Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 26 de Mayo 2019
Ideas |

Respeten a los pueblos, cierren Los Laureles

Por: Rubén Martín

Respeten a los pueblos, cierren Los Laureles

Respeten a los pueblos, cierren Los Laureles

El incendio en el vertedero de Los Laureles continuaba sin extinguirse completamente hasta la tarde de ayer. En un comunicado, el Gobierno del Estado informó que se había controlado 95 por ciento del fuego que afectó al menos ocho hectáreas de las 74 hectáreas que tiene el basurero. El incendio inició la madrugada del lunes 15 de abril y desde su inicio produjo miles de toneladas de gases tóxicos que afectaron a los pueblos como El Salto, Tololotlán, Puente Grande, Juanacatlán y Tonalá.

Se trata de una situación gravísima de la que la autoridad no se hizo completamente responsable. Las acciones de las autoridades consistieron en las tareas combate al incendio y atención sanitaria básica a la población, como la entrega de cubrebocas y el ofrecimiento de revisiones médicas.

Pero a juicio de los especialistas y de los pobladores afectados, las medidas tomadas son totalmente insuficientes. El incendio en Los Laureles no se trata de cualquier incendio. Es una verdadera “pesadilla ecológica”, como la calificó Maité Cortes, directora del Colectivo Ecologista de Jalisco (CEJ).

“El peor escenario es un incendio como ese. Si hay una pesadilla ecológica, es ésta (…) En un vertedero de ese tipo hay plásticos, metales, pilas. Entonces, con la presencia de estos materiales seguramente se generan dioxinas y furanos”. Tales sustancias tóxicas contienen clorina, soluble en grasas y aceites, por lo que, al inhalarlos, se pueden depositar en los tejidos de seres vivos. La exposición a las dioxinas y furanos tiene efectos considerables sobre la salud ya que puede afectar órganos como el corazón, hígado, piel y la glándula tiroides. “Uno no debería exponerse a ese aire, pero ni cinco segundos, ni con cubrebocas, respirar ese aire es algo muy tóxico”, dijo la directora del CEJ (El Informador, 17 abril de 2019). A pesar de esta advertencia, decenas de miles de habitantes se expusieron a estos contaminantes letales.

A la misma conclusión llegaron los habitantes de El Salto. “La insoportable y maloliente contaminación que se genera con estas quemazones, resultan letales además de las molestias inmediatas a causa del humo y los contaminantes están las dioxinas y furanos ‘bioacumulables’ que al entrar a nuestros cuerpos se quedan en nosotros, produciendo enfermedades entre ellas el cáncer. Nuestros pueblos y sus buenas gentes no aguantan mas y se merecen otra cosa”, escribió Enrique Encizo, de la asociación Un Salto de Vida.

Los pueblos que han padecido la crisis ambiental que produce el basurero de Los Laureles están hartos de que los daños a su salud que sufren por mantener un negocio privado como es el basurero de Los Laureles, concesionado a la empresa Caabsa Eagle. Por eso han convocado a una reunión el domingo en la plaza principal de El Salto para organizarse y exigir el cierre del basurero.

Se trata de una respuesta política a una crisis ambiental que las autoridades no sólo no resuelven, sino que prolongan colocándose (como siempre) del lado de las inversiones y del capital, no del lado de la salud y la vida de los pueblos. Como bien expresó Enrique Encizo: “somos conscientes de que esta crisis socioambiental también es política y por ultimo moral, ni comienza ni termina en El Salto y Juanacatlán, ni se debe dejar pasar de lado, razón por la cual pedimos todo su apoyo para empezar a buscar la forma en que esta pesadilla que sufren los pueblos, termine”. 

Temas

Comentarios