Domingo, 13 de Junio 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Que la pluma tenga memoria

Por: José Ignacio Rasso

Que la pluma tenga memoria

Que la pluma tenga memoria

Hay que decirlo. Existen y existieron miles de reporteros, grupos de periodistas que durante años han estado en contra del presidente. Que han escrito mucho tiempo antes de que López Obrador llegara al púlpito presidencial. Que de forma ventajosa han publicado columnas con la firme intención de afectar su movimiento. Llenos de dolo han plasmado 136 artículos envenenados para socavar el éxito de la autollamada cuarta transformación. Prensa vendida y pagada con nuestros impuestos. Toda una conspiración.

Aquí desenmascaro a los articulistas para quitar ese velo de suspenso. Lamento decepcionar. No es Enrique Krauze, Jesús Silva-Herzog ni Aguilar Camín. Son los legisladores, diputados y senadores, y su columna, la Constitución. De hecho, y ahí va la bomba, uno de los impulsores de cambios a las leyes en el 2007 y 2014, es el presidente. Uno más que se suma a la lista.

Dichos “columnistas” durante años fraguaron un complot organizado y malintencionado, para no dejar a López Obrador hacer lo que quiera, cuando quiera y como sea. Y que su fin no se justifique por cualquier medio.

Dejaron por escrito reglas y reglas estorbosas para incomodar al presidente y contar con un marco legislativo que lo limite. Lo hicieron también con el INE, con el Tribunal Electoral, con el Poder Judicial y otros organismos autónomos, con la firme y visionaria idea de no dejarlo gobernar.

Yo entiendo que el presidente crea que la justicia está por encima del Derecho, pero existe el problema de quién define lo que es o no es justo. Permanece el conflicto de dejarlo a la interpretación de una sola persona. Hoy y en los sexenios que vengan.

Entiendo que para López Obrador la “libertad está por encima de cualquier otra disposición o de cualquier reglamento” pero ¿Qué pasaría si todos, el pueblo bueno y el malo, actuáramos bajo la misma premisa en las calles, en nuestro trabajo y en la vida?

Y es que podemos estar o no de acuerdo con las opiniones de Roger Bartra, Jorge Zepeda y Viri Ríos. Podemos cambiar de canal y no escucharlos. Podemos discutir o dejar de leer a Héctor de Mauleón, Macario Schettino, Denise Dresser, Álvaro Delgado, entre muchos otros. Pero no podemos ignorar la Constitución.

Porque la Constitución es ese reportero que ha dejado huella, es la suma de millones de voces, luchas y debates que han escrito reglas y argumentos en defensa de la democracia y la convivencia. Una serie de artículos y acuerdos que deben ser respetados, debatidos, cuestionados, actualizados, pero no pisoteados. Porque es válido, en una democracia constitucional, buscar modificar artículos a través de los procesos ya establecidos, pero no mediante engaños ni la manipulación.

El respeto a las reglas debe ser del interés de todos. Que la pluma tenga memoria y que la tinta quede plasmada. Creo en las instituciones y en la defensa de la Constitución.

@JoseiRasso

Temas

Lee También