convertido también en un depredador de la riqueza de todos los mexicanos, particularmente de quienes menos tienen.

Decía un amigo que no hay negocio que pierda en Excel, pues mientras sea en papel los números se pueden mover a placer. Lo mismo sucede con los planes de Gobierno: en el papel todos son buenos y todos funcionan, el problema es ponerlos en práctica. Más allá de ello, lo presentado por el equipo de López Obrador tiene algunas virtudes, al menos en el papel, pues trata de entender el problema como un asunto complejo y multicausal y no solo como un tema de policías (o peor aún, soldados) y ladrones.

Por primera vez se parte de que detrás de un gran narco hay un gran político. Esto es, no hay crimen organizado sin apoyo del Gobierno. Combatir la corrupción y los delitos financieros y fiscales, así como quitarles los apoyos burocráticos es fundamental para debilitar al crimen organizado.

Recuperar cárceles, que parece una obviedad, es fundamental para comenzar la construcción del Estado de Derecho

Otro punto novedoso tiene que ver con los procesos de desarme. La violencia es directamente proporcional al número de armas que circulan en una sociedad. Por supuesto que no es el único elemento, pero si sacamos de circulación la mitad de las armas vamos a bajar sin duda el número de muertes violentas.

Cambiar la perspectiva sobre las drogas para pasar de una visión prohibicionista a una preventiva si bien no evita la existencia de grupos delincuenciales sí les quita a los cárteles uno de sus ingresos más importante, pero sobre todo evita que las fuerzas del Estado dediquen energía y recursos a perseguir consumidores cuando el problema de violencia no está ahí. Recuperar cárceles, que parece una obviedad, es fundamental para comenzar la construcción del Estado de Derecho. Hoy las cárceles no solo son la escuela del crimen sino el espacio desde el que operan las mafias y grupos de crimen organizado. No será un proceso sencillo, y sin duda habrá pataleo y enfrentamientos en el proceso.

Hay elementos más aventurados, como la creación de la guardia nacional bajo el mando de la Sedena. Es quizá lo más arriesgado y complejo y lo que generará más discusión o la constitución moral, que parecen más rollo que un proyecto de seguridad. Aún así, como primer saque el proyecto de seguridad de López Obrador es sin duda un buen principio.

(diego.petersen@informador.com.mx)
 

Temas

Lee También

Comentarios